Antonio Guterres en la COP26: "Basta ya de cavar nuestra propia tumba"

En el discurso inaugural de la cumbre del clima de Glasgow, el Secretario General de Naciones Unidas ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para reducir las emisiones de CO2 en al menos un 45% para 2030 en un esfuerzo que debe ser liderado por los países industrializados.

Foto: Istock

02 de noviembre de 2021, 12:11 | Actualizado a

El mundo está en peligro. Es el claro mensaje en el que coinciden los líderes mundiales ante la inauguración de la COP26 celebrada estos días en Glasgow. La cumbre climática, considerada el cónclave climático más importante desde el Acuerdo de París, deberá traducir en compromisos cuantificables los objetivos marcados hace ahora seis años en la capital francesa. Una labor para la que no hay tiempo que perder, según han coincidido los líderes mundiales en la primera sesión de la cumbre.

La COP26 arrancó con la intervención del coanfitrión del evento, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, al que siguió el presidente de Estados Unidos, Joe Biden; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el primer ministro de la India, Nerendra Modi; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la todavía canciller alemana, Angela Merkel.

El Premier Boris Johnson se mostró tajante con la emergencia climática: "Tenemos que hacer de esta cumbre el momento en que nos pongamos en serio con el cambio climático. Podemos ser realistas", manifestó el líder británico, quien abogó por la eliminación radical de CO2 en la industria y por la implantación de medios de transporte ecológicos.

Tras Boris Johnson, intervinieron dos jóvenes activistas que pidieron a los líderes mundiales que adopten medidas enérgicas.

"Todos tenéis el poder de ser mejores, de recordar que en vuestras palabras tenéis las armas que pueden salvarnos o vendernos. No necesitáis mi dolor ni mis lágrimas para acabar con la crisis. No somos solo víctimas de esta crisis, somos agentes resilientes de la esperanza. No nos estamos ahogando, estamos luchando", manifestaron a los líderes allí reunidos.

"Nuestra adicción a los combustibles fósiles está empujando a la humanidad hacia el abismo”- António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas

Pero uno de los mensajes más contundentes los pronunció António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas, en su discurso inaugural: “Los seis años que han transcurrido desde el Acuerdo de París sobre el Clima han sido los años más calurosos registrados hasta la fecha. Nuestra adicción a los combustibles fósiles está empujando a la humanidad hacia el abismo”.

“Tenemos por delante una difícil decisión: o acabamos con ella o ella acaba con nosotros. Basta de maltratar la biodiversidad. Basta de matarnos a nosotros mismos con el carbono. Basta de tratar la naturaleza como un retrete. Basta de quemas, perforaciones y minas cada vez más profundas”, afirmó contundentemente, antes de concluir que “estamos cavando nuestra propia tumba”.

En su discurso, Guterres recordó a los presentes los estragos provocados por el calentamiento global, como el aumento del nivel del mar o el calentamiento de los océanos, y alegó que "los recientes anuncios en materia de acción climática pueden dar la impresión de que estamos en buen camino para revertir la situación. Pero se trata de un espejismo", refiriéndose al último informe sobre los planes nacionales de reducción de emisiones, en el que se advierte de que si no toman medidas más ambiciosas, el planeta experimentará un calentamiento de 2,7 grados a finales de siglo.

“Y aunque las últimas promesas fueran claras y creíbles, seguiríamos dirigiéndonos hacia la catástrofe climática. Por lo tanto, en el momento en que abrimos esta conferencia tan esperada sobre el clima, seguimos abocados a la catástrofe climática”, subrayó.

Mayor implicación de los países desarrollados

Guterres pidió una mayor determinación para mitigar los efectos del cambio climático y tomar acciones concretas e inmediatas para reducir las emisiones globales en un 45% para 2030; un esfuerzo que debe ser liderado por los países desarrollados, ya que estos, advirtió, "representan alrededor del 80% de las emisiones".

Revisión de compromisos cada año

El Secretario General de Naciones Unidos instó a los países a formar coaliciones para crear las condiciones económicas y tecnológicas que permitan acelerar la descarbonización de la economía y la eliminación del carbón. Asimismo, refiriéndose a una cuestión clave de las negociaciones durante esta COP26, afirmó que, si al finalizar esta cumbre los compromisos se quedan cortos, los países deberán revisar sus planes y políticas climáticas nacionales, no cada cinco años, sino cada año.

“Hay un déficit de credibilidad y un exceso de confusión sobre la reducción de las emisiones y las metas relacionadas con la neutralidad de emisiones, existen distintos significados y distintas formas de contabilizarlas", dijo, anunciando la creación de un grupo de expertos que se encargarían de proponer normas claras para medir y analizar los compromisos netos cero de los agentes no estatales.

Proteger a los países más vulnerables

Las naciones vulnerables, como algunos países insulares, además de ser los que tienen menos recursos, son los que se están viendo más afectados por el cambio climático, por lo que en ocasiones tienen más remedio que afrontar solos y sin medios amenazas derivadas del cambio climático, como la subida del nivel del mar o el acceso a recursos naturales.

En el último decenio, apuntó Guterres, casi 4.000 millones de personas fueron víctimas de desastres relacionados con el clima, una tendencia que no hará más que aumentar, por eso instó a los países donantes a destinar a la adaptación la mitad de toda su financiación para el clima.

COP26, las claves de una cumbre decisiva

Más información

COP26, las claves de una cumbre decisiva

“Los que más sufren necesitan financiación de forma urgente. Más financiación pública para el clima. Más ayuda internacional para el desarrollo. Más subvenciones. Más facilidades para acceder a la financiación”, reclamó.

David Attenborough: “somos los mayores solucionadores de problemas que han existido jamás".

Tras Guterres, el famoso divulgador científico David Attenborough pronunció un apasionado discurso acompañado de vídeos de activistas de todo el mundo el que instó a los líderes mundiales actuar con la mayor celeridad posible.

"Al fin y al cabo, somos los mayores solucionadores de problemas que han existido nunca en la Tierra. Ahora entendemos este problema, sabemos cómo detener el incremento de la cifra, y revertirlo. Debemos reducir a la mitad las emisiones de carbono en esta década. Debemos recuperar miles de millones de toneladas de carbono del aire. Debemos enfocar nuestra atención en mantener los 1,5 grados", dijo.

El famoso naturalista británico, icono de la cadena británica BBC, alegó que, si trabajando por separado, ya somos una fuerza lo suficientemente poderosa como para desestabilizar nuestro planeta, trabajando juntos seremos lo suficientemente poderosos como para salvarlo.

"A lo largo mi vida he sido testigo de un terrible declive; en la vuestra, vosotros podríais y deberíais ser testigos de una maravillosa recuperación". Esa esperanza desesperada, señoras y señores, delegados, excelencias, es la razón por la que el mundo los mira y por la que están aquí", subrayó.

La 26a Conferencia de las Partes (COP) de Naciones Unidas fue pospuesta el año pasado como consecuencia de la pandemia. La cumbre, celebrada hasta el 12 de noviembre en la ciudad escocesa, deberá marcar la hoja de ruta de los compromisos en los Acuerdos de París para mantener la temperatura mundial por debajo de los 1,5 ºC con respecto a los valores preindustriales.