Así funcionan los tests de antígenos

El test rápido de antígenos comprueba la presencia de antígenos del SARS-CoV-2 de una muestra dada. Supongamos en este caso que la persona que se hace la prueba se ha contagiado y tiene síntomas, así sería el procedimiento.

1 / 11

1 / 11

El test contiene una tira de papel de nitrocelulosa donde se ha pintado una línea con anticuerpos que se adhieren al virus.

2 / 11

La muestra se mezcla con un diluyente ("buffer"). Después se dispensa en el test en la ventana destinada para la muestra de la parte inferior.

3 / 11

En la ventana, la muestra se encuentra con anticuerpos marcados con oro coloidal o con látex que los hacen visibles. Más adelante, en la línea de test (T), se disponen más anticuerpos (sin marcar) que servirán para confirmar o no si hay infección.

4 / 11

Cuando la muestra mezclada con el "buffer" se echa en la ventana de la muestra, esta se encuentra con los anticuerpos marcados.

5 / 11

En caso de presencia del virus, los anticuerpos marcados se "pegarán" a los antígenos del SARS-CoV-2.

6 / 11

Por capilaridad, la muestra viaja por la cinta de nitrocelulosa hasta que llega a la línea del test (T).

7 / 11

El virus, que tiene pegado el anticuerpo marcado, se pega de nuevo al anticuerpo no marcado e inmovilizado de la zona T. Así, se acumulan en la franja, concentrando el color y haciendo visible la línea roja.

8 / 11

Si en la muestra no hubiera antígenos del SARS-CoV.2, esta unión con los anticuerpos de la zona T y su concentración no ocurriría, por lo tanto, la línea roja no sería visible.

9 / 11

Si la muestra contiene mucha carga viral, la línea roja será más marcada. Si hay menos carga, la concentración de color será más pequeña.

10 / 11

Después de pasar la línea T, el líquido sigue avanzando hasta la línea de control (C). Ahí, la muestra se encuentra con otros anticuerpos inmovilizados diferentes a los de la ventana de aplicación y de la línea del test (T).

11 / 11

Los anticuerpos de la línea de control (C) atraen unos elementos presentes en el "buffer" y sirven para confirmar que el test se ha realizado correctamente. Si la muestra llega a la línea C (tenga o no antígenos), los elementos presentes en el "buffer" se pegarán a los anticuerpos de la línea C, haciéndola visible.

Esta infografía es parte del proyecto Las Mentiras amenazan la Salud, el portal de fact-checking de bulos sobre COVID-19 de Verificat.