Sabemos desde hace años de la existencia de agua en la Luna, aunque aún hay incógnitas acerca de su origen, almacenamiento y desplazamiento. Sin embargo, en un estudio reciente publicado en Nature, investigadores chinos han señalado pequeñas esferas de vidrio en el suelo lunar como posibles escondites de esta esquiva agua.

vídeo: NG

Vídeo Curiosidades sobre la luna

Además, se estima que la cantidad del líquido presente podría ser enorme: casi 300.000 millones de toneladas

Estos indicios provienen de las muestras recogidas por el rover Chang'e 5 de China en su misión lunar. La sonda espacial pasó varias semanas recolectando materiales de la superficie lunar en diciembre de 2020.

EL AGUA EN LA LUNA ESTARÍA EN PERLAS DE VIDRIO

Se ha especulado sobre la presencia de agua en la Luna desde hace décadas. Sin embargo, las primeras evidencias sólidas de agua en la superficie lunar se obtuvieron en la década entre 1990 y 2000. El satélite Clementine de la NASA, lanzado en 1994, y la sonda Lunar Prospector, lanzada en 1998, encontraron indicios de hielo de agua en los polos lunares.

En 2008, la misión Chandrayaan-1 de la India también detectó señales de agua en la superficie lunar.

Sin embargo, estas perlas de vidrio podrían sugerir que no solo hay agua en nuestro satélite, sino mucha más cantidad de la que se había supuesto hasta ahora. Además, las muestras chinas son unos mil millones de años más antiguas que las que recolectaron los astronautas del programa Apolo de Estados Unidos, alcanzando una edad de 2000 millones de años.

Las diminutas perlas de vidrio se producen comúnmente cuando fragmentos de roca espacial impactan la superficie de un objeto, provocando la vaporización de minerales que luego se enfrían en partículas vítreas de tamaño microscópico, que pueden medir tan solo unas pocas decenas o cientos de micrómetros de ancho.

Las perlas de vidrio de impacto conservan las firmas de hidratación y muestran perfiles de abundancia de agua consistentes con la difusión hacia el interior del agua derivada del viento solar. En concreto, cada perla de vidrio es capaz de contener hasta 2000 microgramos (0,002 gramos) de agua por cada gramo de masa de la partícula.

El modelo de difusión estima escalas de tiempo de difusión de menos de 15 años a una temperatura de 86 ºC °. Estas escalas de tiempo de difusión tan cortas sugieren un mecanismo eficiente de recarga de agua que podría sostener el ciclo del agua en la superficie lunar.

FUTURAS MISIONES

Conocer esta información resulta muy valioso para respaldar las misiones y bases futuras en la Luna. Si se pudiera aprovechar esta extensa reserva de agua, vivir en la superficie lunar por largos periodos de tiempo sería mucho más fácil.

Además, los expertos indican que otros cuerpos celestes sin atmósfera, como la Luna, podrían estar almacenando agua de manera similar en sus capas superficiales. Podremos esperar más hallazgos en este sentido a medida que se continúen examinando las muestras de Chang'e 5.

Más Sobre...
Luna sistema solar