La órbita de la Luna alrededor de nuestro planeta no es circular, si no que describe una trayectoria elíptica. Esto significa que no se encuentra siempre a la misma distancia de la Tierra, si no que en su recorrido existe un momento en el que se encuentra más lejos, conocido como apogeo, y un punto en el que se encuentra más cerca, el perigeo.

vídeo: NG

Cuando se da este segundo caso, la Luna puede observarse mucho más grande y brillante dando lugar a lo que en el lenguaje popular se conoce como Superluna, un fenómeno descrito por primera vez por el astrónomo Richard Nolle y que tiene lugar cuatro veces al año. 

Así, durante este 2023, con la suerte de hallarnos en el periodo más cálido del año, lo que hará de observación una agradable velada bajo el cielo, las superlunas de este año brillarán en el cielo las noches del 3 de julio, el 1 de agosto, el 31 de agosto y el 29 de septiembre. 

Además en 2023 tendrá lugar otro fenómeno conocido como una Luna Azul, en este caso Superluna Azul, el cual se produce cada dos o tres años y tiene lugar cuando se da una luna llena dos veces en el mismo mes. Esta será, además, la que podrá observarse con el mayor tamaño de todas, ya que el momento en que se muestre por completo en la bóveda celeste nuestro satélite se encontrará a unos 357.344 kilómetros de distancia de la Tierra, un 7% más cerca que la media del resto del año.