Energía solar: limpia e inagotable

¿Cómo generamos energía del sol?

Paneles solares

Energía solar: limpia e inagotable

La energía solar es una fuente renovable de electricidad que procedente del sol. Como sabemos, el sol emite energía en forma de radiación y es la tecnología conocida como celdas solares o células fotovoltáicas, la encargada de convertir esta radiación en energía utilizable.

Las células fotovoltáicas están fabricadas con materiales semiconductores similares a los utilizados en los chips de los ordenadores. Cuando la luz solar incide en estas celdas, golpea a los electrones sueltos de los átomos que las componen, dando lugar a un flujo de electrones que se transforma en una corriente eléctrica y generando así electricidad.

Electrodomésticos más eficientes para ahorrar energía en casa

Más información

¿Cómo ahorrar energía en casa?

De este modo, las plantas fotovoltáicas se basan en este proceso pero a gran escala, y pueden generar un inmensa cantidad de energía que puede ser vertida a la red eléctrica general. Las centrales termoeléctricas por otro lado, en vez de células fotovoltáicas, usan espejos en su lugar para concentrar la energía en un punto concreto. Esta es utilizada para hacer hervir agua la cual, al evaporarse, genera la energía suficiente para mover una turbina y generar así electricidad en enormes cantidades.

Todo ello sin despreciar el enorme potencial de la producción energética individual en cada una de nuestras casas; y teniendo en cuenta que la energía solar es inagotable y no contaminante.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?