Las dietas poco saludables causan más muertes que el tabaco o el cáncer

Un nuevo estudio cifra la mala alimentación como responsable de unas 11 millones de fallecimientos durante 2017. Es decir, la mala dieta, principalmente asociada por la OMS al elevado consumo de bebidas azucaradas, carne procesada y altas dosis de sal provoca ya 1 de cada 5 muertes en el mundo

Hamburguesa con patatas fritas

Hamburguesa con patatas fritas

foto: iStock

Hamburguesa con patatas fritas

Según los datos de un alarmante informe realizado por investigadores de 40 países distintos y liderado por la Universidad de Washington, las dietas altas en grasas y azúcares y bajas en frutas y verduras fueron responsables de 11 millones de muertes el año 2019, casi un 22% del total, casi 3 millones más que los fallecimientos atribuibles al consumo de tabaco, y más de 2 millones más que las ocasionadas por el cáncer ( 9.6 millones de fallecimientos registrados en 2018, según la OMS). Son los resultados de un estudio reciente publicado por la revista especializada The Lancet, y que ha sido elaborado por más de 130 científicos tras analizar los datos de casi 20 años de 195 países distintos.

Los investigadores cruzaron diversos datos de 15 indicadores dietéticos de estos países registrados entre los años 1990 y 2017 y descubrieron que ninguno de ellos alcanzó los niveles recomendados de consumo de alimentos saludables. Afganistán, Uzbekistán, Afganistán, las islas Marshall, Papúa y Nueva Guinea ocupaban, en ese orden, la lista de los países con una mayor relación entre muertes y dietas poco saludables. Los tres países mejor parados fueron, por este orden, Israel, Francia y España, seguido de Japón.

Afganistán, Uzbekistán y Afganistán son los países con una mayor relación entre muertes y dietas poco saludables. Los que tienen menos muertes relacionadas con la dieta son Israel, Francia y España

Según el estudio, el consumo de dietas bajas en cereales integrales y fruta y altas en sodio, azúcar y grasas representaron más del 50% de las muertes relacionadas con la dieta y el 66% de la suma de años de vida perdidos y años de vida con discapacidad (AVAD). El otro 50% de los fallecimientos causados con la dieta, según el estudio, estaba relacionado con el consumo excesivo de carnes rojas, carnes procesadas, bebidas azucaradas y grasas trans.

Según la Organización Mundial de la salud, se recomienda una ingesta mínima de 400 gramos diarios de frutas y verduras y un máximo de 5 gramos de sal. Asimismo, la organización recomienda limitar a menos del 10% la ingesta calórica de azúcares libres, y menos del 30% de grasas, de las cuales solo un máximo del 1% deberían ser saturadas.

La alimentación afecta al cambio climático

Más información

Tu alimentación afecta al planeta

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?