Adiós a la mascarilla en interiores: la reacción de los especialistas

Aunque las mascarillas seguirán siendo obligatorias en algunos casos en España, todo indica que acabarán sus días como un mero recuerdo de la pandemia. La pregunta es: ¿estamos preparados para desprendernos de ellas? Algunos profesionales sanitarios no lo ven tan claro.

Fin de la mascarilla en interiores

Fin de la mascarilla en interiores

El Gobierno ha aprobado el fin de la obligatoriedad de las mascarillas en interiores. Las únicas excepciones son el transporte público, centros sanitarios y sociosanitarios y farmacias.

Foto: Istock

Las mascarillas forman parte de nuestro día a día desde hace casi dos años. En concreto, desde el 20 de mayo de 2020, cuando se decretó la obligatoriedad de su uso durante el primer estado de alarma. Un requerimiento que ha dejado de ser efectivo a partir del 20 de abril de 2022, fecha de la entrada en vigor de una nueva norma aprobada en el Consejo de Ministros que limita su obligatoriedad a lugares muy concretos, como residencias, farmacias, transporte público o centros sanitarios. Con la nueva normativa, el cubrebocas pasa de ser obligatorio para pasar a ser una opción individual de cada ciudadano, quien deberá optar por usarla o no en función de su nivel de vulnerabilidad y el de su entorno.

Esta medida ha sido celebrada por gran parte de la población, pero también ha sido criticada por algunos sectores ante el temor de que la relajación de la norma se traduzca en un repunte del número de casos. Uno de los sectores más recelosos de la medida ha sido, precisamente el de los profesionales del sector sanitario.

“En la actualidad la situación de la pandemia de covid-19 es más favorable de lo que lo era hace tan solo unas semanas, pero es importante recordar que aún no ha finalizado y que persiste la transmisión del virus - asegura Óscar Zúñiga, vicepresidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE)- quien apostilla que el “uso de la mascarilla en interiores es una medida muy visible, con lo que su eliminación también transmite el mensaje de que ya no hay necesidad de tomar ninguna otra medida”. Sin embargo, argumenta el experto, “sería muy conveniente que, en determinadas situaciones, se mantuviera la obligatoriedad de su uso en interiores, así como otras medidas como pueden ser una ventilación adecuada y evitar aglomeraciones en espacios cerrados. Por ello también sería necesario que se establezca muy bien, y se explique mejor, en qué circunstancias debe ser algo más que una simple recomendación”.

"Es importante recordar que aún no ha finalizado y que persiste la transmisión del virus"- Óscar Zúñiga, vicepresidente de la Sociedad Española de Epidemiología

Una opinión compartida por Salvador Peiró, investigador en el área de servicios de salud y farmacoepidemiología de la Fundación para el fomento de la investigación sanitaria y biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO), quien manifiesta que el “con el soniquete de “fin de pandemia” que tiene la retirada de medidas (y la forma de comunicarlas) es previsible que haya muy poca adherencia a las medidas recomendadas”, algo que considera un error con los niveles de transmisión actuales.

Así infecta el coronavirus las células humanas paso a paso

Más información

Así infecta el coronavirus las células humanas

Casi dos años de obligatoriedad

Casi dos años de obligatoriedad

El uso de mascarillas es obligatorio en España desde el 20 de mayo de 2020, durante en primer estado de alarma. 

Foto: Istock

“Es importante que la población no interprete que la medida de retirar las mascarillas significa que no hay riesgo”, afirma Federico Arribas, secretario de la Sociedad Española de Epidemiología, quien recuerda que desde esta institución sanitaria se sigue recomendando mantener la mascarilla en interiores, especialmente si existen aglomeraciones y se cuenta con muy poca ventilación.

En un comunicado publicado recientemente, la institución sanitaria recordaba que la "nueva estrategia de vigilancia epidemiológica lleva apenas quince días en vigor, con lo que todavía es prematuro hacer una evaluación completa del riesgo epidemiológico". Ante el anuncio de la retirada de mascarillas en interiores, la institución afirma que la medida “no está basada en la evidencia de la situación epidemiológica de este momento, sino en otras cuestiones”, por lo que insta a la población a cumplir las recomendaciones para proteger a las personas más vulnerables. Ha costado demasiado desprendernos de las mascarillas. Esperemos que no nos hayamos querido olvidar de ellas demasiado pronto.

XE, la nueva variante del COVID-19 que preocupa a la OMS

Más información

Así es la nueva variante más contagiosa del COVID-19

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!