El cráter Jezero, un lugar idóneo para encontrar vida en Marte

El Jezero, un cráter de impacto de unos 35 kilómetros de diámetro situado en el hemisferio norte del planeta rojo, atesora restos geológicos de un antiguo lecho lacustre. Su estudio podría arrojar nueva luz sobre la existencia de vida en el vecino de la Tierra.

Compártelo

Cráter Jezero, en Marte, en alta resolución

Cráter Jezero, en Marte, en alta resolución

Foto: NASA

El rover Perseverance ha llegado a la superficie de Marte, donde recogerá muestras del pasado geológico del planeta para encontrar pistas sobre posibles indicios de vida. El lugar de amartizaje del robot explorador es el Jezero, un cráter de impacto de unos 45 kilómetros de diámetro situado en el hemisferio norte del planeta, el cual se estima que se formó hace unos 4.000 millones de años. Con el tiempo, el cráter se llenó de detritos volcánicos, y más tarde, durante la época en que el planeta albergó agua, dos canales rompieron hasta convertirlo en un lago. Unos 500 años más tarde, cuando el agua líquida y gran parte del hielo desaparecieron del planeta rojo y Jezero quedó convertido en un lecho lacustre seco, cuyos sedimentos acumulados servirán para estudiar la evolución geológica del planeta rojo durante miles de millones de años.

Cráte Jezzero junto al delta fluvial.

Cráte Jezzero junto al delta fluvial.

Imagen: ESA/DLR/FU-Berlin

Los restos de sedimentos del cráter servirán para estudiar el pasado geológico del planeta

Los científicos ven pruebas de que el agua transportó hasta el Jezero minerales arcillosos procedentes del delta hasta el lago del cráter, con lo que es posible que la vida microbiana podría haber prosperado allí durante el ‘período húmedo’ de Marte. Si así fuese, es probable que puedan encontrarse restos de vida, tanto en el lecho lacustre como en los sedimentos presentes en la línea de costa. Los datos proporcionados por el Perseverance ayudarán a la comunidad científica a estudiar cómo se formó y evolucionó aquella región a partir de muestras de rocas recolectadas por el robot explorador.

Registro geológico

Cráter y alrededores

Cráter y alrededores

Foto: ESA/DLR/FU Berlin

El cráter Jezero cuenta con mineralogía diversa, que se puede utilizar para inferir las condiciones ambientales en el momento de la formación de los minerales en Marte.

El mapa detallado del cráter (arriba a la derecha, en la imagen superior) muestra que el borde del cráter está atravesado por tres valles, correspondientes a antiguos ríos. Neretva Vallis y Sava Vallis eran canales que rompieron el borde del cráter de entrada que han creado dos deltas en el borde occidental y noroccidental del cráter.

Un lago típico en Marte

El Jezero se convirtió en un "lago de cuenca abierta", un tipo de lago que se cree que abundó en el planeta rojo.. En comparación con las cuencas cerradas (con entrada pero sin salida), son idóndeos para el estudio del registro geológico, porque albergaban lagos de agua dulce con niveles estables. Los lagos en cuencas cerradas, en cambio, fueron sometidos a periodos de secado más frecuentes, que los convirtieron en lagos salados, haciéndolos menos proclives para la búsqueda de condiciones propicias para la vida.

El mapa grande (a la izquierda) muestra el área de captación de agua de los dos canales de entrada, desde los cuales el material acumulado en el área circundante fue transportado por los ríos hacia el interior del cráter y depositado en los dos deltas. Las naves que orbitan alrededor de Marte han usado espectrómetros para detectar una variedad de minerales en esta área de captación. Estos son principalmente silicatos de los grupos olivino y piroxeno, ambas clases de minerales que se originan en el manto marciano e indican la presencia depósitos volcánicos basálticos que no estuvieron sujetos a la erosión a largo plazo por el agua. Los carbonatos identificados en el borde interior del cráter Jezero, junto con los minerales arcillosos, atestiguan la erosión por el agua.

En el siguiente mapa puedes localizar la posición exacta del Perserverance (NASA), en la superficie de Marte:

El impacto de un meteorito

El cráter Jezero se encuentra próximo a la región denominada Isidis Planitia de Marte, donde el impacto de un antiguo meteorito dejó un gran cráter unos 1.200 kilómetros de diámetro. Este evento, conocido como impacto de Isidis, cambiaría para siempre la composición geológica de la roca del cráter. Un impacto posterior dentro de la cuenca de Isidis creó un meteorito más pequeño creó Jezero, de unos 45 kilómetros de diámetro. Isidis Planitia se llenó de agua posteriormente y formó parte de un antiguo océano, mientras que el cráter Jezero se convirtió en un lago que recibió parte del drenaje de un antiguo delta fluvial.

El instrumento CRISM del Mars Reconnaissance Orbiter ha revelado que el cráter contiene arcillas en su interior, que solo se forman en la presencia de agua. En la Tierra, los científicos han encontrado tales arcillas en el delta del río Mississippi, donde se ha hallado vida microbiana incrustada en la propia roca. Esto hace que el cráter Jezero sea un gran lugar para cumplir el objetivo científico de la misión Mars 2020, la que se engloba el trabajo del Perseverance.

Antiguo lecho lacustre del cráter Jezero.

Antiguo lecho lacustre del cráter Jezero.

Foto: NASA/JPL-Caltech/MSSS/JHU-APL/ESA

Marte hace millones de años

Teniendo en cuenta este contexto, en el Jezero Perseverance debería acceder a rocas de unos 3.600 millones de años de antigüedad, lo que podría ayudar a responder algunas de estas preguntas y darnos más información sobre la formación de planetas rocosos.

Se observan minerales volcánicos, carbonatos y minerales arcillosos tanto en el delta como en otras partes del cráter. Se cree que algunos carbonatos (calizas) se formaron directamente en el lago, por lo que indican las condiciones del agua dulce y tienen el potencial de conservar rastros de vida.

Sin embargo, también se han observado otros tipos de minerales, como los sulfatos, los cuales contienen contienen óxido de hierro, óxidos e hidróxidos de silicio amorfo; los cuales tienden a formarse en aguas ácidas que se secan gradualmente. Estos minerales indican que las condiciones ambientales en el cráter Jezero se volvieron más secas y menos propicias para la vida en una etapa posterior. Sin embargo, incluso entre estos minerales hay algunos en los que las biofirmas pueden conservarse muy bien.


Nueva toponimia

Tanto en la Tierra como en Marte, denominar regiones es la mejor manera de recordar su ubicación, por lo que el equipo de la misión Mars 2020 asignará también nombres no oficiales a los distintos puntos del cráter que vaya descubriendo el Perseverance. Este sistema de nombres es similar al utilizado para denominar las ubicaciones de Marte que el rover Curiosity ha explorado en el planeta rojo. En este sentido, el equipo de la misión ha dividido el cráter en cuadrados que serán bautizados con nombres de parques y reservas naturales de distintas zonas terrestres localizadas en los países que hayan contribuido a la misión.

Compártelo