¡Si te gusta bailar estás de suerte! Una revisión científica publicada en la revista Plos One ha demostrado algunos de los beneficios que sospechábamos que podía tener la danza; así que si tienes algún amigo o amiga que nunca quiera bailar contigo... Quizás esto le convenza.

Los científicos a cargo de la investigación han concluido que bailar es una forma eficaz de perder grasa corporal en personas con sobrepeso y obesidad, y se ha constatado como un sustituto potencial a los protocolos de ejercicios tradicionales en términos de pérdida de grasa, especialmente para la población joven (<45 años).

Asimismo, el estudio ha constatado que la sensación de disfrute que acompaña a esta disciplina facilita que los usuarios mantengan el hábito a medio y largo plazo, a diferencia de otras formas de deporte más monótonas.

La investigación se ha realizado a partir de los datos de 646 participantes con sobrepeso y obesidad, en los cuales se observó también una mejora de la morfología corporal.

Sin embargo, el estudio defiende que cada vez hay mayor evidencia sobre los beneficios derivados de la danza, tanto en a dimensión física como en la mental, y que estas ventajas no se limitan a personas específicas. En comparación con el grupo sin ejercicio, la danza puede mejorar la presión arterial, la sensibilidad a la insulina, la condición física, los trastornos cognitivos y la salud mental.

Qué nos decís, ¿Bailamos?