Superbacterias: la lucha que no cesa

Es un problema de salud de primer orden: muchos antibióticos están de­jando de ser efectivos porque las bacterias diana se han vuelto resistentes a ellos.

Staphylococcus aureus

Staphylococcus aureus

coloniadebacterias

Se trata de las superbacterias, cepas de microorganismos que han sido capaces de mutar su ADN a lo largo de generaciones para poder sobrevivir. Cuando son atacadas por los fármacos, las bacterias entran en una situación de estrés que les induce a captar el ADN de otras bacterias a las que no les afecta un antibiótico determinado.

Se trata de una estrategia adaptativa que hemos acelerado con el uso masivo y a menudo incorrecto que hacemos de los antibióticos, como la automedicación o los tratamientos incompletos, y que ha empujado a estos organismos a do­tarse de un superescudo multirresistente que puede repeler la acción de numerosos fármacos a la vez.

Alexander Fleming, el padre de la penicilina

Más información

Alexander Fleming, el padre de la penicilina

7

Fotografías


Muchos laboratorios están trabajando para contrarrestar esa enorme ca­­pacidad defensiva, entre ellos el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, donde un equipo liderado por Daniel López ha desarrollado una forma de desactivar esos escudos protectores bacterianos donde se hallan los complejos proteicos relacionados con la resistencia a los antibióticos, denominados balsas de lípidos.

«Hemos descubierto que las estatinas, un grupo de fármacos usados para tratar a pacientes con colesterol, pueden ser eficaces para luchar contra esas superbacterias cuando se suministran junto con antibióticos convencionales», explica López. Las estatinas rompen esas balsas de lípidos, permitiendo la actuación habitual del antibiótico. Las pruebas se han realizado con Staphylococcus aureus, una bacteria que causa estragos en ambientes hospitalarios y que es resistente a un antibiótico muy habitual, la meticilina.

Es de esperar que este gran avance en la lucha contra las superbacterias vaya en paralelo a un uso más racional de los fármacos

Es de esperar que este gran avance en la lucha contra las superbacterias vaya en paralelo a un uso más racional de los fármacos. De lo contrario, esos diminutos seres unicelulares se verán impelidos a construirse barricadas cada vez más infranqueables.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?