Reptil

51 / 124

51 / 124

Reconstrucción

Reconstrucción del reptil Eusaurosphargis dalsassoi, que vivió en la actual Suiza hace unos 241 millones de años. 

Imagen: Beat Scheffold, Paleontological Institute and Museum, University of Zurich

52 / 124

Reserva de la Biosfera de la Bahía de Kizlyar, Rusia

Tiene una superficie de 354.000 hectáreas y una población permanente de unos 1.600 habitantes que viven de actividades agrarias (pastoreo y producción de forraje), así como de la pesca, la caza y el turismo.

Foto: UNESCO / Kizlyar Bay Biosphere Reserve

53 / 124

Fósil de reptil marino

Fósil de Mosasaurus missouriensis, un gran reptil marino que vivió hace 75 millones de años. El fósil fue hallado en la mina Korite Ammolite. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

54 / 124

Ojo avizor

Tercer premio en la categoría: Primer plano

Especie: Morelia viridis

Foto: Víctor Gordillo Galea / Zoológico de Barcelona

55 / 124

Un arcosauromorfo

Reconstrucción artística de un arcosauromorfo, un reptil del cual descienden los cocodrilos y los dinosaurios.

Imagen: Oscar Sanisidro / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

56 / 124

Icnitas

Las icnitas conservan detalles excelentes que permiten detectar la forma del reptil. Algunas superficies están completamente cubiertas de pisadas que avanzan en la misma dirección, un indicio del posible gregarismo entre los arcosauromorfos.

Imagen: UAB / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

57 / 124

Rastros y pisadas

Rastros y pisadas de Prorotodactylus mesaxonichnus. Su morfología, conocida gracias a la obtención de modelos en 3D, encaja con la del grupo de arcosauromorfos basales euparkeriidos.

Imagen: UAB / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

58 / 124

Icnitas y ambientes fluviales

Diferentes icnitas de las zonas estudiadas y reconstrucción de los ambientes fluviales de los Pirineos durante el Triásico inferior o medio, cuando muchos ambientes estaban colonizados por los arcosauromorfos.

Imagen: UAB / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

59 / 124

"Yellow-Flecked Sipo"

Categoría: Natural World

 

Esta preciosa culebra del género Chironius flavopictus fue encontrada en el Bosque Protector de la Perla cerca de La Concordia, en Ecuador. Siempre me ha fascinado la capacidad de las serpientes para mantenerse inmóviles mientras sopesan la situación".

Foto: Claire Waring / Smithsonian Photo Contest

60 / 124

Uroplatus henkeli

61 / 124

"Green Turtles in the rays"

"Durante un viaje de buceo a Tenerife, me encontré con estas tortugas verdes. Era temprano por la mañana y los rayos de sol perforaban la superficie del mar.  Ajusté mi cámara y esperé a que las tortugas se acercaran lo suficiente como para pulsar el botón.  Al poco tiempo las tortugas estaban dando vueltas a nuestro alrededor y fue una gran oportunidad para fotografiarlas".

Foto: Greg Lecoueur / Underwater Photographer of the Year 2017

62 / 124

"Imp of darkness"

"En su visita a las islas Galápagos, Charles Darwin se vio asombrado por la apariencia de algunos animales y escribió: «Las rocas de lava negra en la playa son frecuentadas por lagartos torpes, grandes y repugnantes. Son tan negros como las rocas porosas sobre las que se arrastran y buscan sus presas desde el mar. Yo los llamo "diablillos de la oscuridad». La iguana marina no es más que uno de estos monstruos. Endémica de las islas Galápagos, es un raro privilegio compartir un momento bajo el agua con este animal, ahora una especie en peligro de extinción".

Foto: Damien Mauric / Underwater Photographer of the Year 2017

63 / 124

Reserva Forestal de Sinharaja, Sri Lanka

Situada al sudoeste de Sri Lanka, esta reserva es la última zona viable del primigenio bosque tropical húmedo del país. Más del 60% de sus árboles son endémicos y muchos de ellos pertenecen a especies poco comunes. Las especies endémicas de aves son particularmente numerosas. Además, la reserva alberga más del 50% de las especies endémicas de mamíferos y mariposas de Sri Lanka, así como muchas clases de insectos, reptiles y anfíbios poco comunes.

Foto: UNESCO / Sinharaja Forest Reserve / Vincent Ko Hon Chiu

64 / 124

El Lagartario de Frontera

El lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi) es una especie endémica de la isla que puede alcanzar los 60 centímetros de longitud, y al que la actividad humana y la introducción de animales foráneos lo llevaron al borde de la extinción. Solo logró sobrevivir en los Roques de Salmor, en el norte. En la actualidad viven unos 200 ejemplares en el Lagartario de Frontera, situado junto al acantilado de la Fuga de Gorreta.

65 / 124

"Got It!"

Fotografía ganadora en la categoría: "Pool / Conceptual"

Isla Fitzroy, Queensland, Australia

Cámara: Nikon D800

"Desde 2010 estoy involucrado en el rescate y la rehabilitación de tortugas como director de una instalación para su conservación en el extremo norte de Queensland. Cuando tuvimos que construir un hospital más grande y mejor,  traté de usar mis habilidades fotográficas para crear conciencia sobre su situación, pero también para conseguir fondos para poder seguir actuando. Cuando te preocupas por las tortugas hay 3 momentos en los que te hacen feliz. Primero cuando empiezan a comer, en segundo lugar cuando emergen en la playa para tomar un respiro, y por último cuando se liberan de nuevo en la naturaleza. A la tortuga de la imagen la llamamos Eva. Diría que tenía una personalidad muy descarada y fue una de las pocas tortugas de las que cuidamos que posó para mi cámara.

http://www.uwphotographyguide.com/2016-ocean-art-contest-winners

Foto: Ocean Art 2016 / Christian Miller

66 / 124

Maxilar fosilizado

Distintas vistas del fragmento de maxilar fosilizado, que conserva hasta tres hileras de dientes.

Foto: Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

67 / 124

Representación artística

Representación artística de un captorhínido. Estos reptiles eran similares a los actuales lagartos, pero sus cráneos eran mucho más resistentes, sus dientes podían triturar alimentos duros, aunque eran principalmente herbívoros, y sus cuerpos podían alcanzar los dos metros de longitud.

Imagen: original de Smokeybjb bajo licencia CC BY SA 3.0

68 / 124

Reptando en lo profundo del bosque

Fotografía ganadora en la categoría: Animales

"Una caminata matutina por el maravilloso bosque; la llovizna incesante humedece su espesura durante 12 horas al día; la sombría serenidad que me hacía dudar si era de noche o de día. La niebla pesada, la brisa fría y el silencio eterno podían calmar cualquier rugido; y allí vi esta belleza de 20 centímetros, una bejuquilla verde. Fui bendecido al ver esto en aquel lugar. Cambié inmediatamente el macro por la lente de gran angular".

Foto: Varun Aditya

69 / 124

Camino al refugio

Un caimán americano se pone en macha hacia el refugio que le ofrece el impenetrable laberinto conformado por las raíces del manglar en el que habita.

Foto: David Doubilet & Jennifer Hayes / National Geographic

70 / 124

Crocodylus niloticus

71 / 124

Verde

Premio de la votación popular en la categoría "Otros animales".

"Camuflado entre el follaje, esta joven lagartija ninfa de los bosques (Enyalioides laticeps) desconfía del fotógrafo que se aproxima con la cámara. Apenas una foto tuve tiempo de tomar con este veloz habitante de la selva con más biodiversidad del planeta, el Parque Nacional Yasuní (Ecuador)".

Foto: Jaime Culebras / MontPhoto

72 / 124

El guardian del Eucaliptus

Primer premio de la categoría "Otros animales".

"De pequeño, a los niños nos repudiaba este reptil porque nos daba "repelús". Pero mi padre me enseñó que las salamanquesas eran los guardianes de los graneros y por lo tanto un fiel aliado del hombre. En esta imagen aparece un ejemplar que guarda su granero, el interior de una corteza de eucaliptus. Hacía tiempo que tenía este encuadre en mente respecto al reptil para darle mayor impacto visual, Tras muchas tomas, elegí esta por las texturas que congeniaban perfectamente en el global de la imagen."

Foto: Fran Rubia / MontPhoto

73 / 124

Cocodrilo filipino

Foto: Joel Sartore

74 / 124

Reptiles de sangre fría calentándose sobre las rocas

Las iguanas marinas deben salir a la superficie para respirar, calentarse y obtener energía, pues son animales de sangre fría.  Proyecto National Geographic Pristine Seas.

Foto: Enric Sala / National Geographic

75 / 124

Cráneo fosilizado

Fósil del cráneo del reptil Teyujagua paradoxa, desconocido hasta ahora.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

76 / 124

Ilustración del cráneo

Ilustración del cráneo de la especie Teyujagua paradoxa.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

77 / 124

Un reptil cazador

Probablemente vivió en las márgenes de los ríos y lagos, cazando anfibios y procolofónidos.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

78 / 124

Sur de Brasil

El fósil ha sido hallado en un conocido yacimiento de fósiles situado a unos diez kilómetros al este de San Francisco de Asís, al sur de Brasil.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

79 / 124

Yacimiento de fósiles

Yacimiento de fósiles al sur de Brasil, donde ha sido hallado el fósil.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

80 / 124

Dientes enormes

Los dientes son de unos cinco centímetros, pero lo importante no es el tamaño, sino que son más del doble que los de un cráneo del mismo tamaño de otros cocodrilos.

Equipo de Investigación UNED

81 / 124

Camaleón de O’Shaughnessy

Un camaleón de O’Shaughnessy duerme asido a una rama.

Foto: Christian Ziegler

82 / 124

Calumma

Un insecto es víctima de un hambriento camaleón del género Calumma, cuya vista, excepcionalmente aguda, le permite proyectar su larga lengua con una precisión milimétrica.

Foto: Christian Ziegler

83 / 124

Camaleón de Labord

El ciclo vital del camaleón de Labord es de aproximadamente un año. En cautividad, algunas especies llegan a vivir diez o doce años, pero en su entorno natural ese tiempo se reduce a menos de la mitad.

Foto: Christian Ziegler

84 / 124

Camaleón de nariz larga.

Una protuberancia nasal –elemento de identificación para los individuos de especies parecidas y eventual arma de combate– adorna el hocico de un camaleón de nariz larga.

Foto: Christian Ziegler

85 / 124

Camaleón de dosel

Un camaleón de dosel se aferra a un racimo de flores.

Foto: Christian Ziegler

86 / 124

Camaleón de Parson

El camaleón de Parson es una de las especies de camaleones más grandes del mundo.

Foto: Christian Ziegler

87 / 124

Avisos cromáticos

En la mayoría de las especies de camaleones los machos exhiben un mayor colorido que las hembras. Pero en el caso del camaleón menor los machos presentan unos tonos herrumbrosos, marrones y negros, mientras que las hembras (en la imagen) son verdes a menos que estén cargadas de huevos, momento en que sus tonos vivos advierten a posibles pretendientes que no deben acercarse.

Foto: Christian Ziegler

88 / 124

Camuflaje de combate

Tras disputarse una hembra, el macho de camaleón pantera victorioso sigue exhibiendo sus colores de combate, mientras que el derrotado ha adoptado el tono oscuro de la sumisión.

Foto: Christian Ziegler

89 / 124

Brookesia micra

Brookesia micra es el camaleón más pequeño del mundo.

Foto: Christian Ziegler

90 / 124

Brookesia decaryi

Dos ejemplares de Brookesia decaryi apenas se distinguen de un montón de hojas.

Foto: Christian Ziegler

91 / 124

Parque Nacional Ranomafana

No lejos del Parque Nacional Ranomafana, una reserva forestal del sudeste de Madagascar, los lugareños han talado buena parte de la ladera de una colina para ganar terreno agrícola. La escasez de árboles se traduce en falta de refugios para muchas especies de camaleones que viven en los bosques.

Foto: Christian Ziegler

92 / 124

Camaleones malgaches

Los camaleones malgaches pueden ser tan diminutos como Brookesia micra (que no llega a los tres centímetros de largo) o tan grandes como el camaleón gigante de Madagascar (de casi 70 centímetros de largo), que en esta fotografía pasa frente a unos baobabs.

Foto: Christian Ziegler

93 / 124

Juegos de luces

«Donde hay luz cambia el camaleón», escribió Percy Bysshe Shelley. El poeta no incurría en error científico alguno: el variado cromatismo de estos camaleones pantera se debe a los cristales fotorreflectantes de sus células cutáneas.

Foto: Christian Ziegler

94 / 124

Duelo de color

Dos ejemplares machos de camaleón pantera exhiben sus colores de intimidación. Si ninguno de los dos se retira, el siguiente paso de la confrontación serán los bufidos, los embates y los mordiscos.

Foto: Christian Ziegler

95 / 124

Camaleón pantera

Cuanto mejor se camufle en su entorno, más a salvo estará de sus depredadores este joven ejemplar de camaleón pantera. La especie es nativa de Madagascar y del continente africano.

Foto: Christian Ziegler

96 / 124

Iguana iguana

Las iguanas son habituales en la zona de Caño Cristales. Si se sienten amenazados, estos reptiles son capaces de lanzarse al río desde alturas considerables.

Olivier Grunewald

Foto: Olivier Grunewald

97 / 124

Una fabulosa lengua bífida

En Rinca, una isla que forma parte del Parque Nacional de Komodo, una hembra de dragón utiliza la lengua para detectar olores y sabores en el aire. Cada uno de los dos extremos de la lengua bífida capta moléculas de presas o de carroña y las traslada a un órgano sensorial de la boca, que le marcará el camino a seguir.

Foto: Stefano Unterthiner

98 / 124

Humanos dentro del parqeu nacional

Un dragón adulto merodea cerca de la aldea de Komodo. Con población humana viviendo dentro del parque nacional, cuyo objetivo es proteger a este lagarto en estado salvaje, y con las fronteras del hábitat de la especie mal delimitadas, los encuentros con el dragón son inevitables.  La mayoría termina sin daños.

Foto: Stefano Unterthiner

99 / 124

Recién salidos del cascarón

Los dragones recién salidos del cascarón suben rápidamente a los árboles, donde permanecen la mayor parte de su primer año de vida. Allí comen insectos, huevos de ave y otros lagartos, una buena forma de practicar la caza de presas más grandes que deberán realizar una vez abandonen la seguridad del follaje.

Foto: Stefano Unterthiner

100 / 124

El veneno del dragón de Komodo

Dos machos adultos se reparten una cabra en la isla de Komodo. Los dragones comparten las presas si hay alimento en abundancia, pero se pelean si este escasea. Pocas veces acaban gravemente heridos. Al igual que todos los animales venenosos, los dragones de Komodo son inmunes a su propia mordedura tóxica.

Foto: Stefano Unterthiner