Vida en Venus

Qué sabemos sobre los indicios de vida en Venus

La detección de niveles de fosfina en la atmósfera de Venus ha despertado elucubraciones sobre la posible existencia de vida en este planeta cercano a la Tierra. El investigador del Instituto de Ciencias del Espacio Ignasi Ribas nos desglosa algunas de las claves sobre este importante hallazgo.

Polo Norte de Venus

Polo Norte de Venus

La misión espacial Magallanes, que orbitó Venus entre 1990 y 1994 pudo penetrar a través de las espesas nubes del planeta y construir esta imagen. Aunque el tamaño y la masa del planeta son similares a los de la Tierra, los elevados niveles de dióxido de carbono de la atmósfera son responsables de las elevadas temperaturas superficiales, de unos 400 ºC, suficientes como para derretir el plomo.

Foto: SSV, MIPL, Equipo Magallanes, NASA

Polo Norte de Venus

El artículo Phosphine gas in the cloud decks of Venuspublicado recientemente en la revista Nature Astronomy afirmaba que se había detectado en la atmósfera de Venus un compuesto químico llamado fosfina en cantidades muy superiores a las presentes en nuestro planeta. Los autores llegaron a la conclusión de que su origen podría deberse a motivos biológicos después de realizar simulaciones sobre posibles alternativas. Pero eso no significa que se haya encontrado vida, ni siquiera que pueda llegar a encontrarse. Ignasi Ribas, director del Institut d'Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) e investigador del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE) perteneciente al CSIC, nos responde a algunas preguntas sobre este hallazgo controvertido.

Astrónomos podrían haber encontrado una forma de vida en Venus

Más información

Posibles indicios de vida en Venus

National Geographic: ¿Qué es la fosfina?
Ignasi Ribas:
La fosfina o fosfano es una molécula sencilla, de fórmula química PH3, compuesta por un átomo de fósforo y tres de hidrógeno. En nuestro planeta, las reacciones químicas que dan lugar a la fosfina son de dos tipos: o bien se trata de procesos industriales generados por los humanos -y por tanto no naturales- o se produce en reacciones relacionadas con la química de la vida, concretamente al metabolismo de bacterias anaeróbicas (aquellas habitan en entornos sin oxígeno).

NG: ¿Qué ha demostrado exactamente el estudio publicado en Nature Astronomy?

El estudio ha utilizado observaciones realizadas con dos radiotelescopios que sugieren la existencia de la fosfina en la atmósfera de Venus, las cuales indican una absorción a una longitud de onda de 1,1 milímetros que estaría producida por la fosfina y que indicaría una abundancia de 20 moléculas de este gas por cada mil millones de moléculas de atmósfera. A pesar de parecer una abundancia muy pequeña, es mil veces mayor de que la que se da a la atmósfera de la Tierra. Por ahora, estos niveles resultan inexplicables con los conocimientos que tenemos de la química a la atmósfera de Venus. Es por eso que los autores no descartan que el origen sea la vida. Además, ya en la década de 1960 se había sugerido que la atmósfera de Venus, situada a una altura de unos 50 kilómetros, podría tener las condiciones ambientales más adecuadas para la vida, contrariamente a la superficie, que es totalmente inhóspita. Aun así, evidentemente, antes de llegar a esta afirmación habría que descartar cualquier otra explicación sobre posibles efectos naturales abióticos.

NG. ¿La detección de fosfina a la atmósfera de Venus explica por sí mismo la probable existencia de vida?

Rotundamente, no. La existencia de vida en la atmósfera de Venus es una de las posibles explicaciones, y por ahora no ha podido ser descartada. Se han descartado otras muchas relacionadas con reacciones químicas conocidas, puesto que ninguna de ellas explica este fenómeno. Pero tenemos un gran desconocimiento de los procesos que tienen lugar en la atmósfera de Venus, y en particular sobre cómo funciona la química en un entorno en el que existen niveles de radiación ultravioleta más alta que la Tierra y lleno de gotitas de elementos condensados que pueden producir reacciones a su superficie. En este sentido, serán necesarias muchas pruebas adicionales para confirmar o refutar la hipótesis de la existencia de vida en Venus.

NG: ¿Se podría concluir, pues, que hay vida en Venus? En caso contrario, cómo podríamos confirmarlo?

Todavía no se puede concluir nada todavía sobre la existencia de vida en Venus. Es una posibilidad que está abierta pero lejos de ser probada. Por una posible confirmación hacen falta dos pasos.

  1. Primero, se tiene que validar que las observaciones hechas por los autores indiquen la presencia de fosfina, y no de otro compuesto. Por eso hay que encontrar más “líneas espectrales”, que son estas zonas en el espectro de Venus donde la luz se absorbe más debido a la presencia de esta molécula. Probablemente este paso se podrá hacer en poco tiempo.
  2. Pero el segundo, y mucho más complicado, es descartar cualquier origen no biológico de la presencia de fosfina en Venus. Como que hay que descartar todas las otras posibles explicaciones, siempre puede quedar cierta duda para hacer la afirmación categórica de la presencia de vida. Es posible que la confirmación o refutación definitiva provenga de alguna misión que tome muestras de la misma atmósfera in situ y que las analice para averiguar si la vida está presente. Eso es algo que no será rápido ni sencillo, podría tardar un decenio.

Compártelo