Encuentran microplásticos en el Everest

Una expedición a la cima del mundo ha encontrado restos de microplásticos en muestras de nieve y de agua a más de 8.400 metros de altitud, pasada la conocida como "la zona de la muerte". Es la primera vez que se documenta la presencia de estos contaminantes a altitudes tan elevadas.

Compártelo

Varios escaladores en "El Balcón" durante la expedición.

Varios escaladores en "El Balcón" durante la expedición.

Foto: Baker Perry, National Geographic

La contaminación por plástico se ha convertido en una de las pesadillas más recurrentes de nuestro tiempo. Y en esta historia de horror medioambiental los microplásticos son uno de los protagonistas principales. Estas diminutas partículas de menos de 5 milímetros de longitud están presentes en el aire que respiramos, los alimentos que consumimos y el agua que bebemos. Estas partículas diminutas han llegado hasta el punto más profundo del océano, en la la Fosa de las Marianas, a 10.935 metros de profundidad. Y ahora han sido descubiertos a más de 8.400 metros de altitud, en el monte Everest.

Es lo que ha encontrado en el techo del mundo un equipo científico de la Unidad Internacional de Basura Marina de la Universidad de Plymouth, quienes han elaborado un estudio sobre la basura plástica presente en el techo del mundo en colaboración con investigadores del Reino Unido, Estados Unidos y Nepal y el apoyo de la National Geographic Society y Rolex.

El equipo recogió muestras de ríos y nieve para comprobar la presencia de microplásticos.

El equipo recogió muestras de ríos y nieve para comprobar la presencia de microplásticos.

Foto: Brittany Mumma, National Geographic

Materiales utilizados en la fabricación de ropa deportiva

Las muestras recogidas en la montaña y en el valle revelaron cantidades sustanciales de fibras de poliéster, acrílico, nailon y polipropileno, materiales que se usan en la fabricación de algunas prendas de ropa deportiva empleadas en la escalada, lo que mueve a los investigadores a pensar que podrían proceder de artículos de expedicionarios que se dirigen a la cumbre.

En concreto, la expedición recogió ocho muestras de 900 mililitros de agua de un arroyo y 11 muestras de 300 mililitros de nieve de diferentes lugares de la montaña, entre ellos una región conocida como "El Balcón", situada a 8.400 metros sobre el nivel del mar. Encontraron microplásticos en todas las muestras de nieve y en tres de las de agua, las concentraciones más elevadas de las cuales se encontraban en los campamentos base, lugar desde donde parten las expediciones hacia la cima del Everest.

Varias tiendas montadas en el campo base IV del Everest.

Varias tiendas montadas en el campo base IV del Everest.

Foto: Mariusz Potocki, National Geographic
La doctora Imogen Napper analiza diversas muestras en los laboratorios de la Universidad de Plymouth.

La doctora Imogen Napper analiza diversas muestras en los laboratorios de la Universidad de Plymouth.

Foto: Universidad de Plymouth

“Aunque a menudo está ligada al océano, la contaminación plástica es omnipresente en nuestro medio ambiente”, explica Imogen Napper, doctora en Ciencias Marinas, investigadora en la Universidad de Plymouth (Reino Unido) y autora del estudio a la Agencia Sinc. La investigadora argumenta que esos materiales podrían ser la principal fuente de contaminación por plástico en la cima del mundo.

"Desde la década de 1950, los plásticos se han utilizado cada vez más en todo tipo de productos debido a su practicidad y durabilidad- afirma el profesor Richard Thompson, jefe de la Unidad Internacional de Investigación de Basura Marina de la Universidad de Plymouth-. Pero esas mismas cualidades han contribuido a crear la crisis ambiental en la que estamos inmersos. Este estudio y nuestra investigación solo enfatiza la importancia de diseñar materiales que tengan los beneficios de los plásticos sin el legado duradero y dañino que profieren a nuestros ecosistemas".

Las luces de los alpinistas se perfilan a lo largo del camino qeu llega hasta la cima más alta del planeta.

Las luces de los alpinistas se perfilan a lo largo del camino qeu llega hasta la cima más alta del planeta.

Foto: Eric Daft, National Geographic

Una idea que comparte Imogen Napper, quien conmina a los expedicionarios a buscar soluciones tecnológicas a este problema medioambiental, como puede ser la modificación del diseño de las telas de la ropa especializada o la incorporación de fibras naturales de plástico siempre que sea posible.

Españoles en el Everest, la conquista de la cima del mundo

Más información

Españoles en la cima del mundo

9

Fotografías

Compártelo