Un estudio confirma que el fútbol es cada vez más predecible y menos atractivo

¿Ha iniciado el fútbol su camino a la extinción? Investigadores de la Universidad de Oxford afirman que factores como la excesiva monetización y la desigualdad entre equipos han hecho que las grandes ligas de fútbol se hayan vuelto más predecibles y menos atractivas.

El fútbol mueve miles de millones en todo el planeta.

El fútbol mueve miles de millones en todo el planeta.

Foto: iStock

16 de diciembre de 2021, 11:00 | Actualizado a

Puede gustarte o no, pero practicado aproximadamente por más de 250 millones de personas de más de 200 países en todo el mundo, el fútbol es, de manera indiscutible, el deporte entre los deportes.

Sin embargo, el fútbol es deporte y mucho más. Es pasión y tribalismo. Como todo deporte de equipo, es la representación ficticia de una guerra en la que nadie muere. Y también es negocio. El fútbol es negocio, e incluso, lamentablemente, en algunas ocasiones también política.

Solo teniendo en cuenta las grandes ligas europeas, el deporte más popular del mundo mueve alrededor de 23.500 millones de euros anuales; una cifra que puede llegar a ser hasta 30 veces mayor si se tiene en cuenta el resto del mundo. Es por ello que la gran cantidad de datos generados en torno al fútbol están siendo mundialmente objeto de todo tipo de estudios científicos exhaustivos de vanguardia. Obviamente, también de las casas de apuestas.

Uno de ellos es el llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Oxford, el cual bajo el título Football is becoming more predictable; Network analysis of 88 thousands matches in 11 major leagues, se publica esta semana en la revista Open Science de la Royal Society. En este, un equipo de científicos liderado por el investigador de la Universidad de Oxford y el Instituto Alan Turing para la Ciencia de Datos y la Inteligencia Artificial, Taha Yasseri, concluye tras analizar más de 88.000 partidos de las 11 mayores ligas del mundo que el deporte que más pasiones jamás ha levantado se está convirtiendo en algo cada vez más predecible y menos atractivo.

“Basándonos en registros históricos a gran escala de 11 grandes ligas de fútbol, ​​hemos demostrado que, a lo largo del tiempo, el fútbol está cambiando drásticamente; el deporte es cada vez más predecible; los equipos son cada vez más desiguales y la ventaja de local está disminuyendo de manera constante para todas las ligas de la muestra”, afirma Yasseri.

Cuba y su amor incondicional por el béisbol

Más información

Cuba y su amor incondicional por el béisbol

8

Fotografías

Todo favorece a los equipos grandes

Según los investigadores, parece que el fútbol como deporte está emulando a la sociedad en su proceso de "gentrificación", es decir, las ligas más ricas se están volviendo más deterministas porque los mejores equipos ganan con más frecuencia. Como consecuencia estos equipos se vuelven más ricos, lo que les permite contratar mejores jugadores volviéndose aún más fuertes y cerrando un ciclo que se retroalimenta aumentando aún más la previsibilidad. Es por ello quizá que hace unos años las Loterías y Apuestas del Estado implementaron en España el acierto del resultado concreto en el pleno al 15 de la quiniela. Quién sabe…

“Nuestro modelo predictivo también cuantifica la ventaja local”, continúa el Yasseri. Los investigadores pueden calcular estadísticamente la ventaja local de forma directa a partir de datos históricos: contando el número total de puntos que locales y visitantes ganaron en cada temporada.

"El fútbol como deporte está emulando a la sociedad en su proceso de 'gentrificación'"

En el estudio queda patente que la ventaja local sigue presente, sin embargo, también que ha ido disminuyendo a lo largo del tiempo para todas las ligas estudiadas. Entre los factores que para los investigadores propician unos mejores resultados en casa se hallan la presión que la multitud rival puede ejercer en los futbolistas; los efectos del viaje; la familiaridad con el terreno de juego; el sesgo del árbitro; la territorialidad, así como diversos factores psicológicos y la interacción entre dos o más de todos estos condicionantes.

Según postulan los científicos, si bien algunos de estos factores han cambiado con el tiempo, el aumento del número de jugadores extranjeros ha podido disminuir los efectos de la territorialidad y sus factores psicológicos en los equipos visitantes. “Además también puede observarse que cada menos locales acuden a los estadios, ya que cada vez es más fácil viajar para la hinchada visitante. También que los jugadores acumulan cada vez más experiencia internacional, lo que ayuda a explicar la tendencia observada en nuestro estudio: que los equipos más fuertes, es decir, los más ricos, tienen muchas más probabilidades de ganar, da igual donde jueguen.

La felicidad es redonda: el fútbol en África

Más información

El fútbol, fuente de felicidad en África

12

Fotografías

Según afirma Yasseri, y según postula en su estudio, en el futuro tratará de evaluar el papel que juega el dinero para eliminar el elemento sorpresa del deporte en torneos de nivel continental como laUEFA Champions League. También más allá del continente europeo. En última instancia, pero no de forma exhaustiva, tratará de probar el impacto del dinero sobre la previsibilidad en diferentes deportes y ligas que, teóricamente, no deberían verse afectados por él, es decir, ligas y deportes que imponen limites económicos a sus equipos como la NBA. ¿Se imaginan eso el en caso del fútbol? El Betis lo ganaría todo.

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!