China regresa a la Luna para recoger muestras de rocas

La misión espacial Change 5 se ha posado con éxito sobre la superficie lunar. Su objetivo a corto plazo es volver a traer a la Tierra rocas lunares, una operación que hace más de 40 años que no se lleva a cabo, sin embargo, a largo plazo esta misión podría poner la primera piedra para desarrollar futuras misiones tripuladas y llegar a montar una estación espacial en nuestro satélite natural.

Compártelo

Reconstrucción del alunizaje

Reconstrucción del alunizaje

Foto: Administración Espacial Nacional de China

China ha aterrizado con éxito la quinta versión de la sonda lunar Change 5, según han confirmado las autoridades del país. La misión, formada por una sonda orbital, un módulo de aterrizaje y un robot explorador, pasará una semana recogiendo muestras de rocas de la superficie del satélite para devolverlas a la Tierra a mediados de diciembre. De tener éxito, China se convertirá en el tercer país del mundo (después de Estados Unidos y la extinta Unión Soviética), en recoger rocas lunares, una operación que no se llevaba a cabo desde 1976, cuando la sonda soviética Luna 24 recolectó las últimas muestras extraterrestres.

Change 5 "ha alunizado con éxito a las 23:11 horas (15:11 horas GMT) del 1 de diciembre en la zona preseleccionada a 51,8 grados de longitud oeste y 43,1 grados de latitud norte", afirmaba en un comunicado la Administración General del Espacio de China. Una vez alcanzada la superficie lunar, el robot explorador desplegará sus paneles solares y su antena direccional para ponerse en marcha en su labor de recolección de muestras, una misión que durará unos dos días, según fuentes oficiales. Para ello, se valdrán de dos técnicas de recogida: una para las rocas superficiales y un sistema de perforación para alcanzar capas más profundas.

Tras entrar en órbita lunar, la sonda espacial se dividió en dos partes: un módulo de aterrizaje, encargado de hollar la superficie del satélite, y una nave que permanece a la espera en la órbita lunar. La sonda arribó con éxito y siguió una órbita elíptica antes de prepararse para el impacto, que se produjo en el Mons Rümker, una llanura volcánica situada en la parte occidental de la cara visible de la Luna.

Imagen de la superficie lunar captada por la sonda Change 5.

Imagen de la superficie lunar captada por la sonda Change 5.

Foto: Administración Espacial Nacional de China

Límite: 14 días

A partir de ahora la misión prevé realizar las tareas de perforación y excavación en un solo día lunar, que dura 14 días terrestres, pues no está diseñada para sobrevivir a las temperaturas gélidas y oscuras de la noche lunar. Antes de que se ponga el Sol, el pequeño cohete del módulo de aterrizaje despegará hacia la sonda orbital antes de regresar a la Tierra.

La Change 5 es la tercera misión que llega al satélite terrestre desde 2013, cuando el vehículo explorador Yutu alcanzó la superficie lunar en una misión histórica. El programa Change, bautizado así en honor a la diosa homónima, que, según la mitología china, vive en la Luna), tuvo su bautizo en 2007 con el lanzamiento de la primera sonda orbital al satélite. Después de realizar el primer alunizaje seis años más tarde, el año pasado la misión volvió a marcar un hito, cuando la sonda Change-4 logró posarse sobre en la cara oculta del satélite, algo que nunca se había conseguido en la historia de la exploración espacial. El programa llevará a cabo nuevas misiones que irán más allá de la recogida de rocas lunares, pues están proyectadas futuras misiones tripuladas para la próxima década, e incluso la construcción de una nueva estación espacial.

Objetivo: tierras raras

De tener éxito, la misión lunar china conseguirá obtener muestras de las tierras raras, unos minerales empleados en la fabricación de componentes electrónicos poco abundantes en la Tierra para los que China tiene un gran interés estratégico. Pero además, también tiene una gran importancia científica, pues las rocas recolectadas recientemente podrían servir para calibrar mejor las técnicas empleadas para datar las muestras geológicas de planetas y satélites del sistema solar.

Biominería espacial: microbios mineros a la búsqueda de tierras raras

Más información

Microbios mineros a la búsqueda de tierras raras

Compártelo