Descubren que las bacterias tienen "órganos"

Investigadores de la Universidad McGill han descubierto orgánulos bacterianos especializados involucrados en la expresión génica, lo que sugiere que las bacterias podrían no ser tan simples como se pensaba. El hallazgo abre la vía para el desarrollo de nuevos antibióticos

Escherichia coli

Escherichia coli

Foto: IStock

Escherichia coli

Al igual que el cuerpo humano está formado por órganos que realizan funciones concretas, las células individuales contienen compartimentos especializados en diversas tareas llamados orgánulos. Un caso bastante conocido es el de las mitocondrias, productoras de energía y encargadas de la respiración celular. Al igual que las mitocondrias, las células complejas contienen otros muchos orgánulos, la mayoría de los cuales se encuentran delimitados por una membrana que los mantiene unidos. No obstante, debido a que las bacterias carecen de estos orgánulos delimitados por membranas, hasta el momento se había supuesto que estas carecían de ellos por completo.

La "domesticación" de las bacterias

Más información

Una arquea proporciona nuevas pistas del origen de la vida

Ahora el equipo liderado por Stephanie Weber, profesora el Departamento de Biología de la Universidad McGill, acaban de demostrar que las bacterias tienen compartimientos tan especializados como algunas células complejas. El hallazgo se describe esta semana en el estudio, titulado Clusters of bacterial RNA polymerase are biomolecular condensates that assemble through liquid–liquid phase separation publicado en PNAS. "Nuestro documento proporciona evidencia de un orgánulo bacteriano que se mantiene unido por proteínas "adhesivas" en lugar de por una membrana", explica Weber, también autora principal del estudio.

"Nuestro documento proporciona evidencia de un orgánulo bacteriano que se mantiene unido por proteínas "adhesivas" en lugar de por una membrana"

Los orgánulos bacterianos descritos en el estudio se forman de manera similar a los compartimientos celulares sin membrana que se encuentran en las células eucariotas más complejas -células con núcleo- a través de un proceso llamado separación de fases; fenómeno que responde al mismo principio por el cual el vinagre y el aceite no se mezclan en una ensalada. Este proceso hace que ciertos tipos de moléculas se concentren dentro de distintos compartimentos dentro de la célula. "Se trata de la primera evidencia directa de separación de fases en bacterias, por lo creemos que puede tratarse de un proceso universal en todos los tipos de células hasta el punto de haber estado involucrado incluso en el origen de la vida", añade Webber, que ahora está tratando de entender exactamente cómo se ensamblan las proteínas en los orgánulos.

Superbacterias y antibióticos: una guerra microscópica

Más información

Superbacterias y antibióticos: una guerra microscópica

También debido a que dicho orgánulos están involucrados en los primeros pasos de la expresión génica - el proceso por el cual todos los organismos transforman la información codificada por el ADN en las proteínas necesarias para su desarrollo- la investigadora cree que del mismo modo podrían ser un objeto de estudio interesante para el desarrollo de una nueva generación de antibióticos efectivos ante el cada vez más acuciante problema de la resistencia a los medicamentos.

Compártelo