La OMS concluye que el coronavirus se originó en un animal, pero desconoce cuál lo transmitió a los humanos

La misión de la Organización Mundial de la Salud en Wuhan para investigar el origen del coronavirus se ha saldado con algunas confirmaciones y bastantes dudas. Los científicos han concluido que, tal como creían, el virus se originó en un animal -probablemente un murciélago-, pero no han podido identificar la especie desde la cual saltó al ser humano.

Compártelo

Ilustración del coronavirus

Ilustración del coronavirus

Foto: Istock

Los enviados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a Wuhan, la ciudad china considerada como el lugar de origen de la pandemia de SARS-CoV-2, han informado hoy de sus conclusiones después de casi cuatro semanas de pesquisas. Dichas conclusiones se pueden resumir en una afirmación -que el coronavirus se originó en un animal, probablemente un murciélago-, una negativa -que es “muy improbable” que surgiera en un laboratorio- y una gran duda -cuál fue la especie que lo transmitió a los humanos.

Peter Ben Embarek, el jefe de la delegación de científicos de la OMS, ha afirmado que “todo el trabajo que se ha hecho sobre el virus y la identificación de sus orígenes sigue apuntando a un reservorio natural”. Sin embargo, no han podido trazar el origen exacto de este reservorio y la ruta que siguió hasta llegar al mercado de animales para consumo de Wuhan: la hipótesis del pangolín como vector transmisor del virus a los seres humanos ha sido descartada por los científicos, pero no se ha señalado con certeza a ningún otro candidato. Una nueva hipótesis -no confirmada- a la que apunta Ben Embarek es que la transmisión se hubiera producido a través del comercio de carne congelada de algún animal salvaje, puesto que China afirma haber encontrado restos del virus en envoltorios de este tipo de producto.

La delegación de la OMS concluye que el coronavirus se originó en un animal, probablemente un murciélago, pero mantiene la duda sobre cuál fue la especie que lo transmitió a los humanos. Descarta la hipótesis de que se originara en un laboratorio.

Otra gran duda de la delegación es el papel del mercado de Wuhan como foco de la epidemia. Ben Embarek sostiene que “probablemente fue un lugar donde pudo haber fácil propagación, pero esa no es la historia completa” y que no saben “cómo se introdujo el virus o cómo se propagó”. Un dato que han constatado es que no se han encontrado indicios del virus en la ciudad antes de diciembre, cuando se declaró el primer brote de la epidemia. Liang Wannian, jefe de la delegación científica china que ha acompañado a la de la OMS, afirma que la investigación continuará “no ligada a un lugar concreto”.

Implicaciones políticas

La misión ha ido acompañada inevitablemente de grandes implicaciones políticas. Por un lado las autoridades chinas deseaban acallar las acusaciones de falta de transparencia que han recibido desde el inicio de la pandemia por parte de la comunidad internacional, y también la OMS quería aplacar las críticas recibidas sobre una excesiva benevolencia de cara a China.

La conclusión de que el virus no escapó de un laboratorio resulta especialmente relevante. Después de visitar el Instituto de Virología de Wuhan, la delegación de la OMS considera que “es muy improbable que nada pueda escapar” de allí, contrariamente a las repetidas acusaciones del ex presidente estadounidense Donald Trump.

Por otra parte, las autoridades chinas consideran que el hecho de que la misión tenga dudas sobre el origen exacto del virus y la hipotesis de la carne congelada como posible vector da fuerza a sus afirmaciones de que el origen de la pandemia puede estar en el exterior, ya que en diversos países vecinos existen las especies de murciélagos señaladas como primeres huéspedes del virus.

Las claves de la inmunidad de rebaño

Más información

Las claves de la inmunidad de rebaño

Compártelo