Nueva Guinea: redescubriendo un paraíso botánico

La actualización conjunta de diversas bases de datos por un equipo internacional de botánicos ha concluido que Nueva Guinea es la isla con la mayor biodiversidad de flora del mundo:

Enredadera de jade escarlata - Mucuna bennettii

Enredadera de jade escarlata - Mucuna bennettii

Foto: iStock

Enredadera de jade escarlata - Mucuna bennettii

Solo superada en tamaño por Groenlandiay con una superficie aproximada a la de España, Nueva Guinea es la isla tropical más grande del mundo. Sin embargo no es su tamaño lo que la hace especial. La ínsula es uno de los lugares más biodiversos de la Tierra, y puestos a hablar específicamente de su flora, cabe decir que cuenta con uno de los mosaicos más complejos de ecosistemas de nuestro planeta: desde selvas de tierras bajas, hasta praderas de gran altitud situadas en picos más altos que el Mont Blanc.

Expedición a Nueva Guinea: paisajes de un mundo inexplorado

Más información

Paisajes de un mundo inexplorado

16

Fotografías

Así, los botánicos saben desde hace mucho tiempo que la isla se conforma en una de las reservas de flora silvestre más importantes y diversas del mundo, por lo que ya desde que navegantes españoles y portugueses arribaran a sus costas en el siglo XVI, los esfuerzos para identificar y nombrar los miles de plantas recolectadas en Nueva Guinea han colmado los archivos de los herbarios de todo el mundo.

Sin embargo, dado que los investigadores han trabajado principalmente de forma independiente entre sí, hasta el momento existía una gran incertidumbre en cuanto al número exacto de especies de plantas que la isla podía albergar. De hecho, las estimaciones previas, las cuales variaban entre las 9.000 y las 25.000 especies de plantas, se mostraban muy contradictorias.

Miná carigualdo - Mino dumontii

Miná carigualdo - Mino dumontii

Foto: iStock

"En comparación con otras áreas como la Amazonia, para las cuales se han publicado recientemente varias listas botánicas, Irian -que es como se conoce a la isla en indonesio- ha permanecido como el "último desconocido'", afirma Rodrigo Cámara-Leret, investigador en el laboratorio del profesor Jordi Bascompte del departamento de biología evolutiva y estudios ambientales de la Universidad de Zurich -UZH- bajo cuya dirección 99 científicos de 56 instituciones y 19 países han contribuido a crear la primera lista botánica verificada por expertos y en la que se describen unas 13.634 especies de plantas vasculares en Nueva Guinea y sus islas circundantes.

"En comparación con otras áreas como la Amazonia, Nueva Guinea ha permanecido como el "último desconocido""

Los investigadores comenzaron su esfuerzo de colaboración a gran escala compilando una listado de nombres de plantas de catálogos en línea, repositorios institucionales y conjuntos de datos seleccionados por taxonomistas. Después de estandarizar los nombres científicos, 99 expertos en flora de Nueva Guinea verificaron casi 25.000 nombres de especies derivadas del estudio de más de 700.000 especímenes individuales. Para ello, revisaron la lista de nombres gracias al trabajo de varios expertos para cada familia, quienes evaluaron si estos nombres se asignaron correctamente en cada una de las plataformas digitales.

Diversa y única

Con aproximadamente un 20% más de especies que islas como Madagascar o Borneo, la lista resultante contiene 13.634 plantas, lo que demuestra que Nueva Guinea posee la flora insular más rica del mundo. Con mucho, la familia más rica en especies son las orquídeas y casi un tercio de las especies estudiadas son árboles.

Orquídeas, amor y mentiras

Más información

Orquídeas, amor y mentiras

20

Fotografías

Otro hallazgo particularmente notable es que el 68% de las plantas son endémicas, es decir, solo se encuentran en la región. "Tal riqueza endémica de especies es inigualable en todo el Asia tropical", puntualiza Cámara-Leret, "eso significa que Indonesia y Papúa Nueva Guinea, los dos estados en los que se divide la isla, tienen una responsabilidad única para la supervivencia de esta biodiversidad insustituible", añade.

El nuevo "Nuevo Mundo"

Se espera que esta nueva lista de ayude a mejorar la precisión de los estudios biogeográficos y ecológicos en la región, y a enfocar futuros estudios de secuenciación del ADN para los grupos ricos en especies con alto endemismo. Todo ello a la vez que facilita el descubrimiento de nuevas especies por los taxonomistas. De hecho, miles de especímenes permanecen aún sin identificar en varias colecciones y los científicos calculan que otras tantas miles aún no se han descubierto en la naturaleza. "Estimamos que en los próximos 50 años se añadirán entre 3.000 y 4.000 nuevas especies a la flora de Nueva Guinea", comenta Michael Kessler, coautor del estudio y experto del Jardín Botánico de la Universidad de Zúrich. "Estos esfuerzos serán importantes para la planificación de la conservación y para modelar el impacto de los cambios en el clima y el uso de la tierra en los años venideros", añade.

Jarra tropical - Nepentes biak

Jarra tropical - Nepentes biak

Foto: Matin Cheek

El titánico trabajo de colaboración llevado a cabo, también subraya que el conocimiento experto sigue siendo esencial en la era digital, ya que depender únicamente de plataformas digitales habría inflado erróneamente el recuento de especies hasta incluso quintuplicarlo. No obstante, muchos de los expertos en plantas de Nueva Guinea se jubilarán pronto, y casi la mitad de ellos no son residentes en la isla, por los investigadores apremian con la necesidad de constituir equipo experto de taxonomistas de flora local.

El paraíso recobrado

Más información

El paraíso recobrado

15

Fotografías

En cuanto a las políticas, el estudio muestra que el apoyo institucional y financiero a largo plazo es un factor crítico si se desean obtener avances significativos en las próximas décadas. "Nuestro trabajo demuestra que los esfuerzos de colaboración internacional que utilizan datos digitales verificados pueden sintetizar rápidamente la información sobre la biodiversidad. Esto puede servir como modelo para acelerar la investigación en otras áreas hiperdiversas como la isla de Borneo", declara Cámara-Leret. "Tales iniciativas allanarían el camino para el gran desafío de conservar la flora isleña más rica del mundo", concluye.

Compártelo