Llueve (y no debería) por primera vez en la cumbre más alta de Groenlandia

Las precipitaciones se han producido en un punto donde jamás habían sido registradas y en una región en la que no llovía hace más de 70 años; una anomalía que ha preocupado y llamado la atención de los científicos en lo que parece una prueba más del constatable calentamiento global del planeta.

Savissivik, Groenlandia

Savissivik, Groenlandia

Foto: iStock

 

 

Bien por su ausencia, o bien por su exceso, es habitual que la lluvia sea objeto de las noticias o los boletines informativos del tiempo. Sin embargo, hoy, por extraño que pueda parecer, la lluvia es noticia por el simple motivo de producirse. La razón: que estas precipitaciones han tenido lugar en un lugar en el cual llevan más de 70 años sin ver caer una sola gota de agua del cielo.

Así, para su sorpresa, los habitantes de Groenlandia, pudieron observar a las 5 de la madrugada del 14 de agosto de 2021 como comenzaba a llover en uno de los lugares con las temperaturas más frías del planeta. Las lluvias se produjeron durante dos días, del 14 hasta el 16 de agosto, y según los investigadores del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de los Estados Unidos, la causa se debió a la combinación de un fuerte centro de baja presión sobre la isla de Baffin y de alta presión de aire al sureste de Groenlandia, los cuales conspiraron para empujar el aire caliente y la humedad rápidamente desde el sur.

Mapa de registro de las anomalías meteorológicas del 14 de agosto de 2021 en Groenlandia

Mapa de registro de las anomalías meteorológicas del 14 de agosto de 2021 en Groenlandia

El gráfico izquierdo muestra la temperatura del aire a 2 metros para el 14 de agosto como una desviación del período de referencia de 1979 a 2000 para el Ártico y las regiones circundantes. Se aprecian las condiciones cálidas en el suroeste de Groenlandia que se extienden hasta la región de la Cumbre. La gráfica derecha muestra la presión promedio a nivel del mar para el mismo día. La circulación de aire entre el centro de baja presión sobre la isla de Baffin y el centro de alta presión en el extremo sur de Groenlandia impulsó el aire y la humedad rápidamente hacia el norte. La estrella blanca marca la ubicación de Summit Station en ambos mapas.

Foto: ClimateReanalyzer.org / Climate Change Institute / University of Maine

Pero más allá de las poco habituales precipitaciones en la zona, la lluvia también se observó en South Dome, el punto más alto de la capa de hielo que cubre la isla, y en el cual la temperatura del aire se mantuvo por encima del punto de congelación por más de 9 horas consecutivas. Se trata de la tercera vez en menos de una década, y la última fecha del año en la que la estación Summit de la National Science Foundation registró temperaturas por encima del punto de congelación y de nieve húmeda. Concretamente las temperaturas registradas por varias estaciones meteorológicas de la zonas superaron en un promedio de 18 ºC a las habituales en la región, lo que motivó estas inéditas precipitaciones. Tanto es así que, de hecho, no existe ningún informe previo de lluvia en esta ubicación localizada en la coordenadas geográficas 72.58 °N, 38.46 ° W a unos 3.216 metros de altitud.

No existe ningún informe previo de lluvia en esta ubicación localizada en la coordenadas geográficas 72.58 °N, 38.46 ° W a unos 3.216 metros de altitud.

Los científicos de la estación Summit también han comprobado que durante estos días de lluvia también tuvo lugar un acusado derretimiento de la superficie de hielo alrededor de la costa sureste de Groenlandia que afectó a más de 872. 000 kilómetros cuadrados de superficie y han remarcado que para encontrar un derretimiento de similares características hay que remontarse hasta el año 2012.

Las temperaturas superiores a cero y las lluvias se extendieron al sur y al oeste de Groenlandia durante el período de tres días, con lecturas excepcionales en varias estaciones meteorológicas remotas de la zona. La precipitación total en la capa de hielo se calcula en 7.000 millones de toneladas. Los científicos informan de que anomalías como esta no tienen precedentes, y que son una clara evidencia de los efectos del calentamiento global en Groenlandia.

Las claves del informe del IPCC sobre la emergencia climática

Más información

Las claves del último informe del IPCC