Perseidas 2021, las claves de la lluvia de estrellas más esperada del año

La lluvia de estrellas de las Perseidas ilumina los cielos cada verano. ¿Por qué ocurre? ¿Cuál es la mejor hora para verlas? Estas son las principales características de este famoso fenómeno astronómico.

Lluvia de las Perseidas

Lluvia de las Perseidas

Foto: NASA

Las Perseidas, también llamadas ‘lágrimas de San Lorenzo’, son, según la NASA, una de las lluvias de meteoros más importantes del año. De hecho, son las más abundantes, y es que, según la organización astronómica, en una hora pueden llegar a observarse entre 50 y 100 cada hora. Además, como tiene lugar durante las noches de verano en el hemisferio Norte (entre los meses de julio y agosto), es también uno de los fenómenos que más éxito tiene entre los aficionados.

La lluvia de meteoros de las Perseidas procede del cometa Swift-Tuttle. Cada año, entre finales de julio y mediados de agosto, la Tierra pasa a través de una nube de polvo desprendida por el cometa cuando se acerca al Sol. Los meteoroides de las Perseidas golpean nuestra atmósfera a 210.000 kilómetros por hora, produciendo ese característico espectáculo de luz que atrae la mirada de miles de curiosos de todo el mundo.

En realidad, la mayoría de los meteoroides desprendidos del Swift-Tuttle son pequeños fragmentos parecidos a un grano de arena. Cuando impactan contra la atmósfera terrestre aumentan su temperatura hasta unos 5.000 grados centígrados en una fracción de segundo, lo que provoca que se desintegren a una altura de unos 100 y 80 kilómetros de altitud. Ese efecto es el que provoca que emitan un destello de luz. Las partículas más grandes, del tamaño de un guisante o incluso mayores, pueden producir unas estelas mucho más brillantes, conocidas con el nombre de bólidos.

¿Cuándo se podrán ver?

Este año, la lluvia de las Perseidas puede verse hasta el 24 de agosto, aunque el pico tendrá lugar la noche del 11 al 12 de agosto.

Según la NASA, la mejor hora para ver las Perseidas en el hemisferio Norte es durante las horas previas al amanecer, aunque también pueden apreciarse al anochecer, a partir de las 10 de la noche.

¿De qué están compuestos los meteoros?

Los meteoros proceden de las partículas sobrantes de los cometas y de los trozos de asteroides. Cuando los cometas giran alrededor del Sol, dejan una estela de polvo tras de sí. Cada año, la Tierra atraviesa estas estelas de residuos cósmicos, lo que permite que los trozos impacten contra nuestra atmósfera y se desintegren para crear estelas luminosas y coloridas en el cielo.

El cometa

Estos fragmentos espaciales que interactúan con nuestra atmósfera para crear las Perseidas se originan en el cometa 109P/Swift-Tuttle. Swift-Tuttle tarda 133 años en orbitar una vez el sol. El cometa transitó por última vez por el sistema solar interior en 1992.

El Swift-Tuttle fue descubierto en 1862 por Lewis Swift y Horace Tuttle. Se trata de un cometa de gran tamaño: su núcleo tiene unos 26 kilómetros de diámetro, se estima que casi el doble del tamaño del objeto que impactó contra la Tierra y provocó la extinción de los dinosaurios.

El radiante

El radiante -el punto del cielo del que parecen proceder las Perseidas- es la constelación de Perseus. De ahí viene también el nombre de la lluvia: Perseidas. Sin embargo, la constelación que da nombre a una lluvia de meteoros solo sirve para ayudar a los espectadores a determinar qué lluvia están viendo en una noche determinada. Dicho de otro modo, la constelación no es la fuente de los meteoros.

Los distintos tipos de Luna llena

Más información

¿Conocías estos tipos de luna llena?