La humanidad en 2050

Seremos más grandes, más pesados y comeremos más. Alimentar a 9 mil millones de personas requerirá más alimentos de lo que se pensaba

Lu Zhihao, con 4 años y 62 kilos, es el niño más gordo de China

Lu Zhihao, con 4 años y 62 kilos, es el niño más gordo de China

Foto: Gtres

Lu Zhihao, con 4 años y 62 kilos, es el niño más gordo de China

Según la organización sin ánimo de lucro WWF, uno de los mayores problemas ambientales del mundo en la actualidad es la destrucción de la vida silvestre y los ecosistemas que sostienen la vida en la Tierra. Y no les falta razón. Pero si atendemos a las causas, no es difícil relacionar esta devastación con la cada vez mayor demanda de recursos de una población humana en constante crecimiento, y donde gran parte de estos requerimientos están directamente relacionados con la alimentación.

La población mundial podría estabilizarse en unos 9 mil millones de personas en unos pocos años

La población mundial podría estabilizarse en unos 9 mil millones de personas en unos pocos años, en comparación con los cerca de 7.6 mil millones de seres humanos que somos en la actualidad. No obstante, una persona promedio en el futuro requerirá más comida que hoy. Los cambios en los hábitos alimenticios, las actitudes hacia el desperdicio de alimentos, el aumento de la altura y la masa corporal y las transiciones demográficas son algunas de las razones. Y todo ello sin olvidar que acabar con el hambre en el mundo es el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y su desafío es satisfacer una creciente demanda mundial de alimentos.

¿Cómo haremos para alimentarnos dentro de 30 años? Las soluciones no están claras. Según Gibran Vita, doctorando en el Programa de Ecología Industrial de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, lo que sabemos es que: "será más difícil alimentar a 9 mil millones de personas en 2050 de lo que es hoy".

La gente está cambiando

Para llegar a esta rotunda conclusión el equipo Daniel B. Müller y sus colegas Felipe Vásquez y Gibran Vita analizaron los cambio acontecidos en poblaciones de 186 países entre 1975 y 2014. Los resultados recogidos en el artículo Food Security for an Aging and Heavier Population se publican esta semana en la revista especializada Sustainability.

Entre 1976 y 2014, a nivel mundial, el consumo humano de alimentos aumentó en un 129 %

"Estudiamos los efectos de dos fenómenos. Uno es que las personas en promedio se han vuelto más altas y más pesadas. El segundo es que la población promedio está envejeciendo", dijo Vita. El primer fenómeno contribuye a una mayor demanda de alimentos. Sin embargo, el segundo contrarresta al anterior. Así , un adulto medio en 2014 era un 14% más pesado, aproximadamente un 1,3% más alto, un 6,2% más viejo y necesitaba un 6,1% más de energía que en 1975. Y los investigadores esperan que esta tendencia continúe en la mayoría de los países.

"Un adulto global medio consumió 2465 kilocalorías por día en 1975. En 2014, el adulto medio consumió 2615 kilocalorías", dice Vita. Durante este lapso de tiempo, entre 1976 y 2014, a nivel mundial, el consumo humano de alimentos aumentó en un 129 %. El crecimiento de la población fue responsable del 116%, mientras que el aumento de peso y talla representó el 15%. Las personas mayores necesitan un poco menos de comida, pero el envejecimiento de la población reduce el consumo en tan solo un 2%.

Grandes diferencias

Existen considerables variaciones entre países. El aumento de peso por persona de 1975 a 2014 osciló entre el 6 y el 33%, y el aumento de los requerimientos de energía varió entre el 0,9 y el 16%. Una persona promedio de Tonga pesa 93 kilos. Un vietnamita promedio pesa 52 kilos. Esto significa que la gente de Tonga necesita 800 kilocalorías más cada día, o aproximadamente cuatro tazones de avena.

El futuro granero del mundo

Más información

El futuro granero del mundo

22

Fotografías

También algunos países están cambiando muy rápidamente. En Santa Lucía, en el Caribe, el peso promedio aumentó de 62 kilos en 1975 a 82 kilos 40 años después. Los cambios menos notorios se registran en Asia y África, lo que refleja las disparidades entre los países de estos continentes.

Una nueva variable a tener en cuenta

Para calcular las necesidades alimentarias futuras de una población en crecimiento, los estudios realizados hasta la fecha nunca antes habían no habían considerado las crecientes demandas de los individuos más grandes y las sociedades envejecidas.

El arca de las semillas: cómo alimentar a un mundo superpoblado

Más información

El arca de las semillas: cómo alimentar a un mundo superpoblado

18

Fotografías

Antes, la mayoría de los estudios estimaban que las necesidades alimentarias de un adulto promedio permanecen constantes a lo largo del tiempo y bastante similares en todas las naciones. Pero no es así. "Estas suposiciones pueden llevar a errores en la evaluación de cuánta comida realmente necesitaremos para satisfacer la demanda futura", dice Vásquez, por lo que este estudio proporciona información relevante para la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación -FAO-, líder en la lucha para garantizar la seguridad alimentaria para todos.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?