¿Es posible descongelar a Walt Disney con vida?

Volver a la vida: esa gran aspiración de algunos seres humanos. Una gran promesa en este sentido es la llamada crioconsevación pero ¿hasta qué punto es una opción factible?

Foto: iStock

Hablar de criogenización está de moda. Quizá por esa razón cada vez son más las empresas que ofrecen este singular servicio; un proceso que consiste en congelar cadáveres esperando que en el futuro seamos capaces de traerlos de vuelta a la vida. Estas empresas piden mucho dinero por tener nuestro cuerpo o el de los seres queridos inmerso en nitrógeno líquido durante años. Sin embargo, aunque la idea es seductora, revivir esos cuerpos congelados no parece factible. Al menos a corto plazo.

Descongelando a Ötzi, el hombre de hielo

Más información

Descongelando a Ötzi, el hombre de hielo

22

Fotografías

¿Qué pasa si nos congelan?

En el proceso de congelación, el agua que contiene nuestro organismo se convierte en hielo, el cual aumenta de volumen y genera cristales que destruyen nuestros tejidos. Es decir, la congelación rompe las células, lo que hace que nuestros órganos se vuelvan inservibles y sean imposibles de recomponer.

La primera criogenización se realizó en 1967 a James Bedford, un psicólogo estadounidense fallecido de cáncer

La solución parecería pasar por el uso de sustancias anticongelantes. Sin embargo, nuestras células no toleran correctamente las altas dosis de anticongelante que se necesitarían para este proceso, puesto que se pueden desnaturalizar enzimas y producir un fuerte choque osmótico.

Meros almacenes de tejidos

A esto se suma que las empresas que ofrecen este servicio no son centros de investigación ni de desarrollo tecnológico que buscan nuevas perspectivas de la criopreservación, sino meros almacenes de tejidos en nitrógeno líquido. Así que parece poco probable que esta técnica sea la que vaya a permitirnos volver a la vida.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?