Encontrada una nueva especie humana: Homo luzonensis

Los científicos deducen que los restos encontrados en la cueva de Callao, en Filipinas, pertenecen a una nueva especie, bautizada como "hombre de Luzón".

Restos de Homo luzonensis

Restos de Homo luzonensis

Foto: Universidad de Filipinas

Homo floresiensis

Los 13 huesos y dientes encontrados en la cueva de Callao, en Filipinas, forman parte de un nuevo miembro de la familia humana: Homo luzonensis, que habitó lo que hoy corresponde a la isla de Luzón, en Filipinas, hace al menos 67.000 años. Es la conclusión que se desprende de un estudio científico publicado ayer por la revista Nature.

Los restos, desenterrados en las excavaciones que tienen lugar en la cueva desde hace más de diez años, se componen de dientes y huesos de la mano y del pie, además de un aparte del fémur, correspondientes a tres individuos distintos (dos adultos y un niño).

Los científicos descubrieron que los dientes son muy pequeños, parecidos a los de un humano actual o a los de Homo floresiensis (hombre de Flores), un hominino que vivió hace unos 50.000 años en la isla indonesia de Flores, caracterizado por su pequeña estatura de apenas un metro de alto y su cerebro de pequeñas dimensiones.

¿Cuánto sabes sobre la evolución humana?

Más información

TEST NG: ¿Cuánto sabes sobre la evolución humana?

Sin embargo, los paleoantropólogos advirtieron que los huesos de manos y pies eran mucho más primitivos, similares a los australopitecos que vivían en África hace entre dos y cuatro millones de años.

La hipótesis de que un australopitecino pudiera ser capaz de llegar hasta el Sudeste Asiático podría cambiar nuestra noción sobre la evolución humana, ya que hasta hoy la comunidad científica pensaba que Homo erectus era el primer miembro de nuestro linaje que abandonó el continente hace aproximadamente 1,9 millones de años.

Sin ADN de Homo Luzonensis

A pesar de que ha sido imposible extraer ADN de los restos, el descubrimiento de herramientas en el valle de Caganan, en Filipinas delata la presencia de homininos hace al menos 700.000 años, lo que ha llevado a los investigadores a teorizar acerca sobre el posible linaje de H. luzonensis.

Los científicos trabajan con tres hipótesis: que descendiese directamente de Homo erectus, habiendo evolucionado de forma aislada, (lo que explicaría sus pequeñas dimensiones); que procedan de una oleada que abandonó África con anterioridad, o que, junto con el hombre de Flores, desciende de un antepasado común de la isla de Sulawesi.

Con independencia del debate generado, lo que es seguro es que este nuevo miembro de la familia humana añade un plus de diversidad al linaje de nuestra especie: H. Sapiens, y genera nuevas dudas sobre su procedencia, por ejemplo: ¿Se relacionó el hombre de Luzón con otras especies fuera de África, entre ellas la nuestra? La ciencia sigue investigando la evolución humana.

¿Coincidieron los neandertales y los humanos modernos?

Más información

¿Coincidieron los neandertales y los humanos modernos?

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?