Solidarity, el ensayo clínico mundial de la OMS contra el coronavirus

España, junto a Noruega, ha sido el primer país en incorporar pacientes de COVID-19 a este estudio que pretende evidenciar la eficacia de algunos tratamientos ya existentes en el mercado para tratar otras enfermedades.

De momento son 45 los países que participan en el Solidarity Trial.

De momento son 45 los países que participan en el Solidarity Trial.

Foto: iStock

De momento son 45 los países que participan en el Solidarity Trial.

El ensayo internacional Solidarity Trial, promovido por la OMS y destinado a comprobar la eficacia contra el Covid-19 de cuatro tratamientos ya existentes para otras enfermedades ha comenzado su andadura, y justamente son España y Noruega los dos primeros países en incorporar los primeros pacientes al macroestudio. En concreto, en el caso de España, los enfermos que participarán en este programa piloto han sido tratados en el Hospital Clínico San Carlos, en Madrid.

De momento son 45 los países que participan en el Solidarity Trial, una prueba que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha calificado de "histórica" porque va a reducir drásticamente el tiempo necesario para tener la evidencia de que un fármaco es eficaz. "Y debemos seguir la evidencia, no hay atajos", ha dicho el director general de la OMS.

Debido a la urgencia por tener resultados objetivos, los fármacos que se testarán no han sido escogidos por su potencial final, sino por otros criterios: son fáciles de utilizar desde ya mismo; se conoce su seguridad y perfil de toxicidad; y por último, se ha comprobado que hay un abastecimiento necesario para tratar a millones de personas.

Tres opciones prometedoras contra el coronavirus

Más información

3 antivirales contra el coronavirus

Fármacos a prueba

Así pues, mientras en todo el mundo siguen las investigaciones sobre vacunas -pueden tardar 18 meses en llegar- y otros tratamientos preventivos, Solidarity Trial pretende evidenciar la efectividad de tratamientos ya existentes en el mercado -solos o combinados- con los que ahora se está tratando a pacientes con COVID-19 en todos los hospitales y unidades de curas intensivas.

Estos tratamientos son:

-Remdesevir: es un fármaco antiviral que desarrollaron en Gilead Sciences como tratamiento contra el virus del ébola y las infecciones provocadas por el virus de Marburg, aunque después se descubrió que ejercía una buena actividad contra otros virus: el virus sincitial respiratorio, el virus Junín, el virus de la fiebre de Lassa y el coronavirus que causa el MERS.

-Ritonavir o Lopinavir: és un tratamiento antiviral que se utiliza combinado para tratar el VIH. Este tratamiento, que a menudo se prescribe en dosis bajas con otros inhibidores de la proteasa, se conoce como terapia antiretroviral altamente activa. Puede usarse junto con otros medicamentos para el tratamiento de la hepatitis C.

-Cloroquina y hidroxicloroquina. Son dos fármacos utilizados para tratar e impedir algunos tipos de malaria. El segundo también se utiliza para el tratamiento de la artritis reumatoide o el lupus. Estos fármacos son populares ahora mismo porque en Estados Unidos, Donald Trump, al inicio de la pandemia, los presentó como una posible solución y la población corrió a abastecerse. Todavía no han desmotrado. Son varias sus posibles acciones contra el virus, la principal es impedir que el virus se fusione con la célula.

-Interferón-Beta. El interferón Beta pertenece a una clase de medicamentos inmunomoduladores y se uniría al Ritonavir/Lopinavir como tratamiento. Funciona disminuyendo la inflamación y preveniendo el daño a los nervios que pueden causar la esclerosis múltiple, y actúa contra las infecciones y los tumores.

Cómo pasan los virus de los animales a los humanos

Más información

Cómo pasan los virus de los animales a los humanos

Compártelo