Las nuevas imágenes del Telescopio James Webb muestran un universo inédito

Las primeras observaciones del Telescopio James Webb cuentan la historia del universo desconocido hasta el momento a través de cada fase de la historia del cosmos, desde los exoplanetas vecinos hasta las galaxias observables más distantes en el universo primitivo.

Las primeras imágenes del Telescopio Espacial James Webb se han hecho esperar, sin embargo la espera ha merecido la pena, pues, tal y como expresa el administrador de la NASA, Bill Nelson, en el comunicado de prensa en que las 5 nuevas imágenes se daban a conocer, "la humanidad es hoy testigo de una nueva e innovadora visión del cosmos". “Estas imágenes, incluida la vista infrarroja más profunda de nuestro universo que jamás se haya tomado, nos muestran que el Webb nos ayudará a descubrir las respuestas a preguntas que aún ni siquiera nos planteamos; preguntas que nos ayudarán a comprender mejor nuestro universo y el lugar de la humanidad en él", continúa.

Las imágenes y los espectros de hoy revelan las capacidades de los cuatro instrumentos científicos de última generación del telescopio, y confirman que sus observaciones futuras revolucionarán nuestra comprensión del cosmos y nuestros propios orígenes. “Este es el comienzo de una nueva era para observar el Universo y hacer emocionantes descubrimientos científicos”, explica por su parte Günther Hasinger, Director de Ciencias de la ESA. “Ahora que comenzamos las operaciones científicas regulares, sé que la comunidad astronómica europea está ansiosa por ver los resultados", añade.

Empiezan las Perseidas 2022: las claves de la lluvia de estrellas más esperada del año

Más información

Cómo ver las Perseidas de agosto 2022

Así, las primeras observaciones de Telescopio James Webb fueron seleccionadas por un grupo de representantes de la NASA, la ESA, la CSA y el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial, y cuentan la historia del universo oculto a través de cada fase de la historia del cosmos. El lanzamiento de las primeras imágenes y espectros de Webb marca el comienzo de las operaciones científicas del telescopio más grande y potente jamás lanzado al espacio, con el cual los astrónomos de todo el mundo tendrán la oportunidad de observar cualquier cosa, desde objetos dentro de nuestro propio sistema solar hasta el universo primitivo.

1 / 6
Nebulosa de Carina

1 / 6

Nebulosa de Carina

El Telescopio Espacial James Webb revela viveros estelares emergentes y estrellas individuales en la Nebulosa de Carina que antes estaban ocultas. Las nuevas imágenes muestran cómo las cámaras de Webb pueden mirar a través del polvo cósmico, arrojando nueva luz sobre cómo se forman las estrellas. Los objetos en las primeras y rápidas fases de formación estelar son difíciles de capturar, pero la extrema sensibilidad, la resolución espacial y la capacidad de imagen de Webb pueden documentar estos esquivos eventos.

Foto: NASA, ESA, CSA y STScI

Nebulosa de Carina. Datos combinados de los instrumentos NIRCam y MIRI

2 / 6

Nebulosa de Carina. Datos combinados de los instrumentos NIRCam y MIRI

Utilizando el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, la ESA y el CSA, los astrónomos combinaron las capacidades de las dos cámaras del telescopio para crear una imagen nunca antes vista de una región de formación estelar en la Nebulosa de Carina. Capturada en luz infrarroja por la cámara de infrarrojo cercano (NIRCam) y el instrumento de infrarrojo medio (MIRI), esta imagen combinada revela áreas previamente invisibles del nacimiento de estrellas.

Lo que se parece mucho a montañas escarpadas en una noche iluminada por la luna es en realidad el borde de una región cercana y joven de formación estelar conocida como NGC 3324. Llamado Acantilados Cósmicos, este borde de una gigantesca cavidad gaseosa está aproximadamente a 7.600 años luz de distancia.

Foto: NASA, ESA, CSA y STScI

Quinteto de Stephan

3 / 6

Quinteto de Stephan

Para obtener la imagen de este grupo compacto de galaxias ubicado en la constelación de Pegaso, el Telescopio Espacial James Webb atravesó la capa de polvo que rodea el centro de una galaxia para revelar la velocidad y la composición del gas cerca de su agujero negro supermasivo. Ahora, los científicos pueden obtener una visión poco común, con un detalle sin precedentes, de cómo las galaxias que interactúan desencadenan la formación de estrellas entre sí y cómo se altera el gas en las mismas. Los grupos estrechos de galaxias como este pueden haber sido más comunes en el universo primitivo cuando el material sobrecalentado podría haber alimentado agujeros negros muy energéticos.

Foto: NASA, ESA, CSA, STScI y el equipo de producción de Webb ERO

WASP-96b

4 / 6

WASP-96b

La observación detallada del Telescopio Espacial James Webb de este planeta caliente e hinchado fuera de nuestro sistema solar llamado WASP-96b revela la clara firma del agua, junto con la evidencia de neblina y nubes en la atmósfera del planeta que estudios previos no detectaron. Con la primera detección de agua en la atmósfera de un exoplaneta por parte de Webb, el telescopio se dedicará de aquí en adelante a estudiar cientos de sistemas estelares para comprender de qué están compuestas otras atmósferas planetarias.

Foto: NASA, ESA, CSA, STScI, and the Webb ERO Production Team

Nebulosa del Anillo Sur

5 / 6

Nebulosa del Anillo Sur

Esta comparación muestra la Nebulosa del Anillo Sur en luz infrarroja cercana (a la izquierda) y en luz infrarroja media, ambas capturadas por los instrumentos del Telescopio Espacial James Webb. Esta escena fue creada por una estrella enana blanca, el remanente de una estrella como nuestro Sol que tras despojarse de sus capas externas dejó de quemar combustible a través de la fusión nuclear. Esas capas exteriores ahora forman los mantos que envuelven a la estrella y se aprecian en la imagen.

Esta nebulosa planetaria, una nube de gas en expansión que rodea a una estrella moribunda, se encuentra a unos 2.000 años luz de distancia. Aquí, los poderosos ojos infrarrojos de Webb traen una segunda estrella moribunda a la vista por primera vez. Desde su nacimiento hasta su muerte como nebulosa planetaria, Webb puede explorar las capas de polvo y gas que expulsan las estrellas envejecidas que algún día pueden convertirse en una nueva estrella o planeta.

Foto: NASA, ESA, CSA, STScI y el equipo de producción de Webb ERO

SMACS 0723

6 / 6

SMACS 0723

El telescopio James Webb ha obtenido la imagen infrarroja más profunda y nítida del Universo distante hasta el momento, y en solo 12,5 horas. Este campo profundo utiliza un cúmulo de galaxias de lente para encontrar algunas de las galaxias más distantes jamás detectadas. Esta imagen solo rasca la superficie de las capacidades de Webb para estudiar campos profundos y rastrear galaxias hasta el comienzo del tiempo cósmico. En ella apreciamos al cúmulo de galaxias SMACS 0723 tal como era hace 4.600 millones de años, momento en que aproximadamente tanto el Sol como el sistema solar comenzaban a formarse.

Foto: NASA, ESA, CSA, and STScI