Así se formó un excepcional cementerio de animales marinos en Perú

Las dunas de Ica, en la costa sur de Perú, albergan uno de los yacimientos más importantes del mundo en cuanto a fósiles de animales marinos. Una reciente investigación aporta las claves para entender el gran número y buen estado de conservación de los huesos.

Fósiles de odontocetos en la Formación Pisco

Fósiles de odontocetos en la Formación Pisco

Foto: Autores del estudio / PLOS ONE

Miles de fósiles de cetáceos prehistóricos reposan en las dunas de Ica, un desierto costero en el sur de Perú. Se trata de uno de los yacimientos más importantes a nivel mundial de animales marinos y de costa, conocido como Formación Pisco. Ahora un estudio publicado en PLOS ONE, realizado por investigadores de varias universidades europeas y peruanas, aporta varias claves para comprender la abundancia de restos fósiles en esta zona, así como su buen estado de conservación.

Un conjunto de factores causó que los animales muertos quedasen enterrados rápidamente en el sustrato marino, protegidos de factores de degradación

El estudio concluye que la coincidencia de un conjunto de factores causó que los animales muertos quedasen enterrados rápidamente en el sustrato marino, protegidos de factores de degradación. Estos factores incluyeron “bajos niveles de oxígeno disuelto en el fondo marino [...]; el inicio temprano de procesos de mineralización [...]; el rápido hundimiento de los cadáveres en un sustrato espeso y/o un mecanismo novedoso que involucre el autoenterramiento [...]”.

La clave para entender este mecanismo de “autoenterramiento” ha sido el estudio de diversos esqueletos de ballena. Los investigadores han descubierto que, cuando un cuerpo de gran peso se desploma sobre un fondo marino por el que discurren corrientes marinas constantes, los sedimentos situados bajo el cadáver se desplazan rápidamente, facilitando el hundimiento del cuerpo y cubriéndolo rápidamente con nuevos sedimentos, creando así un ambiente protegido en el que se descompone y fosiliza sin la acción de la erosión ni de animales carroñeros.

Descubierto un fósil de pingüino gigante de 61 millones de años de antigüedad

Más información

Descubierto el fósil de un pingüino gigante

4

Fotografías

Una meca para los investigadores de vida marina

El geólogo Claudio Di Celma de la Universidad de Camerino explica que “donde hoy hay un desierto que se extiende por cientos de kilómetros a lo largo de la costa del Perú, en el pasado existía una gran cuenca marina, la Cuenca del Pisco, caracterizada por una gran abundancia de nutrientes y una rica biodiversidad”. La paleontóloga Elisa Malinverno de la Universidad Bicocca de Milán añade que “los habitantes de esta antigua bahía se han conservado durante millones de años y ahora están expuestos alrededor de Ica gracias al movimiento tectónico y la erosión en el ambiente desértico actual”.

Gracias a esas condiciones, la Formación Pisco alberga centenares de fósiles de animales marinos y costeros como tiburones, ballenas, delfines, pingüinos, aves marinas, cocodrilos y animales extintos como el megalodonte, el perezoso acuático y varias especies de cetáceos desaparecidos. Elisa Malinverno afirma que “la ausencia de vegetación que caracteriza la zona facilita mucho el descubrimiento de los hallazgos”. Todo ello hace de este rincón de la costa peruana una meca para los investigadores de la vida marina prehistórica.

Los dinosaurios también vivían en los polos

Más información

Los dinosaurios también vivían en los polos