2019 fue el segundo año más caluroso de la historia

Las mediciones del la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos alertan de que en el pasado 2019 se produjo la media de temperatura más alta desde que se tienen registros a nivel mundial, y el más cálido de la historia de Europa.

Los científicos no tienen duda, la subida de las temperaturas se debe al aumento de gases de efecto invernadero derivados de las actividades humanas.

Los científicos no tienen duda, la subida de las temperaturas se debe al aumento de gases de efecto invernadero derivados de las actividades humanas.

foto: iStock

Según análisis independientes realizados por la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos (NOAA), la temperatura mundial del planeta registró en 2019 el valor más elevado desde que se tienen datos. Según los científicos la temperatura fue el año pasado un 0,98 ºC más elevada, superada solo por la de 2017. El planeta, según los investigadores, continúa inmerso en un calentamiento que se ha acrecentado durante los últimos años, como prueba otro dato alarmante facilitado por las estaciones de medición: el último lustro ha sido también el más cálido en los últimos 140 años.

“La década de acaba de finalizar es claramente la más cálida desde que se tienen registros, manifestó el director del Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA, Gavin Schmidt, quien aclaró que ‘desde la década de 1960, cada decenio ha sido claramente más cálido que el de su predecesor" .

Según los datos de la agencia espacial, la temperatura mundial ha aumentado de media más de un grado desde el siglo XIX.

Mediante el análisis de datos climáticos y modelos estadísticos basados en datos de la temperatura del planeta, la comunidad científica ha concluido que la subida de las temperaturas se debe aumento de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero provocado por actividades humanas.

Los análisis llevados a cabo por la NASA incluyen mediciones de temperaturas superficiales registrados por más de 20.000 estaciones meteorológicas, además de datos sobre la temperatura del mar recogidos por barcos y boyas marítimas y mediciones de las estaciones de investigación del Ártico.

Estos datos se analizan usando un algoritmo que pondera los datos en función de las distancias de las estaciones meteorológicas en todo el mundo y los efectos de las islas de calor urbano para evitar sesgos. A partir de allí se generan las desviaciones de la media de la temperatura mundial con respecto al período de referencia de 1951 a 1980.

“Esta información nos muestra que lo que está sucediendo es una tendencia constante, no un pico debido a un fenómeno meteorológico. Es una muestra clara del incremento de gases de efecto invernadero a la atmósfera”, asegura Schmidt.

Civilizaciones que desaparecieron por cambios climáticos

Más información

Civilizaciones desaparecidas por cambios climáticos

5

Fotografías

El año más cálido en Europa

El año que hemos dejado atrás también ha sido el más cálido registrado en el continente europeo. Según los datos facilitados por el programa Copernicus, encargado de medir la variación de temperatura, 2019 fue el año más caluroso en el Viejo Continente, donde la temperatura fue hasta un 0,6% superior a la media de 1981-2010, siendo el otoño y el verano los cuartos más calurosos desde que se tienen registros.

Las variaciones climáticas tienen distintos efectos en la temperatura de las distintas partes del mundo, y una de las zonas más sensibles son las regiones polares. Según los datos de la NOAA, el Ártico sufrió de media un calentamiento algo más de tres veces superior al resto del mundo desde 1970.

Las consecuencias, sin embargo, se hacen notar en todo el planeta, y es que el aumento de las temperaturas atmosférica y oceánicas están contribuyendo a la imparable pérdida de masas de hielo, desde Groenlandia hasta la Antártida, así como al incremento de fenómenos meteorológicos extremos, como golpes de calor, incendios y precipitaciones extremas.

En el futuro habrá más fenómenos meteorológicos extremos

Más información

Más problemas meteorológicos en el futuro

Compártelo