Plasma, el cuarto estado de la materia

Probablemente sepas distinguir entre los tres estados de la materia más conocidos: sólido, líquido y gaseoso. Pero, ¿qué es el plasma? Resulta que el 99,9% de la materia observable del universo es plasma, un estado fluido que, a diferencia del gas, está conformado por partículas cargadas.

Lámpara de plasma

Lámpara de plasma

Foto: iStock

Cuando está muy fría, el agua es sólida y según se va calentando pasa a estado líquido para, posteriormente, a una temperatura aproximada a los 100 grados centígrados, pasar a estado gaseoso. En la escuela, con más o menos matices, lo explicaban de esta manera. Sin embargo, no se hablaba tanto del cuarto estado de la material, el plasma. El término lo acuñó el físico Irving Langmuir en 1928 y esencialmente definía ese gas ionizado dotado de una alta conductividad eléctrica tan abundante en el medio interplanetario, interestelar e intergaláctico, así como en las estrellas y los vientos solares.

Sin embargo, no solo se puede encontrar en a millones de kilómetros de distancia, sino que también existe en la tierra. Llamado cuarto estado de agregación de la materia (tras los estados sólido, líquido y gaseoso), en la Tierra hay plasma de forma natural en ciertas capas de la atmósfera (magnetosfera e ionosfera) así como en las auroras y vientos polares, los rayos y en el denominado fuego de San Telmo.

Los 4 estados de la materia

  • Estado sólido: en este estado los átomos que conforman la materia están fuertemente cohesionados y apenas cambian de forma o de volumen.
  • Estado líquido: la cohesión entre moléculas es menor, la materia es fluida y ocupa un volumen constante y la forma del contenedor.
  • Estado gaseoso: Las moléculas no están unidas, apenas se atraen entre sí. En este estado la materia, muy poco densa, no tiene ni forma ni volumen fijo.
  • Plasma: Es un estado parecido al gas, pero compuesto por átomos ionizados, donde los electrones circulan libremente. Calentando un gas se puede obtener plasma.