Hallado el fósil de un tiranosaurido enano

Durante la mayoría de su historia evolutiva, los tiranosauridos fueron pequeños cazadores que evolucionaron a la sombra otros predadores ya establecidos en la parte superior de la cadena alimentaria

Moros intrepidus

Moros intrepidus

Foto: Jorge Gonzalez / Lindsay Zanno

Moros intrepidus

El Tyrannosaurus rex, es uno de los dinosaurios más famosos de la historia y no cabe duda de que es mundialmente reconocido como uno de los depredadores gigantes más mortíferos de todos los tiempos.

De hecho, es sabido por los estudiosos de la materia que durante el Cretácico tardío, los tiranosauridos reinaron en los ecosistemas terrestres de todo el hemisferio norte. Esto fue posible gracias a una combinación letal de su tamaño colosal, la enorme fuerza de la mordida de su excepcional mandíbula, unas tasas de crecimiento aceleradas y un sistema sensorial que redefiniría los gremios de principales de depredadores antes de la extinción masiva del Cretácico que acabó con la extinción de los dinosaurios, hace unos 66 millones de años.

Así se convirtió el Tyrannosaurus rex en el rey de los dinosaurios del Cretácico

Más información

Así se convirtió el Tyrannosaurus rex en el rey del Cretácico

4

Fotografías

Sin embargo, el resto de las especies tiranosauroideas conocidas, fueron cazadores pequeños y subordinados durante la mayor parte de su historia evolutiva de 100 millones de años a otros depredadores mucho más grandes que ellos, y los cuales, ya estaban establecidos en lo alto de la cadena alimenticia.

Ahora, en un artículo publicado esta semana en la revista especializada Communications Biology, se acaba de describir una nueva especie de tiranosaurido. El dinosaurio en cuestión es uno de los más pequeños de su tipo, se cree que habitó en la Tierra durante el Cretácico, y su descubrimiento ayuda a llenar el vacío anterior respecto a este linaje de dinosaurios, que era de unos 70 millones de años en el registro fósil de América del Norte.

¿Qué sabes de dinosaurios?

Más información

¿Qué sabes de dinosaurios?

El descubrimiento arroja luz sobre la comprensión de los principales eventos evolutivos que llevaron al T. rex y otros tiranosauridos gigantes a convertirse en los auténticos reyes del cretácico, que hasta ahora se había visto limitada por la falta de fósiles en de América del Norte, a pesar del registro fósil más completo hallado en Asia durante los últimos años

De este modo Lindsay Zanno, del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte y sus colegas, descubrieron en el condado de Emery, en Utah, Estados Unidos, los restos fósiles perteneciente a un tiranosauroide inusualmente pequeño.

La nueva especie, bautizada como Moros intrepidus, extiende el registro fósil en América del Norte en 15 millones de años, llenando la brecha anterior de 70 millones de años que abarcó el límite Jurásico-Cretácico y la mayor parte de este segundo periodo.

De dinosaurios a aves: la evolución de las plumas

Más información

De dinosaurios a aves

23

Fotografías

De este modo, los investigadores estimaron que un ejemplar de Moros intrepdius adulto podía pesar una media 78 kilogramos y tenía una longitud aproximada de 1,2 metros. El análisis de los autores de tanto de esta especie como de sus parientes cercanos en Asia, parece indicar que los tiranosauridos contaron con tamaños relativamente pequeños al menos durante unos 15 millones de años, pero que se convirtieron en gigantes como T. rex durante un período de no más de 16 millones de años más.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?