Desde la segunda quincena de octubre, se ha registrado en el norte de China un incremento notable en el número de casos de enfermedades respiratorias que presentan síntomas parecidos a los de la gripe. Este aumento es significativamente mayor en comparación con las cifras reportadas en el mismo intervalo de tiempo durante los tres años anteriores. 

El 21 de noviembre, diversos medios de comunicación y el sistema de alerta temprana ProMED destacaron la aparición de brotes de neumonía en niños y niñas de esta región, cuya causa aún no ha sido diagnosticada. ProMED consiste en un sistema de vigilancia que llega a monitorizar los brotes de enfermedades tanto humanas como animales a nivel mundial. 

 

A este respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha manifestado incertidumbre sobre si estos brotes de neumonía están vinculados con el incremento general de infecciones respiratorias anteriormente reportado por las autoridades sanitarias chinas, o si se trata de eventos aislados y sin relación directa.

 

¿cuáles son los Síntomas?

En ciudades como Pekín y Liaoning, los hospitales están experimentando una afluencia masiva de niños enfermos, llegando a un punto crítico que ha llevado a considerar la suspensión de las clases escolares. Las familias, en busca de atención médica, se encuentran haciendo largas colas, que a menudo se extienden hasta dos horas, tanto en hospitales convencionales como en establecimientos de medicina tradicional china.

Según el comunicado de ProMED, los niños afectados presentan un cuadro clínico particular: no muestran síntomas como la tos y son en gran medida asintomáticos, excepto por fiebres altas. Además, se ha observado que pueden desarrollar nódulos pulmonares. En Liaoning, ya se han reportado casos en los que profesores han sido contagiados por sus alumnos, lo que ha llevado a que, en la práctica, algunas escuelas ya hayan interrumpido sus actividades académicas.

llamado a la Prudencia

Tal como se evidenció en la pandemia de COVID-19, China posee amplios recursos para detectar enfermedades emergentes y comunicar sus hallazgos a la comunidad internacional. Sin embargo, también entonces se puso en evidencia su falta de transparencia. Con todo, desde aquel momento, Pekín ha intentado demostrar un mayor compromiso con la vigilancia de patógenos y la salud pública, así como fortalecer su sistema de salud para afrontar crisis de gran envergadura.

Por el momento, en un comunicado reciente, la OMS ha expresado que ha realizado una solicitud formal al gobierno de China para obtener información detallada y exhaustiva tanto sobre el aumento de estas enfermedades respiratorias como sobre los casos específicos de neumonías en menores. Pero, hasta el momento, no ha recibido una explicación clara por parte de las autoridades de Pekín sobre si estos brotes son parte del incremento general de enfermedades respiratorias reportado recientemente o si corresponden a un suceso independiente.

A pesar de todo, según advierte Krutika Kuppalli, experta en emergencias sanitarias de la OMS, es crucial que recopilemos más información para entender adecuadamente lo que está ocurriendo.

Esta situación podría estar relacionada con el aumento de Mycoplasma en China, o podría ser consecuencia de otras infecciones respiratorias como el virus sincitial respiratorio (RSV), COVID-19 o la gripe. Lo fundamental, en cualquier caso, es la necesidad de obtener información más detallada y precisa. Sin ella, es difícil establecer un diagnóstico claro y tomar las medidas pertinentes.

En tanto, la OMS ha emitido una serie de recomendaciones dirigidas a la población con el objetivo de reducir el riesgo de contagio. Estas sugerencias abarcan vacunarse contra la gripe para prevenir la aparición de otros brotes de enfermedades respiratorias, mantener distancia si se presentan síntomas, evitar el contacto con otras personas durante el periodo de enfermedad, realizar pruebas para detectar los patógenos presentes, utilizar mascarillas en situaciones apropiadas, asegurar una buena ventilación en espacios cerrados y practicar una higiene de manos rigurosa.

Más Sobre...
Medicina Actualidad