Obesidad: esa enfermedad mortal de la que nadie muere

¿Estamos dando a la obesidad la importancia que merece? La obesidad así como sus enfermedades asociadas raramente aparecen reflejadas como causa de fallecimiento oficial en los certificados de defunción según un nuevo estudio

Hombre con sobrepeso exhausto

Hombre con sobrepeso exhausto

Foto: iStock

Hombre con sobrepeso exhausto

Una nueva investigación presentada estos días durante la Conferencia Europea e Internacional sobre Obesidad -ECO ICO 2020- revela que tanto la obesidad como las enfermedades asociadas a esta, rara vez aparecen reflejadas como causa oficial en los Certificados Médicos de Causa de Defunción del Reino Unido -MCCD por sus siglas en inglés- a pesar de que que los profesionales médicos tienen el deber moral de registrar correctamente las razones de una muerte y de que estos procesos de certificación son cada vez más rigurosos.

Según la OMS 2,8 millones de personas fallecen anualmente por causas relacionadas con la obesidad

Conocer la causa del fallecimiento de las personas se presenta de vital importancia para garantizar la exactitud de los datos de salud pública sobre mortalidad. Es por ello que el estudio llevado a cabo por los doctores Niloofar Tavangar Ranjbar, Charles Millson y sus colegas del York Teaching Hospital NHS Foundations Trust de la ciudad de York, en Reino Unido, se propuso cuantificar en modo en que la obesidad -enfermedad por la cual cada año mueren unos 2,8 millones de personas según la Organización Mundial de la Salud- era reflejada como causa de fallecimiento en el sistema de Sistema Nacional de Salud Británico.

Para ello los investigadores identificaron los 121 certificados de defunción disponibles registrados en el York Teaching Hospital durante un período de 4 semanas en octubre de 2019. De estos, 112 tenían suficiente información en sus notas electrónicas para establecer detalles demográficos, de peso y comorbilidades junto con la causa de la defunción.

Los ictus o infartos cerebrales son cada vez más frecuentes en los jóvenes

Más información

Los ictus son cada vez más frecuentes en jóvenes

En su estudio los doctores hallaron que la edad promedio de fallecimiento fue de 80 años, que el 55% de los fallecidos fueron mujeres y que el índice de masa corporal -IMC- promedio fue de 25,4 kilogramos por metro cuadrado; una media situada en la categoría de sobrepeso, justo por encima del rango "saludable".

Analizando los datos, la investigación identificó varias comorbilidades -dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona- relacionadas con la obesidad entre el grupo de muestra. Estas correspondieron en el 67% de los casos con hipertensión, cardiopatía isquémica en el 46%, colesterol alto en el 41%, enfermedad cerebrovascular en el 37% y diabetes tipo 2 en el 25%. En menor proporción la enfermedad arterial periférica estuvo presente en el 7% de los casos, la demencia vascular en el 13% y enfermedad del hígado graso no alcohólico en el 6%.

El exceso de grasa corporal incrementa el riesgo de padecer depresión

Más información

El vínculo de la obesidad y la depresión

Los autores encontraron que entre los sujetos que tenían obesidad -IMC superior a 30- la edad promedio de fallecimiento fue de 73,1 años. En comparación edad promedio para personas con únicamente sobrepeso -IMC 25/30- fue de 84,1. De las 50 personas que tenían sobrepeso u obesidad, el 32% murió a causa de una enfermedad relacionada con la obesidad y, al observar solo a las que tenían obesidad, la proporción de personas que murieron por una enfermedad relacionada con esta aumentó al 45%. A pesar de esto, solo 2 de las 22 personas (9%) que fueron clasificadas como obesas tenían la obesidad registrada como causa de muerte en su MCCD.

Los investigadores explican que: "las enfermedades relacionadas con la obesidad fueron comunes en nuestra cohorte. Para personas con un IMC superior a 30 y, por lo tanto, clasificadas como obesas, cerca de la mitad murió por una enfermedad relacionada con la obesidad y, sin embargo, la obesidad rara vez apareció como causa de muerte en la causa médica del certificado de defunción ".

"Parece que la obesidad no se registra adecuadamente en el certificado de causa médica de defunción en casos de muertes relacionadas", añaden. "Por ello se necesitan más y más amplios estudios para determinar la verdadera magnitud de este problema, de modo que la políticas de salud pública puedan dirigirse en consecuencia".

Compártelo