Por primera vez, investigadores han logrado visualizar y describir un "corazón caliente" de magma bajo la isla de Tenerife, ubicado a menos de 10 kilómetros de profundidad del cráter del volcán Teide.

Especialistas del Instituto Trofimuk de Geolog��a y Geofísica del Petróleo en Novosibirsk, Rusia, junto con el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) y la Universidad de Granada (UGR), han realizado un innovador estudio de tomografía sísmica que desentraña los misterios del subsuelo de Tenerife.

Este análisis se ha llevado a cabo gracias al lanzamiento en 2016 de la Red Sísmica Canaria, gestionada por el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN).

Actualmente, la red cuenta con 19 estaciones sísmicas de banda ancha que han permitido mejorar la detección y localización de miles de microterremotos en Tenerife.

ORIGEN DE ERUPCIONES EXPLOSIVAS

La tomografía muestra de manera evidente que, bajo la corteza de la caldera de Las Cañadas, existirían pequeñas cámaras de magma a profundidades menores a 5 kilómetros.

Estas cámaras permiten que el magma se enfríe y, al hacerlo, cambia su composición química hacia la fonolita, un tipo de magma con potencial explosivo.

Estas cámaras de magma podrían ser el origen de erupciones altamente explosivas, como la que tuvo lugar en el volcán Montaña Blanca hace aproximadamente 2000 años.

Por el momento, no existe un peligro inmediato de erupción, pero esta información permite realizar un monitoreo más detallado y comprender mejor los riesgos potenciales.

Estos hallazgos también constituyen una herramienta valiosa para comprender el aumento de la sismicidad en Tenerife y las emisiones de dióxido de carbono desde el cráter del Teide, que el INVOLCAN ha registrado desde finales de 2016.

Esta actividad podría estar vinculada al ascenso lento de un diapiro, es decir, una "burbuja" de magma, a profundidades mayores a 10 kilómetros bajo el Teide. Por lo tanto, estos nuevos conocimientos serán de gran utilidad para una interpretación más precisa de las señales precursoras de un posible proceso eruptivo en Tenerife.

UNA HISTORIA SÍSMICA

Tenerife es una de las islas del archipiélago canario, que se encuentra sobre una zona de actividad geotectónica en el Atlántico. Aunque no es especialmente conocida por su alta actividad sísmica, ha experimentado terremotos y erupciones volcánicas a lo largo de su historia:

  1. Erupción de Montaña Blanca (aproximadamente hace 2.000 años): Fue una erupción sub-Pliniana muy explosiva, que dejó un depósito de piroclastos que cubre gran parte del Parque Nacional del Teide.
  2. Erupción del Volcán Chinyero (1909): La última erupción en el área del Teide ocurrió en noviembre de 1909, cerca del volcán Chinyero. Duró aproximadamente diez días y causó daños en áreas agrícolas, pero no se reportaron víctimas.
  3. Terremoto de 1798: El terremoto que ocurrió en 1798 estuvo relacionado con la erupción del volcán de Siete Fuentes, también conocida como la erupción de Las Narices del Teide. Esta erupción duró aproximadamente tres meses y formó un flujo de lava que avanzó hacia el noroeste de la isla.
  4. Erupción del Volcán Fasnia (1704-1705): Entre 1704 y 1705, tuvo lugar una erupción en el área del volcán Fasnia en la parte suroriental de Tenerife. Aunque no se registraron víctimas mortales, se produjeron daños materiales en la zona.
  5. Erupción del Volcán Arafo (1705): Durante el mismo periodo que la erupción del volcán Fasnia, también se produjo una erupción en el volcán Arafo, ubicado en el sureste de la isla. Ambas erupciones contribuyeron a modificar significativamente el paisaje de la zona.
Más Sobre...
Volcanes Geología