Las mil caras de Venus

Las imágenes y los datos enviados a Venus por la nave de la ESA han revelado nuevas informaciones acerca del segundo planeta más cercano al sol

1 / 2
las-mil-caras-de-venus. Imágenes reveladoras

1 / 2

Imágenes reveladoras

Tras finalizar su misión en 2014, la ESA ha procesado una ingente cantidad de datos y asombrosas imágenes de la nave enviada. Cada una de estas fotografías cubre unos 4.000 kilómetros de la superficie de Venus y evidencia el extraordinario dinamismo existente en los estratos superiores de la atmósfera.  

Foto: ESA/VIRTIS-VENUS EXPRESS/INAF-IAPS/LESIA-OBSERVATORIO PARIS/G. PICCIONI

venus-atmosfera. La atmósfera de Venus

2 / 2

La atmósfera de Venus

Uno de los objetivos de la misión Venus Express ha sido la observación prolongada de la atmçosfera de Venus, muy densa y compuesta casi en su totalidad por dióxido de carbono. 

Foto: NASA/JPL

venus-atmosfera

Las mil caras de Venus

Hace más de 15 años, en noviembre de 2005, la nave de la Agencia Espacial Europea (ESA) Venus Express abandonó la Tierra rumbo a Venus. Partió de Baikonur, en Kazajistán, y alcanzó la órbita de este planeta 153 días después, donde, tras realizar varias maniobras de inserción orbital, empezó a operar en mayo de 2006. La nave, equipada con toda suerte de instrumentos, pasó ocho años desvelando los secretos del que es el segundo planeta más cercano al Sol, después de Mercurio y antes que la Tierra. Entre otros enigmas, ha esclarecido la forma de sus vórtices polares y ha detectado vestigios de vulcanismo reciente. Asimismo, ha constatado que su velocidad de giro ha disminuido, si comparamos los datos calculados con los que tomó hace 16 años la nave Magallanes de la NASA. En cambio, durante los ocho años de misión, la Venus Express ha detectado que la capa superior de la atmósfera venusiana rota cada vez a mayor velocidad.

¿De qué planeta se trata?

Más información

TEST: ¿De qué planeta se trata?

Tras finalizar su misión en diciembre de 2014, la ESA ha procesado una ingente cantidad de datos y asombrosas imágenes (arriba). Cada una de estas fotografías cubre unos 4.000 kilómetros de la superficie de Venus y evidencia el extraordinario dinamismo existente en los estratos superiores de la atmósfera, sacudida por vientos que alcanzan los 400 kilómetros por hora, una velocidad 60 veces superior a la rotación del planeta. En la Tierra, la velocidad de rotación medida en el ecuador es de unos 1.600 kilómetros por hora, pero nuestros
vientos no superan jamás el 10 o el 20 % de esa velocidad de rotación. ¡Qué suerte la nuestra!

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?