7 interesantes curiosidades sobre el zorro ártico

Los zorros árticos, habitantes de las regiones más septentrionales del planeta, son uno de los mamíferos más adaptados al frío extremo. Su pelaje y sus patas almohadilladas y cubiertas de piel son muy útiles a la hora de soportar las inclemencias del hielo y la nieve del Ártico. Descubrimos algunas curiosidades de estos cánidos de las regiones polares.

1 / 7
Son habitantes del círculo polar Ártico

1 / 7

Son habitantes del círculo polar Ártico

El zorro ártico (Alopex lagopus) habita prácticamente en todo el círculo polar Ártico, desde Canadá hasta Rusia pasando por Europa, Groenlandia e Islandia. Suelen vivir en zonas de tundra, y normalmente permanecen cerca de las regiones costeras. Se trata de una especie nómada habituada a recorrer grandes distancias en su área de distribución.

Foto: AP

Siguen a los osos polares

2 / 7

Siguen a los osos polares

Cazan durante el día. Tienen una dieta carnívora y vegetariana. En verano se alimenta principalmente de roedores, como los lemmings, una de sus presas favoritas, aunque también suele capturar aves. En invierno, época de más escasez de alimento, incluso puede llegar a abatir renos. Cualquier estrategia es buena para conseguir alimento en ambientes tan inhóspitos, con lo que estos animales no dudarán en perseguir a otros habitantes de las nieves: los osos polares, para rebuscar entre las sobras dejadas por estos grandes depredadores. 

 

Foto: Istock

No están amenazados

3 / 7

No están amenazados

Se trata de animales comunes, a veces incluso abundantes, con poblaciones que fluctúan en función del número de presas. Cuando el alimento escasea, crían camadas más pequeñas. Sin embargo, la presencia de depredadores los ha expulsado de algunas regiones, como el norte de Escandinavia. Sus poblaciones se vieron seriamente afectadas como consecuencia del comercio de pieles, pero esta actividad no supone una amenaza actualmente, con lo que las poblaciones se han mantenido relativamente estables. La UICN lo cataloga dentro de la categoría de ‘preocupación menor’. 

 

Foto: Istock

No todos los zorros árticos son blancos

4 / 7

No todos los zorros árticos son blancos

Aunque no lo parezca, no todos los zorros árticos son de color blanco. Únicamente se muestran de este color durante los meses de verano. En invierno presentan un pelaje de color entre gris y marrón, con los costados amarillentos. Sin embargo, existe una variedad de zorro ártico de color grisáceo durante todo el año. A veces tienen todos azulados, por eso se les llama ‘zorros azules’. Normalmente suponen cerca del 3% de toda la población, aunque en algunas regiones, como las islas Svalbard, alcanzan el 10%. 

 

Foto: Istock

Las crías son de color marrón oscuro

5 / 7

Las crías son de color marrón oscuro

Las crías recién nacidas de ambas poblaciones están cubiertas de un pelaje corto y aterciopelado de color marrón oscuro que se va aclarando cuando alcanzan las semanas de edad. Los cachorros de la fase azul adquieren su característico color oscuro a los dos meses de edad.

Foto: Istock

Son animales solitarios

6 / 7

Son generalmente solitarios

Las unidades familiares se separan entre septiembre y octubre, con lo que pasan la mayor parte del invierno solos, reuniéndose solo cuando localizan el cadáver que les sirve de alimento, como pueden ser mamíferos marinos, caribúes o renos. A pesar de estar preparados para soportar las más bajas temperaturas, muchos individuos no resisten y mueren durante el primer año. 

 

Foto: Istock

No están amenazados

7 / 7

No están amenazados

Se trata de animales comunes, a veces incluso abundantes, con poblaciones que fluctúan en función del número de presas. Cuando el alimento escasea, crían camadas más pequeñas. Sin embargo, la presencia de depredadores los ha expulsado de algunas regiones, como el norte de Escandinavia. Sus poblaciones se vieron seriamente afectadas como consecuencia del comercio de pieles, pero esta actividad no supone una amenaza actualmente, con lo que las poblaciones se han mantenido relativamente estables. La UICN lo cataloga dentro de la categoría de ‘preocupación menor’. 

 

Foto: Istock

10 curiosidades sobre el lince ibérico

Más información

10 curiosidades sobre el lince ibérico