La evidencia directa y definitiva de que hay agua helada en la Luna

La mayor parte del hielo del polo sur se concentra en los cráteres lunares, mientras que el hielo del polo norte está muy repartido pero su densidad es menor; estos depósitos de hielo podrían ser aprovechados en la futura exploración de la Luna

1 / 2
luna1. Agua helada en la superficie lunar

1 / 2

Agua helada en la superficie lunar

Distribución del hielo superficial en el polo sur (izquierda) y en el polo norte (derecha) de la Luna, detectado por el instrumento Moon Mineralogy Mapper de la NASA. El color azul representa las diferentes ubicaciones del hielo en la superficie lunar y la escala de grises corresponde a la temperatura superficial: las zonas más oscuras son las más frías y las más claras son las más calidas. El hielo se concentra en las localizaciones más oscuras y frías, en las sombras de los cráteres. Es la primera vez que los científicos observan directamente una evidencia definitiva de agua helada en la superficie de la Luna.

Imagen: NASA

luna2. Luna creciente

2 / 2

Luna creciente

La Luna fotografiada desde la República Checa el 19 de agosto de 2018.

Foto: Kalousek Rostislav / CTK via AP Images / Gtres

luna2

La evidencia directa y definitiva de que hay agua helada en la Luna

Las evidencias sobre la presencia de agua en la Luna son cada vez mayores. Los depósitos volcánicos repartidos por toda la superficie lunar contienen cantidades excepcionalmente altas de agua atrapada, sugería un estudio publicado a finales de julio de 2017. Otro estudio, publicado en febrero de 2018, sostenía que el agua podría ser inmóvil y que no tendría por qué estar confinada en los cráteres sombreados cercanos a los polos, sino que estaría ampliamente distribuida por la superficie lunar. Los científicos barajan diferentes posibilidades para explicar la presencia de agua en la Luna, entre ellas la siguiente: en el material originario de la Tierra había una cantidad considerable de agua; un cuerpo celeste del tamaño de Marte colisionó con la joven Tierra; el material resultante de la colisión, incluida una porción de agua, salió despedido, orbitando alrededor de la Tierra hasta que se fusionó y se formó la Luna. Shuai Li, el coautor del primer estudio, considera que hay agua en la Luna porque "sobrevivió en el interior de la misma o porque fue introducida poco después del impacto por asteroides o cometas, antes de que la Luna se solidificara por completo".

Las mejores fotos del eclipse de luna de julio 2018

Más información

El eclipse de luna en todo el mundo

11

Fotografías

Li es el autor del último estudio sobre el tema, publicado el 20 de agosto en Proceedings of the National Academy of Sciences y consistente en la "evidencia directa y definitiva de agua helada expuesta en la superficie de las regiones polares de la Luna", afirman los autores del estudio. Esos depósitos helados, que podrían ser muy antiguos, están distribuidos de forma desigual: la mayor parte del hielo del polo sur se concentra en los cráteres lunares, mientras que el hielo del polo norte está muy repartido pero su densidad es menor.

Estos depósitos helados, que podrían ser muy antiguos, están distribuidos de forma desigual

Los científicos han obtenido la información del Moon Mineralogy Mapper, un instrumento de la NASA a bordo de la sonda espacial Chandrayaan-1, que fue lanzada en octubre de 2008 por la Agencia India de Investigación Espacial. El instrumento científico no sólo captó las propiedades reflectantes propias del hielo, sino que "también fue capaz de medir directamente la forma distintiva en que sus moléculas absorben la luz infrarroja, pudiendo diferenciar entre el agua líquida o el vapor y el hielo sólido", detalla la NASA en un comunicado. La mayor parte del agua helada recientemente hallada se encuentra en los cráteres sombreados cercanos a los polos, en los cuales nunca luce el sol debido a la inclinación del eje de rotación de la Luna. "Estos depósitos de hielo podrían ser utilizados como un recurso in situ en la futura exploración de la Luna", proponen los autores del nuevo estudio.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?