Describen por primera vez la cloaca de un dinosaurio

Un fósil de Psittacosaurus excepcionalmente bien conservado ha permitido por primera vez estudiar la cloaca de los dinosaurios, es decir, el agujero por el que hacían sus necesidades, copulaban y ponían los huevos.

Ilustración de Psittacosaurus

Ilustración de Psittacosaurus

Imagen: Bob Nicholls/Paleocreations.com 2020

A pesar de lo mucho que se han estudiado los dinosaurios, hay un misterio que en más de cien años aún no se ha podido resolver: su comportamiento reproductivo. Pero esto puede cambiar con el hallazgo de un fósil de Psittacosaurus -un dinosaurio del tamaño de un perro grande- que ha preservado la estructura externa de la cloaca, la cavidad multiusos que les servía tanto para aparearse y poner los huevos como también para orinar y defecar.

El fósil fue descubierto a principios de 2021 en China y despertó de inmediato el interés de los paleontólogos porque conserva la parte exterior y la pigmentación de la cloaca, lo que permite compararla con la de animales vivos -como los cocodrilos o las aves- e imaginar cómo podía funcionar. La cloaca es una cavidad que presentan los anfibios, saurópsidos -grupo que incluye a los reptiles, aves y dinosaurios- y algunos mamíferos como los marsupiales.

En este caso, los investigadores creen que la pigmentación podía servir como reclamo, de forma similar a algunas aves. También señalan que los lóbulos situados a ambos lados de la abertura podían indicar la presencia de glándulas aromáticas como las de los cocodrilianos. Según los paleontólogos, ambas características se combinaban para atraer la atención del sexo opuesto en el momento de la reproducción.

El fósil de Psittacosaurus encontrado en 2021. Abajo, un detalle de la cloaca.

El fósil de Psittacosaurus encontrado en 2021. Abajo, un detalle de la cloaca.

Foto: Vinther et al., Current Biology, 2020
Detalle de la cloaca del fósil. A la derecha, reconstrucción artística.

Detalle de la cloaca del fósil. A la derecha, reconstrucción artística.

Foto: Izquierda, Jakob Vinther, University of Bristol; derecha: Bob Nicholls/Paleocreations.com 2020

No obstante, el doctor Jacob Vinther señala que este es “un territorio casi desconocido”, en parte porque hasta ahora nunca se había hallado un fósil de dinosaurio con cloaca; y también porque, según dice, “nadie se había preocupado de comparar el exterior de las aberturas cloacales de los animales vivos”, ya que esta estructura difiere considerablemente entre los diversos grupos que la poseen. La del Psittacosaurus se situaba justo detrás de la pelvis con una abertura vertical, de forma parecida a la de los cocodrilos, pero no se puede comparar con otras especies al tratarse del único ejemplar hallado hasta ahora.

Los resultados completos del estudio han sido publicados en la revista Current Biology y van acompañados de ilustraciones realizadas por el paleoartista Robert Nicholls, quien dice que “ha sido increíble tener la oportunidad de reconstruir una de las últimas características de los dinosaurios de las que no sabíamos nada”. Aun así, las conclusiones quedan incompletas por el hecho de que el fósil no ha conservado las estructuras internas de la cloaca, que permitirían saber entre otras cosas el sexo del individuo.

8 curiosidades que probablemente no sabías sobre los dinosaurios

Más información

8 curiosidades que probablemente no sabías sobre los dinosaurios

8

Fotografías
  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!