Los 12 volcanes más peligrosos del mundo

Más de 1.350 volcanes activos conectan el interior incandescente del planeta con la superficie. Sin embargo, por sus características, existe un selecto grupo al que los vulcanólogos dedican especial atención: os mostramos algunos de los volcanes más peligrosos de la Tierra.

Descarga de lava al océano en el volcán Kilauea, Hawai

Descarga de lava al océano en el volcán Kilauea, Hawai

Foto: iStock

Aunque no todos están en erupción, existen aproximadamente unos 1.350 volcanes activos repartidos por todo el mundo. La historia ha demostrado en repetidas ocasiones que sus erupciones pueden resultar realmente catastróficas, tanto para los seres humanos como para otras muchas especies. Un claro ejemplo de ello es la erupción del volcán Krakatoa de 1833, en la que murieron 33.000 personas; o en la del Monte Tambora, que en el año 1815 acabó con la vida de 60.000 personas. La erupción del Monte Tambora, de hecho, fue una de esas erupciones volcánicas capaces de afectar al clima global. Tuvo grandes consecuencias a nivel planetario, ya que la gran cantidad de cenizas que expulsó a la atmósfera provocó un cambio en la cantidad de radiación solar que llegaba a la Tierra. Esto enfrió el clima hasta tal punto que el año posterior a su erupción, 1816, pasó a la historia como el año sin verano.

El manto terrestre, es decir, el corazón de magma fluido e incandescente de nuestro planeta y responsable en última instancia de la actividad volcánica, es un ente dinámico, por lo que resulta inevitable que tarde o temprano se vuelvan a producir grandes erupciones volcánicas con todos los peligros que entrañan. Pero además de todas las amenazas intrínsecas de un volcán, como las coladas de lavas, las explosiones, las coladas piroclásticas o las nubes de cenizas, entre otras, para calcular la peligrosidad de un volcán, es importante no fijarse únicamente en su naturaleza o en su historial eruptivo, sino que también se ha de introducir en la ecuación el número de personas a la que la propia erupción podría afectar.

Volcanes: qué son y cómo se forman

Más información

Volcanes: qué son y cómo se forman

En base a todos estos factores existen en la actualidad una serie de volcanes que, por su peligrosidad, el número de personas que viven cerca, y la posibilidad de que entren -o incluso se encuentren en estos momentos- en erupción, los vulcanólogos prestan una especial atención. La clasificación posiblemente variará según los expertos y los criterios a los que cada unos de ellos le den más importancia. Sin embargo, muchos de ellos estarán de acuerdo con que estos son algunos de los 12 volcanes más peligrosos del mundo:

Volcán Taal

Volcán Taal, isla de Luzón. Filipinas.

Volcán Taal, isla de Luzón. Filipinas.

Foto: CC

El volcán Taal es uno de los volcanes más activos de Filipinas, y aunque topográficamente hablando no se trata de un volcán muy prominente, sus erupciones prehistóricas han cambiado en repetidas ocasiones el paisaje del suroeste de Luzón y provocado numerosas víctimas mortales a lo largo de la historia. El Taal posee una caldera llamada Talisay repleta de magma y en la que se han producido 4 erupciones de magnitud 4 en el índice de explosividad volcánica en los últimos 200 años. También una erupción de magnitud 5 en los últimos 5.500 años. Todo ello, unido a que se encuentra rodeado de abundante agua que puede dar lugar a grandes erupciones explosivas y a que en sus inmediaciones hasta 24,8 millones de personas pueden verse afectadas por una de sus potentes erupciones, hacen del Taal uno de los volcanes más vigilados y potencialmente peligrosos del mundo.

Campo volcánico de Michoacan-Guanajuato

Volcán Paricutín en el estado de Michoacán, México.

Volcán Paricutín en el estado de Michoacán, México.

Foto: iStock

El extenso campo volcánico de Michoacán-Guanajuato, en México, contiene más de 1400 respiraderos volcánicos entre los que se incluyen los conos de ceniza históricamente activos de Paricutíny Jorullo. Presenta numerosos conos de ceniza, volcanes de escudo y maares. La última erupción fue la del famoso Paricutín, la cual finalizó en el año 1952 y que en 9 años levantó un cono de cenizas que se elevó hasta los 2.800 metros sobre el nivel del mar. Casi 6 millones de personas viven a 5 kilómetros de este campo volcánico, cuya explosividad potencial lo convierten en un de los volcanes a vigilar en las próximas décadas.

Volcán Santa María

Erupción del Volcán Santiaguito, Guatemala

Erupción del Volcán Santiaguito, Guatemala

Foto: iStock

Se estima que las erupciones del volcán Santa María, en Guatemala, comenzaron hace unos 30.000 años. Sin embargo, en lo que respecta a la historia reciente el entró por primera en erupción de forma abrupta en el año 1902 ante la incredulidad de los lugareños, pues desconocían que se encontraban viviendo a los pies de un volcán. La erupción fue tan grande que, de hecho, quedo registrada como unas de las 3 mayores de todo el siglo XX. En ella la columna de ceniza alcanzó los 28 kilómetros de altura, una montaña de cerca de 3.772 metros de altitud vio como se derrumbó gran parte de una de sus laderas y cerca de 6.000 personas perdieron la vida más. Un par de décadas más tarde, en 1922 una nueva erupción formó el que en la actualidad es el respiradero más conocido del Santa María, el volcán Santiaguito, el cual desde entonces ha permanecido en erupción permanente y es observable desde la antigua cima del primero, dando lugar a una vista única en el mundo.

Monte Merapi

Monte Merapi, Yogyakarta, Indonesia

Monte Merapi, Yogyakarta, Indonesia

Foto: iStock

El monte Merapi, uno de los volcanes más activos de Indonesia, ha estado en erupción durante siglos y se encuentra en una de las áreas más densamente pobladas del mundo, dominando el paisaje al norte de la ciudad de Yogyakarta. Además, su largo historial de grandes episodios eruptivos ha venido acompañado en numerosas ocasiones de flujos piroclásticos, lahares, explosiones plinianas o avalanchas de bloques incandescentes. Se trata del volcán más joven y meridional de una cadena volcánica muy activa y cuyas principal amenaza, los flujos pirocásticos, pueden extenderse por amplias zonas afectando hasta a 24 millones de personas, algo muy a tener en cuenta ya que su última erupción se ha producido en el año 2022.

Monte Nyiragongo

El Nyiragongo es, para muchos, el volcán más peligroso del planeta.

El Nyiragongo es, para muchos, el volcán más peligroso del planeta.

Foto: Istock

El monte Nyiragongo es un estratovolcán activo de 3.471 metros de altitud situado en las montañas Virunga, en la República Democrática del Congo. Se trata sin duda de uno de los volcanes más notables de todo el continente africano: un volcán entre volcanes. Por ejemplo, sus empinadas laderas contrastan con el perfil bajo de su vecino, el volcán de escudo Nyamuragira y además se superpone a otros dos estratovolcanes más antiguos, el Baruta y el Shaheru. Se trata de un volcán caracterizada por coladas de lava fluida tal y como se constató en el año 1977, en el cual el lago de lava situado en el cráter de su cumbre se drenó catastróficamente por sus flancos exteriores.

El lago de lava del Nyiragongo, ha sido considerado el lago de lava más voluminoso conocido en la historia reciente. La última vez que entró en erupción fue en el año 2021, desplazando en esta ocasión a más de 400.000 personas de sus hogares. Se trata de un volcán muy vigilado a la par de peligroso por su capacidad para borrar del mapa a la ciudad de Goma, situado en sus laderas y en la cual habitan cerca de 700.000 personas.

Nyiragongo: radiografía de un volcán africano

Más información

Nyiragongo: radiografía de un volcán africano

Volcán Krakatoa

volcan krakatoa

volcan krakatoa

El volcán Krakatoa, es un volcán de caldera situado en el estrecho de Sunda, entre las islas de Java y Sumatra, famoso por la violenta erupción ocurrida en el año 1883. Esta fue tan poderosa que se escuchó en lugares tan lejanos como Nueva Zelanda y el oeste de Australia. Considerada la segunda erupción más grande que ha tenido lugar en Indonesia durante los últimos 10.000 años, causó más de 36.000 muertes, la mayoría como resultado de devastadores tsunamis que barrieron las costas adyacentes de Sumatra y Java. Se trata de un volcán muy activo y la última vez que entró en erupción fue el 5 de febrero de 2022. Por su historia reciente, el Anak Krakatau, como es conocido localmente en Indonesia, es considerado por muchos uno de los volcanes más peligrosos del mundo.

Monte Agung

El cráter del Monte Agung

El cráter del Monte Agung

Foto: iStock

El estratovolcán Agung es la montaña más alta y sagrada de Bali, en Indonesia y está ubicado en una región con una población de aproximadamente cuatro millones de personas. Aunque se encuentra en erupción de manera casi continua, la última gran erupción de este estratovolcán tuvo lugar en el año 1963, y fue una de las erupciones más devastadoras en la historia del país: duró 11 meses y produjo una peligrosa lluvia de cenizas y flujos piroclásticos que provocaron más de 1000 muertes.

Monte Vesubio

Monte Vesubio

Monte Vesubio

Foto: iStock

El monte Vesubio ha sido un amenaza constante desde que entrara en erupción en el año 79 sepultando por completo la ciudad de Pompeya y alcanzando las poblaciones de Herculano y Estabia. De hecho, durante los últimos 17.000 años, este volcán compuesto ha exhibido 8 grandes erupciones explosivas de tipo pliniano que fueron acompañadas de grandes flujos piroclásticos. Su última erupción tuvo lugar en 1944 y según los expertos, una nueva erupción explosiva como la que tuvo lugar en el año 79 podría poner en peligro la vida de hasta 6 millones de personas.

Volcán Kilauea

Volcán Kilauea, Hawaii

Volcán Kilauea, Hawaii

Foto: Luis Manuel Vilariño Lopez / BigPicture Competition 2019 / Academia de las Ciencias de California

El Kilauea es un volcán de escudo situado en la Isla Grande de Hawái y uno de los muchos que están activos en la actualidad en el archipiélago. De hecho se encuentra superpuesto con el flanco este de otro de los volcanes más conocidos de Hawái, el Mauna Loa. El Kilauea ha estado activo de varias maneras diferentes, por ejemplo entre los años 2008 y 2018, su cráter albergó un activo lago de lava que mantuvo erupciones de un modo casi constante en los respiraderos en su flanco este. En 2018, sin embargo, la actividad del volcán se desplazó hacia otra parte del mismo, propiciando la destrucción de varios pueblos.

Volcán Popocatépelt

Volcanes Popocatepetl y Iztaccíhuatl

Volcanes Popocatepetl y Iztaccíhuatl

Foto: iStock

El Popocatépelt es un estratovolcán activo en la actualidad cuya última erupción se produjo en el año 2022, pero que en los últimos 500 años has registrado 18 erupciones. Se trata del segundo volcán más alto de México, presenta una forma cónica simétrica y también glaciares perennes cerca de la boca de su cráter, lo que supone una amenaza adicional. Los vulcanólogos llevan años estudiando este volcán, y uno de los aspectos que lo hacen más peligroso es que, en caso de entrar en erupción de forma intensa la lava podría surgir tanto desde su cráter como desde las múltiples fisuras que rodean al volcán, por lo que resulta un volcán tremendamente impredecible. El otro gran aspecto importante respecto a su peligrosidad es que se encuentra situado a tan solo 40 kilómetros de Ciudad de México, donde habitan casi 9 millones de personas.

La Caldera Aira

Volcán Sakurajima

Volcán Sakurajima

Foto: iStock

La caldera Aira, es una gran caldera volcánica que se encuentra al sur de la isla Kyūshū, en Japón, que entró por primera vez en erupción hace unos 22.000 años y que ha contado con más de media docena de erupciones de gran intensidad en los últimos 10.000 años, durante el Holoceno. De esta enorme caldera se alimentan diversos volcanes, entre los que se encuentra el volcán japonés Sakurajima, uno de los más activos del país y el cual ha mostrado numerosas erupciones recientes. Por otro lado, las erupciones de la caldera de Aira se caracterizan por tener grandes flujos piroclásticos, pero el mayor peligro que representa es que en su zona de influencia, o en los 100 kilómetros a la redonda desde el centro de la caldera, residen hasta 2,6 millones de personas.

La Caldera de Yellowstone

Gran Géiser Prismático, Parque Nacional de Yellowstone

Gran Géiser Prismático, Parque Nacional de Yellowstone

Foto: iStock

Si hay un volcán que sin duda pueda alzarse con el título del volcán más peligroso del mundo, ese es el Volcán de Yellowstone. Esto es así por que más que de un volcán, se trata de un supervolcán. Tal y como se explica en este detallado artículo sobre el supervolcán de Yellowstone, los volcanes forman montañas; los supervolcanes las aniquilan. Los volcanes arrasan la flora y la fauna en varios kilómetros a la redonda pero los supervolcanes pueden causar la extinción de toda una especie al inducir cambios climáticos a escala planetaria.

El campo volcánico de la meseta de Yellowstone se ha desarrollado en 3 ciclos volcánicos que abarcaron 2 millones de años y que incluyeron algunas de las erupciones conocidas más grandes de la historia de nuestro planeta. El primer ciclo tuvo lugar hace unos 2,1 millones de años y creó una caldera de más de 75 kilómetros de largo bautizada como caldera de Island Park. El segundo ciclo concluyó con la erupción de Mesa Falls Tuff, hace alrededor de 1,3 millones de años formando una caldera de 16 kilómetros. La última gran erupción del volcán tuvo lugar hace 640.000 años. Hoy en día Yellowstone acoge uno de los sistemas hidrotermales más grandes del mundo, incluida la mayor concentración de géiseres de la Tierra. No se sabe cuando volverá a entrar en erupción, pero cuando lo haga, probablemente cambie para siempre la vida en nuestro planeta.

Volcanes: qué son y cómo se forman

Más información

Volcanes: qué son y cómo se forman

El mapa de los volcanes más activos del mundo

Más información

El mapa de los volcanes más activos del mundo