Descubren una nueva especie de anquilosaurio en Chile

El hallazgo proporciona nuevos conocimientos sobre el origen y la evolución temprana de estos dinosaurios blindados y revela que Stegouros elengassen desarrolló un arma de cola grande, a diferencia de las observadas en otros dinosaurios.

Modelo 3D de la posible apariencia de Stegouros elengassen

Modelo 3D de la posible apariencia de Stegouros elengassen

Foto: Lucas Jaymez

02 de diciembre de 2021, 15:00 | Actualizado a

Tal y como suele pasar con algunas especies de dinosaurios, el grupo de los anquilosaurios -Ankylosauria- de Laurasia, es decir, la gran masa continental del norte que resultó de la separación del supercontinente Pangea, son diversos y están bien estudiados. Sin embargo, los del sur, los que habitaron la parte correspondiente a Gondwana, son raros y poco conocidos.

Esto es importante porque, de hecho, se cree que fue en Gondwana precisamente el lugar en que surgieron los primeros anquilosaurios, un asunto al que viene a arrojar luz un nuevo articulo publicado en la revista Nature bajo el titulo Bizarre tail weaponry in a transitional ankylosaur from subantarctic Chile, en el que el biólogo especializado en paleontología de vertebrados de la Universidad de Chile, Alexander Vargas, describe junto a sus colegas el esqueleto bien conservado y completo en su mayoría de un pequeño anquilosaurio.

Representación artística de Stegouros elengassen

Representación artística de Stegouros elengassen

Esta imagen representa la posible apariencia del nuevo dinosaurio blindado descrito: Stegouros elengassen. La imagen refleja el ambiente de meandros y cuerpos lacustres en un abanico deltaico del borde de la antigua cuenca Austral típicos de esta región de Gondwana y reconstruidos a partir de fósiles hallados en niveles cercanos.

Foto: Mauricio Alvarez

El espécimen, de aproximadamente dos metros de tamaño data del período Cretácico tardío -hace alrededor de entre 71,7 y74,9 millones de años- y fue descubierto en Magallanes, en el extremo sur de Chile. Pero lo extraordinario del descubrimiento es que, según revelan desde el equipo de Vargas, se trata de una nueva especie de dinosaurio a la que los investigadores han bautizado como Stegouros elengassen.

"Stegouros elengassen tiene características distintivas como las de otros anquilosaurios", explica Vargas. "Un ejemplo puede ser su cráneo", especifica. "Pero se cree que el resto de su esqueleto es en gran parte primitivo, con algunas características de estegosaurio".

Según el trabajo, Stegouros también poseía en el extremo de su cola un arma de gran tamaño compuesta por siete pares de depósitos óseos aplanados y fusionados en una estructura similar a una fronda, es decir, similar a las hojas de un helecho- a lo largo de la parte distal de su cola, lo que le diferencia de los pares de picos y mazas de otros dinosaurios blindados.

Además, los análisis filogenéticos, equivalentes a la construcción del árbol genealógico del anquilosaurio, permitieron al equipo reconocer a Stegouros como un anquilosaurio específicamente relacionado con los Kunbarrasaurus hallados en Australia o los Antarctopeltas de la Antártida.

A la luz de sus hallazgos, los autores concluyen que diferentes ramas del árbol genealógico de los anquilosaurios podrían haber existido en Laurasia y Gondwana respectivamente después de la separación final de estos supercontinentes en el período Jurásico tardío. Esta propuesta, afirman, junto con otras posibilidades planteadas por el descubrimiento de Stegouros, reitera cuánto tenemos que aprender aún sobre la evolución de los dinosaurios blindados, particularmente en Gondwana.

Los sistemas de defensa de los dinosaurios herbívoros contra sus depredadores

Más información

Así se defendían los dinosaurios herbívoros

7

Fotografías
  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!