El riesgo de morir se mide con el olfato

Un nuevo estudio sugiere que los adultos mayores con poco sentido del olfato pueden ver aumentado en un 50% el riesgo de morir en un plazo de 10 años

Foto: iStock

"Existe un vínculo entre la pérdida del olfato con un mayor riesgo de muerte". Así de claro lo explica Honglei Chen, epidemiólogo que ha dirigido el estudio y apunta además que "el mal sentido del olfato se vuelve más común a medida que las personas envejecen, y existe un vínculo con un mayor riesgo de muerte. Nuestro estudio es el primero en observar las posibles razones por las que predice una mayor mortalidad".

A partir de los datos del estudio realizado por el Instituto de Salud Nacional sobre el Envejecimiento ABC, Chen y su equipo revisaron la información de casi 2.300 participantes de entre 71 y 82 años durante un período de 13 años. La muestra incluyó a hombres y mujeres que completaron una prueba olfativa en la que debían reconocer 12 olores comunes. Luego, los investigadores clasificaron a los participantes en función de su sentido del olfato, clasificando este como bueno, moderado o pobre.

En comparación con los adultos mayores con buen sentido del olfato, aquellos en los que este funcionaba peor tenían un riesgo un 46% más alto de morir durante los próximos 10 años. Los resultados fueron mínimamente afectados por el sexo, la raza u otros factores como el estilo de vida. Sin embargo, la sorprendente revelación fue que los participantes más saludables al inicio del estudio eran los que contaban con un mayor nivel de riesgo.

¿Cuál será la dieta del futuro? La clave está en la genética

Más información

¿Cuál será la dieta del futuro? La clave está en la genética

El mal sentido del olfato se conoce como un signo temprano de la enfermedad de Parkinson y la demencia, y también se asocia con la pérdida de peso. Chen comenta que "un mal sentido del olfato puede ser un signo precoz del deterioro de la salud antes antes de que este pueda ser reconocido en la consulta del médico". Y añade que "en los adultos mayores, el sentido del olfato tiene implicaciones mucho más amplias para la salud de las que se conocen en la actualidad". La incorporación de un examen de detección del olfato en las visitas médicas de rutina podría ser una buena idea de cara al futuro".

La investigación titulada Relationship Between Poor Olfaction and Mortality Among Community-Dwelling Older Adults: A Cohort Study se ha llevado a cabo por la Universidad del estado de Michigan y ha sido recientemente publicada en la revista especializada Annals of Internal Medicine.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?