¿Puede ser peligroso abusar de las palomitas para microondas?

Un equipo brasileño de investigadores ha descubierto que el consumo excesivo de diacetil (uno de los componentes principales de las palomitas para microondas) puede acabar provocando enfermedades graves como el alzheimer o el cáncer.

Palomitas de maíz en el interior de un microondas.

Foto: iStock

11 de abril de 2022, 10:57 | Actualizado a

La comodidad, la facilidad de preparación y el aroma embriagador que desprende un paquete caliente de palomitas recién hechas al microondas son tres de los factores que lo convierten en el snack preferido por la mayoría, sobre todo para los amantes de la gran pantalla o para todos aquellos que quieren pasar una agradable tarde de domingo viendo su programa favorito de televisión. Son muchas las personas que a menudo consumen palomitas elaboradas especialmente para microondas, sin embargo existen motivos para pensar que este alimento procesado no es tan inocuo como a simple vista pueda parecer.

Los posibles peligros del diacetil

Según se desprende de una reciente investigación realizada por el Instituto de Química de Sao Carlos (IQSC), de la Universidad de Sao Paulo (USP), el consumo excesivo de diacetil, un compuesto utilizado por la industria alimentaria y que se emplea para dar a las palomitas para microondas (y también a otros alimentos industriales) su característico sabor y aroma de mantequilla, puede llegar a causar alzheimer si se consume en exceso. El estudio ha analizado el cerebro de varios ratones que fueron sometidos a una dieta a base de palomitas para microondas durante 90 días. Los resultados revelaron alteraciones en las proteínas cerebrales de los roedores relacionadas con el alzheimer, la demencia senil y el cáncer. "Identificamos un aumento de la concentración de proteínas beta-amiloides, que normalmente se encuentran en pacientes con alzheimer”, ha dicho Lucas Ximenes, investigador del IQSC y coordinador del estudio.

Los resultados revelaron alteraciones en las proteínas cerebrales de los roedores relacionadas con el alzheimer, la demencia senil y el cáncer.

Envases con palomitas para microondas.

Foto: iStock

También podemos encontrar diacetil de manera natural en productos como cafés, cervezas, chocolates y leche, pero cuando se utiliza como conservante o aditivo para dar sabor y aroma a ciertos alimentos, su concentración aumenta. A pesar de que el consumo de este compuesto está aprobado por las agencias reguladoras, la exposición prolongada a esta sustancia puede resultar perjudicial para la salud, según han demostrado también otras investigaciones. "Esta claro que ingerir esporádicamente ciertos alimentos no presenta ningún inconveniente, así que aunque consumamos este producto el riesgo siempre será menor que el de los trabajadores de la industria alimentaria que inhalan a diario diacetil en las fábricas", afirma Lucas Ximenes.

Las dietas poco saludables causan más muertes que el tabaco o el cáncer

Más información

La dieta causa 11 millones de muertes al año