El próximo lunes 21 de enero de 2019 se producirá un eclipse lunar total: el Sol, la Tierra y la Luna estarán alineados y la Tierra, al interponerse entre el Sol y la Luna, generará una sombra que cubrirá por completo la Luna llena, por lo que adquirirá un tono rojizo, la llamada Luna de sangre. El último eclipse lunar total se produjo el 27 de julio de 2018 y el próximo se producirá el 26 de mayo de 2021, aunque no será visible desde Europa; sí que lo será el eclipse lunar total de mayo de 2022, pero para eso quedan tres años.

El eclipse lunar total del 21 de enero de 2019 ocurrirá durante una superluna (el máximo acercamiento de la Luna llena con la Tierra, a unos 360.000 kilómetros de distancia) y será visible desde América (todo el eclipse) y desde buena parte de Europa y África; el este de África y Asia verán un eclipse parcial de Luna. Desde Barcelona y Madrid, por ejemplo, tendrá una duración de menos de cinco horas: desde las 3:30 aproximadamente de la madrugada hasta las 8:30 aproximadamente de la mañana, y en su máximo esplendor a partir de las 6:12 y durante una media hora. El máximo eclipse en Las Palmas de Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife ocurrirá, obviamente, a las 5:12 de la mañana.

El máximo eclipse en España será a las 6:12 de la mañana y durante una media hora

"No hay que tomar precauciones para observar un eclipse lunar, pues la Luna nunca es tan brillante para dañar la vista como lo hace el Sol. Una Luna de sangre es una de las pocas oportunidades que tenemos de ver tanto la Luna como las estrellas al mismo tiempo en el cielo, ya que la Luna normalmente es demasiado brillante", explica Walter Freeman, un profesor del Departamento de Física de la Universidad de Siracusa (Estados Unidos), en un comunicado de dicha universidad. El 16 de julio de 2019 también habrá un eclipse lunar visible desde Europa, pero será parcial.