Oumuamua no es una nave extraterrestre

Un equipo internacional de expertos en asteroides y cometas han explicado el origen natural de nuestro primer visitante interestelar, el famoso asteroide Oumuamua, que ha levantado una gran expectación entre los aficionados a la astronomía y los teóricos de la conspiración.

Oumuamua en su trayectoria de salida del sistema solar

Oumuamua en su trayectoria de salida del sistema solar

Foto: NASA/ESA/STScI

Oumuamua en su trayectoria de salida del sistema solar

El 19 de octubre de 2017, el Telescopio de Sondeo Panorámico y Sistema de Respuesta Rápida -Pan-STARRS1- ubicado en el Observatorio Haleakala de la Universidad de Hawai, descubría el primer objeto interestelar conocido que atravesaba nuestro sistema solar.

El objeto se conoció como Oumuamua, un nombre elegido tras consultar a varios expertos del lenguaje hablado en Hawaii que reflejaba la forma en que este objeto puede ser considerado un explorador o un mensajero enviado desde el pasado lejano para comunicarse con nosotros: "ou" significa "alcanzar", y "mua", que con el énfasis de la repetición, significa "el primero, antes de".

¿Era Oumuamua un objeto artificial?

Investigadores de todo el mundo se apresuraron a recopilar la mayor cantidad de datos posible antes de que Oumuamua viajara más allá del alcance de los telescopios de la Tierra. En total, solo tenían unas pocas semanas para observar al extraño visitante.

Un equipo internacional de 14 expertos, sugiere categóricamente que Oumuamua tiene un origen puramente natural.

Los primeros informes de las características de Oumuamua llevaron a algunos investigadores a especular que el objeto podría ser una nave extraterrestre enviada desde una civilización lejana para examinar nuestro sistema estelar. Sin embargo ahora una revisión de todas las evidencias disponibles por parte de un equipo internacional de 14 expertos, sugiere categóricamente que Oumuamua tiene un origen puramente natural. El equipo de investigación informó sobre sus hallazgos en artículo titulado The natural history of Oumuamua publicado en el número del 1 de julio de 2019, de la revista Nature Astronomy.

Oumuamua se tambalea caóticamente porque experimentó un pasado violento

Más información

El objeto interestelar Oumuamua experimentó un pasado violento

"Nunca habíamos visto nada como Oumuamua en nuestro sistema solar", explica el doctor Matthew Knight, de la Universidad Maryland y líder del equipo, "pero nuestras referencias se basan en las evidencias análogas que conocemos, a menos que encontremos algo único. La hipótesis de las naves espaciales es una idea divertida, pero nuestro análisis sugiere que hay toda una serie de fenómenos naturales que podrían explicar la condición de Oumuamua".

Diferente pero no alienígena

Un equipo de 14 astrónomos se reunió a finales del año pasado en el Instituto Internacional de Ciencia Espacial (ISSI) en Berna, Suiza, para evaluar críticamente todas las investigaciones y observaciones disponibles sobre Oumuamua y se reunirá nuevamente a finales de este año. Su primera prioridad fue determinar si existe alguna evidencia que apoye la hipótesis de que Oumuamua es una nave espacial construida por una civilización alienígena.

"Tendemos a suponer que los procesos físicos que observamos aquí, cerca de casa, son universales", apunta el doctor Matthew Knight, de la Universidad Maryland

"Reunimos un sólido equipo de expertos en diferentes áreas de trabajo. Este cruce de datos condujo al primer análisis exhaustivo y al mejor resumen general hasta la fecha de lo que sabemos sobre el objeto", explicó Knight. "Tendemos a suponer que los procesos físicos que observamos aquí, cerca de casa, son universales. Y es cierto que todavía no hemos visto nada como 'Oumuamua en nuestro sistema solar. Esto es extraño y difícil de explicar, pero no excluye que puedan existir otros fenómenos naturales que puedan explicar su naturaleza".

Oumuamua probablemente fue expulsado de un sistema estelar binario

Más información

Oumuamua fue explusado de un sistema estelar binario

1

Fotografías

"Si bien el origen interestelar de Oumuamua lo hace único, muchas de sus otras propiedades son perfectamente equiparables a las de otros objetos de nuestro propio sistema solar", declara el Dr. Robert Jedicke del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawai (IfA). De hecho, la órbita de Oumuamua a través de nuestro sistema solar, coincide con una predicción publicada en una revista científica por el propio Jedicke y sus colegas medio año antes del descubrimiento de Oumuamua.

Un lugar para la duda

El equipo de ISSI consideró toda la información disponible en revistas científicas revisadas por pares hasta la fecha y prestó especial atención a la investigación publicada por los investigadores del IfA. En particular, al documento de la investigación de la doctora Karen Meech publicado en la revista Nature que informó por primera vez sobre el descubrimiento y las características de Oumuamua en diciembre de 2017, solo dos meses después de que Pan-STARRS1 identificara el objeto inusual.

"Fue emocionante y agotador coordinar todas las observaciones de Oumuamua con autores de todo el mundo. En ese documento establecimos que Oumuamua gira una vez siete horas y que tiene un color rojo similar a muchos objetos encerrados dentro de nuestro propio sistema solar " explica Meech. El trabajo también demostró, basándose en los cambios del brillo del objeto que Oumuamua debía tener una forma extremadamente alargada, como un cigarro o tal vez un frisbee, a diferencia de cualquier objeto conocido en nuestro sistema solar.

"La aceleración de Oumuamua es muy pequeña y se debe a la expulsión de una pequeña cantidad de gas y polvo"

Karen Meech y otros investigadores de la Universidad de Hawaii también fueron críticos con otro artículo publicado en Nature hace un año que indicaba que Oumuamua está acelerando a lo largo de su trayectoria a medida que abandona nuestro sistema solar. Este comportamiento es típico de los cometas, pero los astrónomos no han encontrado ninguna otra evidencia visual de las emisiones de gas o polvo que crean esta aceleración. Meech explicó que "aunque es decepcionante que no pudiéramos confirmar la actividad cometaria con observaciones telescópicas, es consistente con el hecho de que la aceleración de Oumuamua es muy pequeña y, por lo tanto, se debe a la expulsión de una pequeña cantidad de gas y polvo".

Un nuevo campo de estudio

El equipo del ISSI ha considerado también una serie de mecanismos mediante los cuales Oumuamua pudo haber escapado de su sistema doméstico. Por ejemplo, el objeto podría haber sido expulsado por un planeta gigante de gas que orbita a otra estrella.

Posibles escenarios de formación de Oumuamua

Posibles escenarios de formación de Oumuamua

Foto: SI: NASA (STScI/AURA)/C. R. O’Dell; SM: NASA/ESA/A. Feild (STScI); SD: Susanne Pfalzner; II: ESO/L. Calçada; IM: NASA/JPL/D. Seal; ID: CfA / Mark A. Garlick.

De acuerdo con esta teoría, Júpiter creó la nube de Oort que se encuentra dentro de nuestro propio sistema solar: una población de pequeños objetos ligados gravitacionalmente a nuestro Sol dispuestos en una gigantesca capa que se extiende hasta aproximadamente un tercio de la distancia a la estrella más cercana. Algunos de los objetos de la nube de Oort finalmente regresan a nuestro sistema solar como cometas de largo período, mientras que otros pueden haber pasado por alto la influencia de la gravedad del Sol para convertirse en viajeros interestelares.

El equipo de investigación espera que Oumuamua sea el primero de muchos visitantes interestelares descubiertos que pasan a través de nuestro sistema solar así como que el nuevo Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (LSST), cuya entrada en funcionamiento esta prevista para el año 2022, pueda detectar al menos un objeto interestelar cada año y permitir a los astrónomos estudiar las propiedades de los objetos procedentes de otros sistemas solares.

Mientras tanto, por otro lado, los científicos de ISST piensan que es poco probable que los astrónomos detecten una nave extraterrestre cerca de nuestro sistema solar; están convencidos de que Oumuamua era un objeto único y extremadamente interesante, pero completamente natural.

Detectan un objeto prístino, conservado en la nube de Oort durante millones de años

Más información

Este cometa rocoso contiene la esencia del Sistema Solar

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?