La borrasca Celia provoca una intensa calima en la península Ibérica

Muchas áreas de la península Ibérica han visto como sus cielos se teñían de color ocre en las últimas horas. Este fenómeno, llamado calima, se debe al polvo del Sáhara traído por la borrasca Celia.

La calima africana ha dejado esta apocalíptica estampa a su paso por Elda, Alicante.

La calima africana ha dejado esta apocalíptica estampa a su paso por Elda, Alicante.

Foto: @jordi_coy

15 de marzo de 2022, 19:04 | Actualizado a

Desde la tarde del lunes, el aire se ha teñido de color ocre en varias provincias españolas. Esto se debe a la llegada de la borrasca Celia a la península Ibérica, que ha traído una concentración excepcionalmente alta de polvo procedente del desierto del Sáhara, un fenómeno conocido como calima. Las autoridades han alertado del peligro que supone para la salud respirar estas partículas y han desaconsejado cualquier actividad al aire libre.

La calima se produce a partículas microscópicas en suspensión en el aire (PM10), que pueden ser de polvo u otras materias, como sal, ceniza o contaminantes varios. Son especialmente frecuentes en las zonas desérticas y las cercanas a estas, donde el fuerte viento las puede transportar a cientos de kilómetros de distancia. Combinadas con otros fenómenos como las borrascas, pueden desencadenar episodios como este, con una importante probabilidad de que se produzcan lluvias de barro.

Un peligro para la salud

Más allá de la suciedad que deja, la calima puede ser peligrosa para la salud, especialmente para las personas con problemas respiratorios. Según los datos del Índice de Calidad del Aire (ICA), la calidad del aire es “desfavorable”, “muy desfavorable” o “extremadamente desfavorable” en la mayoría del sureste, centro y centro-norte de la península Ibérica, por donde cruza la borrasca Celia. Se prevé que este fenómeno continúe al menos hasta el miércoles por la tarde, probablemente con lluvias de barro en el sur de la península, y que a partir de entonces empiece a remitir.

Las partículas en suspensión han alcanzado en las áreas afectadas los 400 μg/m3, casi diez veces superiores a los valores medios diarios fijados como aceptables por la Organización Mundial de la Salud. Por ello se desaconseja cualquier tipo de actividad no imprescindible en el exterior y se insta a quienes trabajen al aire libre a usar equipos de protección individual.

El paso de la borrasca Filomena por España a través de las fotografías de nuestra comunidad

Más información

Las mejores fotos de la borrasca Filomena

27

Fotografías
  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!