8 cosas que probablemente no sabías sobre la malaria

La malaria es una enfermedad parasitaria, originada por un organismo llamado plasmodio que se introducen en el organismo a través de la picadura de un mosquito. Entre 2000 y 2015 los casos se redujeron casi un 40% en todo el mundo, pero todavía causa más de 400.000 muertes al año, la mayoría de niños menores de cinco años.

La malaria se contrae debido por la picadura de las hembras de los mosquitos de diversas especies del género Anopheles

La malaria se contrae debido por la picadura de las hembras de los mosquitos de diversas especies del género Anopheles

Foto: Gtres

Mosquito portador de malaria

¿Cómo se contrae?

La malaria, también llamada paludismo, es una enfermedad causada por unos protozoos parásitos llamados plasmodios (pertenecientes al género Plasmodium), que ingresan en el organismo a través de la picadura de las hembras de los mosquitos de diversas especies del género Anopheles.

Existen muchas especies de parásitos Plasmodium, pero la más abundante es P. falciparum, que transmite la forma más peligrosa de malaria y prevalece sobre todo en el África subsaharaiana, y P. vivax, causante de una forma más benigna de la enfermedad.

En el torrente sanguíneo suelen colarse un par de docenas, aunque solo se necesita uno para transmitir la enfermedad, y para matar a una persona.

¿Cómo afecta a nuestro organismo?

Los parásitos permanecen en la sangre unos minutos. Después navegan por los conductos del sistema circulatorio hasta llegar al hígado, donde se detienen. Cada plasmodio se infiltra en una célula hepática diferente. Durante dos semanas siguientes, la persona que ha sufrido la picadura no presentará síntomas de que en su organismo ha sucedido algo terriblemente nocivo.

Una vez en el hígado, el plasmodio se multiplica, convirtiéndose en merozoitos. Penetran en los glóbulos rojos, en el interior de los cuales vuelven a multiplicarse. Algunos merozoitos desarrollan formas masculinas y femeneninas, denominadas gametocitos. Al succionar la sangre de una persona con malaria, un mosquito ingiere los gametocitos, que se convierten primero en ooscitos y después en esporozoitos, que migran desde el abdomen del mosquito hasta sus glándulas salivales, dispuestos a ser inyectados en el huésped humano.

Qué países cuentan con más casos

Según la OMS, la malaria está presente en 87 países, concentrados en África, Asia y América. Europa es el único continente en el que, según la OMS, no se registró ningún caso autóctono de malaria en los últimos años de los que se tiene registros (2016 y 2017). En este último año, China y El Salvador también registraron cero nuevos casos.

La malaria en el mundo

La malaria en el mundo

Foto: NGM-E. Fuente: OMS

Muertes por malaria en el mundo

Según la Organización Mundial de la Salud, en 2017, el último año sobre el que se tiene registros de la enfermedad, se produjeron un total de 219 millones de casos de malaria en todo el mundo, los cuales provocaron un total de 435.000 muertes, casi todas ellas (casi un 93%) en África, y más de la mitad (el 61%) correspondientes a niños de menos de 5 años.

La marihuana a debate

Más información

El poder medicinal de la marihuana

15

Fotografías

¿Cómo prevenirla?

Las principales herramientas para el control del mosquito Anopheles, principal vector de la malaria son, en primer lugar, el uso de redes mosquiteras impregnadas con insecticida de larga duración y la fumigación intradomiciliaria con insecticidas. La comunidad científica sostiene que las mosquiteras son responsable del descenso de aproximadamente el 68% de los casos de malaria en todo el mundo. Un reciente estudio de la revista Nature sostenía que las mosquiteras con un fármaco llamado autovacuona podrían ser un método eficaz para erradicar la malaria en zonas con una alta prevalencia de esta enfermedad.

¿Cómo combatirla?

La malaria fue erradicada hace más de medio siglo de zonas templadas, como el sur de Europa, gracias a la fumigación con DDT y al drenaje de los pantanos. Sin embargo, actualmente sigue estando arraigada en las llanuras tropicales de América del Sur, África y Asia.

Con la prohibición del DDT , actualmente, el fármaco más importante para acabar con la malaria es la artemisinina, un compuesto capaz de acabar con la vida del parásito atacando varias de las proteínas que este necesita para mantener las funciones bioquímicas de su organismo. Sin embargo, recientemente la OMS instó a las empresas farmacéuticas a poner fin a la comercialización de antipalúdicos que solo contuviesen artemisina, para evitar de este modo que los parásitos causantes de la enfermedad creen resistencia a este fármaco. Por ello actualmente este medicamento suele suministrarse en combinación con otros fármacos.

Microbios, secretos inquilinos

Más información

Nuestros secretos inquilinos

9

Fotografías

La población de mayor riesgo

Según datos de la OMS; en zonas con altas tasas de transmisión de malaria, los niños menores de cinco años están especialmente expuestos a ser infectados, padecer la enfermedad y fallecer a causa de ella. Más de 2/3 partes de todas las defunciones por paludismo se producen en esta franja de edad.En 2017 se registraron 265.350 muertes de niños menores de 5 años.

Además de los niños pequeños, las mujeres embarazadas también son una población de riesgo. La malaria suele producir abortos espontáneos, partos prematuros, muerte prenatal y anemia maternal grave, y es responsable, según la OMS, de aproximadamente 1/3 parte de los casos prevenibles de insuficiencia ponderal de los recién nacidos. Se recomienda a las embarazadas que viven en zonas afectadas la administración de profilaxis intermitentes en todos los controles prenatales programados.

La esperada vacuna para la malaria

A pesar de los avances en su investigación, la vacuna contra la malaria todavía no es una realidad. Hace unos 40 años se iniciaron las investigaciones en este sentido. La RTS,S, la primera vacuna contra evaluada positivamente por la OMS y la Agencia Europea del Medicamento, se está probando en tres proyectos piloto a gran escala en el África subsahariana desde 2018.

En los ensayos, administrada en lactantes de entre 5 y 17 meses, redujo la enfermedad en un 50% durante el primer año, pero la efectividad cayó sustancialmente después. Por ello fue catalogada como de ‘eficacia moderada’ en un estudio publicado recientemente en el New England Journal of Medicine.

La OMS lleva a cabo proyectos de investigación para usar la vacuna entre niños que viven en zonas de gran prevalencia en África. Además, está investigando la vacunación estacional en zonas donde la prevalencia se milita a unos meses. Los resultados están todavía pendientes de confirmación.

Ébola: a la caza del asesino

Más información

Ébola: a la caza del asesino

23

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?