Los ictiosaurios más grandes que se han encontrado están en los Alpes

Un equipo de paleontólogos ha estudiado un conjunto extraordinario de fósiles hallado en los Alpes suizos, que incluye los restos de ictiosaurios más grandes que se han encontrado nunca.

Ilustración de las tres especies conocidas de Shastasaurus

Ilustración de las tres especies conocidas de Shastasaurus

Foto: DiBgd

07 de mayo de 2022, 18:45 | Actualizado a

Los ictiosaurios más grandes que han existido nadaron por lo que hoy son las cimas de los Alpes, a 2.800 metros de altura. Un equipo de paleontólogos ha publicado los resultados del estudio sobre un conjunto de fósiles hallados en la formación Kössen, en los Alpes suizos cerca de la frontera con Alemania y Austria. Estos pertenecen a tres especímenes, uno de los cuales es el más largo que se ha encontrado nunca.

Los esqueletos pertenecen al género Shastasaurus, un tipo de ictiosaurios que vivió entre mediados y finales del periodo Triásico, entre 227 y 208 millones de años atrás; en concreto, los restos encontrados en la formación Kössen han sido datados en unos 210 millones de años. Basándose en los restos encontrados – vértebras y costillas – los expertos consideran que pueden pertenecer a dos especies distintas de Shastasaurus, considerados entre los reptiles marinos más grandes que han existido nunca.

Heinz Furrer, del Instituto y Museo Paleontológico de la Universidad de Zürich, afirma que los fósiles de mayor tamaño pertenecen al “ictiosaurio más largo del mundo, con el diente más grueso encontrado hasta ahora y la vértebra dorsal más grande de Europa”. El profesor Martin Sander, del Instituto de Geociencias de la Universidad de Bonn, añade que “con un peso estimado de 80 toneladas y una longitud de más de 20 metros, estos gigantes prehistóricos habrían rivalizado con un cachalote”.

Vida marina del Triásico tardío

Vida marina del Triásico tardío

Foto: Heinz Furrer

Unos ictiosaurios muy especiales

Se han encontrado muy pocos restos semejantes, por lo que su estudio puede arrojar algo de luz sobre estas bestias tan impresionantes como desconocidas. Los autores del estudio señalan que los ictiosaurios del Triásico Tardío eran “significativamente mayores que las formas más conocidas del Jurásico”. A finales de este periodo se produjo una de las grandes extinciones masivas de la historia de la Tierra, que alteró significativamente las condiciones climáticas y la fauna del planeta.

Los fósiles de la formación Kössen fueron desenterrados entre 1976 y 1990, en un lugar que puede parecer insólito pero que hace 210 millones de años era el fondo de Panthalassa, el océano que rodeaba al supercontinente Pangea; a causa de los movimientos geológicos, estas rocas se alzaron hasta formar cordilleras, entre ellas los Alpes. Esto abre la puerta a que existan más fósiles en lugares semejantes, aunque el trabajo en tales entornos resulta especialmente complicado por las condiciones climáticas y la manipulación de los restos descubiertos.

Desenterrado en Inglaterra un fósil de ictiosaurio de 10 metros

Más información

Desenterrado en Inglaterra un fósil de ictiosaurio de 10 metros

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!