El campo de la genética está experimentando una revolución sin precedentes gracias al sistema de edición CRISPR, alcanzando incluso a la regeneración de células de la retina. Este avance promete una solución potencial para la ceguera y los problemas de visión causados por daños en la retina, un problema que hasta ahora parecía insuperable en seres humanos.

 

La retina, esencial para la visión, está compuesta de neuronas especializadas que pueden dañarse irreversiblemente debido a enfermedades o traumas. En contraste con los seres humanos, algunos animales, como peces y aves, poseen la sorprendente habilidad de regenerar estas neuronas esenciales.

El secreto reside en las células de la glía de Muller, presentes en la retina y que, en estas especies, pueden convertirse en neuronas funcionales tras una lesión. Sin embargo, en mamíferos, incluidos los humanos, estas células responden formando cicatrices e inflamación, sin generar nuevas neuronas.

Un Futuro de regeneración retiniana

La última investigación en este campo, liderada por Thomas Reh y publicada en Stem Cell Reports, revela un hallazgo revolucionario: es posible inducir a la glía de Müller humana para que se transforme en neuronas. Este proceso, hasta ahora inédito en mamíferos, se logra mediante la modificación genética que activa programas genéticos específicos, imitando el proceso natural de los peces.

El estudio de Reh y su equipo demuestra que, al modificar genéticamente la glía de Müller humana, ésta puede adoptar características neuronales similares a las de las neuronas inmaduras de la retina. Este descubrimiento abre un camino totalmente nuevo para la reparación retiniana en personas que han sufrido pérdidas neuronales debido a enfermedades o traumas.

Aunque los resultados son prometedores, aún hay desafíos por delante. El estudio actual se basó en la glía de Müller inmadura, y aún está por determinarse si técnicas similares podrían ser efectivas en la glía de Müller adulta. Además, la eficiencia de este proceso y su aplicabilidad en tratamientos a gran escala son cuestiones que requieren mayor investigación.

La magia del CRISPR

CRISPR es una tecnología de edición genética que actúa como un par de tijeras moleculares, permitiendo a los científicos cortar y modificar el ADN de manera muy precisa. Para entenderlo de manera sencilla, se puede considerar el ADN como un enorme libro de recetas que contiene todas las instrucciones para construir y mantener un organismo vivo.

Este libro está lleno de recetas, que son los genes, y determinan características como el color de los ojos o la altura. CRISPR se utiliza para hacer cambios específicos en estas recetas. Funciona de la siguiente manera: los científicos diseñan una guía de ARN, una molécula que puede leer y emparejarse con una secuencia específica de ADN.

Esta guía lleva al sistema CRISPR al lugar exacto del libro de recetas, o sea, el ADN, donde se desea hacer un cambio. Una vez en el lugar correcto, las tijeras moleculares de CRISPR cortan el ADN. Luego, el propio sistema de reparación del ADN de la célula entra en acción para arreglar este corte, pero durante este proceso, los científicos pueden introducir cambios o correcciones en la secuencia de ADN.

Este método ha revolucionado la investigación genética, permitiendo no solo entender mejor los genes y su funcionamiento, sino también desarrollar tratamientos para enfermedades genéticas, mejorar cultivos agrícolas y mucho más. La facilidad, precisión y eficiencia de CRISPR lo convierten en una herramienta poderosa y prometedora en el campo de la biotecnología.