El Ártico continúa perdiendo grandes masas de hielo

Según apuntan los datos de la NASA, la extensión máxima de hielo registrada este año en el Ártico, es la séptima más pequeña registrada desde 1981.El máximo de hielo marino del Ártico, continúa con una tendencia de declive algo que preocupa a los científicos y que confirma, como tantos otros datos, el continuo calentamiento global del planeta

Científicos recopilan datos sobre el hielo marino en el mar de Beaufort, Alaska

Científicos recopilan datos sobre el hielo marino en el mar de Beaufort, Alaska

Foto: NASA/Kathryn Hansen

Científicos recopilan datos sobre el hielo marino en el mar de Beaufort, Alaska

La cubierta de hielo marino Ártico, una extensión de agua de mar congelada que flota sobre el océano del mismo nombre y los mares circundantes, se espesa y se expande durante los meses de otoño e invierno. Este hielo marino alcanza su máxima extensión anual en algún momento entre finales de febrero y principios de abril y adelgaza y se contrae durante la primavera y el verano hasta que alcanza su grado mínimo anual en septiembre.

La superficie perdida de hielo este invierno de 2019 en el Ártico es equivalente al área de la península Ibérica

Este año, la extensión máxima de hielo de invierno ha sido alcanzada el 13 de marzo, no obstante es una de la más delgadas de los últimos años y se vincula, junto a la que tuvo lugar en el año 2007, como la séptima extensión más pequeña del hielo marino de invierno recogida por los registros de los satélites del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de la NASA.

Así, la extensión máxima de este año alcanzó su punto máximo en los 14,78 millones de kilómetros cuadrados, lo que se traduce en 860.000 kilómetros cuadrados por debajo del promedio máximo registrado entre los años 1981 y 2010. Esto equivale a una superficie perdida de hielo equivalente al área de la península Ibérica.

11 formas de ver cómo el Cambio Climático amenaza el Ártico

Más información

11 formas de ver cómo el Cambio Climático amenaza el Ártico

11

Fotografías

"Si bien este año no fue un récord, la extensión máxima todavía apunta a una disminución sostenida en el tiempo en el hielo marino de invierno", declara Melinda Webster, experta en hielo marino del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, en el comunicado de prensa emitido por la institución. "Las temperaturas en el Ártico este invierno fueron un poco más altas que el promedio y este año hemos observado también una acusada pérdida de hielo en el mar de Bering. No obstante nada en este invierno fue tan extremo o dramático en comparación con los registros de los últimos años y los mínimos históricos", añade.

La extensión de hielo ártico ha estado cayendo en picado durante los últimos 40 años

"Pero más allá de los ciclos estacionales de crecimiento y decadencia, la extensión del hielo marino del Ártico ha estado cayendo en picado tanto durante las temporadas de crecimiento como de fusión durante los últimos 40 años. "La extensión máxima de 2019 rompe con una serie de récords en el mínimo del hielo que comenzaron en 2015, pero eso no significa necesariamente que el hielo marino del Ártico se esté recuperando" concluye la científica.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?