Nuevas medidas para luchar contra la contaminación farmaceútica

La Comisión Europea ha puesto en marcha una serie de acciones para acabar con la contaminación de productos farmacéuticos que tanto daño hace al medio ambiente

Foto: AgeFotostock

El desecho de productos farmacéuticos en el medio ambiente representa un riesgo para los ecosistemas y muchas de las especies silvestres que en ellos habitan, por ejemplo, al afectar a su capacidad para reproducirse, alterar su comportamiento de manera que ponga en peligro su supervivencia o bien a través de efectos tóxicos directos.

Además, los medicamentos incorrectamente reciclados y tratados después de su vida útil, pueden contribuir al grave problema de la resistencia a los antimicrobianos, fenómeno también conocido como farmacoresistencia. Esta se produce cuando los microorganismos, ya sean virus bacterias u hongos, sufren cambios que hacen que los medicamentos utilizados para curar las infecciones dejen de ser eficaces.

¿Cuántos medicamentos guardas en casa?

Más información

¿Qué medicinas tienes en casa?

5

Fotografías

El aumento de la conciencia sobre el problema ha supuesto un aumento de la investigación sobre el tema y, finalmente, la puesta en marcha de varias propuestas que buscan disminuir la emisión de este tipo de contaminantes. Así, en varios informes emitidos por la comisión en 2017, se informa que han encontrado residuos de varios productos farmacéuticos tanto en aguas superficiales y subterráneas como en suelos y tejidos animales de toda la Unión y que, además, se han encontrado en concentraciones que dependen tanto del producto farmacéutico como de la naturaleza y proximidad a las fuentes. Entre los compuestos más comunes se hallan ciertos analgésicos, antibióticos, antidepresivos, anticonceptivos y antiparasitarios. Además también se han encontrado rastros de algunos productos farmacéuticos en el agua potable.

Por ello, la Comisión Europea ha dado a conocer el pasado 11 de marzo de 2019, un conjunto de acciones que pretende abordar los desafíos que la liberación de productos farmacéuticos plantean para el entorno. Este identifica seis áreas de acción relacionadas con todas las etapas del ciclo de vida de los productos farmacéuticos donde se pueden realizar mejoras. En línea con los principios de la Comisión sobre Productos Sostenibles en una Economía Circular, el texto aborda los productos farmacéuticos para uso humano y veterinario y cubre todas las etapas de su ciclo de vida, desde su diseño y producción, hasta la eliminación y la gestión de residuos.

Microbios, secretos inquilinos

Más información

Nuestros secretos inquilinos

9

Fotografías

Las seis áreas identificadas incluyen acciones para crear conciencia y promover el uso prudente de los medicamentos, ya sea desde la prescripción que realizan de ellos los médicos, como el uso por parte de los pacientes. A las empresas farmacéuticas se les insta a mejorar la capacitación y la evaluación de riesgos en sus procesos de producción, a recopilar datos de monitoreo, incentivar el "diseño ecológico" de sus productos, reducir las emisiones en la fabricación y los desechos, así como mejorar el tratamiento de aguas residuales antes de ser reintroducidas en el medio ambiente.

Por un lado, promover el uso prudente de medicamentos que supongan un riesgo para el medio ambiente podría reducir significativamente el problema. No obstante desde la propia Unión Europea insisten en que problema debe ser atacado en su raíz, instando a la industria farmacéutica, dado que esta actúa a nivel mundial y sus acciones pueden tener un alcance global, a tomar medidas de control.

Varias de las iniciativas anunciadas están destinadas a contribuir a los objetivos del Plan de Acción Europeo de Salud Única contra la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM) y se presentan cruciales a la hora de abordar un problema que está creciendo a nivel global y en el que se destaca la necesidad de un enfoque que tenga en cuenta las interconexiones entre la salud humana y animal, y el medio ambiente.

Ahora toca mover ficha a la industria farmacéutica para conseguir un planeta más sostenible y habitable para animales, plantas y, por supuesto, las personas.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?