Pájaros

1 / 320
Zoológico de Londres

1 / 320

Zoológico de Londres

Foto: AP

Carricero común alimentando a una cría de cuco

2 / 320

Carricero común alimentando a una cría de cuco

Foto: AgePhotoStock

Podiceps cristatus

3 / 320

Podiceps cristatus

Foto: AgePhotoStock

quetzal 2. Exhibiendo su larga cola

4 / 320

Exhibiendo su larga cola

El macho, con su copete erizado, es más llamativo que la hembra pues su cola serpentina llega a los 65 centímetros, mientras que su cuerpo mide 40 centímetros y pesa unos 200 gramos.

Foto: AGE fotostock

queztal 1. Una divinidad emplumada

5 / 320

Una divinidad emplumada

Entre las civilizaciones precolombinas de Mesoamérica era venerado como una deidad. Mayas y aztecas lo relacionaban con el dios Quetzalcoatl –"la serpiente emplumada"–, por ello muchos de los gobernantes lucían grandes tocados hechos con sus plumas con la intención de mostrar su vínculo con los dioses. 

Foto: AGE fotostock

pajaro Quetzal. La belleza del quetzal

6 / 320

La belleza del quetzal

Aunque se halla en peligro de extinción, quedan grupos en el sur de MéxicoCentroamérica, destacando Costa Rica, con un turismo de naturaleza muy bien desarrollado, y Guatemala, donde se la considera el ave nacional y está presente en la bandera, el escudo y la moneda.

Foto: Getty Images

Inspiración para Twitter

7 / 320

Inspiración para Twitter

Antes de que naciera Twitter muy pocos conocían este ave de solo 16 cm de largo que habita en los bosques de Asia. Ahora es mundialmente famosa. 

Foto: JJ Harrison/CC

Hembra de monarca nuquinegra

8 / 320

Hembra de monarca nuquinegra

El macho tiene un llamativo color azul mientras que la hembra, como la de la imagen, es más grisácea.

Foto: AGE Fotostock

pajaro monarca nuquinegro. Pareja de monarca nuquinegro con sus crías.

9 / 320

Pareja de monarca nuquinegro con sus crías.

En la época de cría suele poner tres huevos en un nido en forma de cuenco que construye en los árboles.

AGE Fotostock

Efectos sonoros

10 / 320

Efectos sonoros

En general, la cigüeña blanca es un ave bastante silenciosa, aunque emite algunas vocalizaciones ásperas de alarma cuando se excita o en presencia de individuos extraños en las inmediaciones del nido. El sonido más característico de la especie es un sonoro castañeteo producido al entrechocar las mandíbulas, conocido como “crotoreo”, que el ave ejecuta como salutación hacia su pareja.

Foto: AgePhotoStock

Custodia compartida

11 / 320

Custodia compartida

Ambos padres participan en la incubación. Tanto el macho como la hembra disponen de placa de incubación -un parche de piel carente de plumas que es visible en la región ventral de las aves- por lo que van haciendo turnos de manera que los huevos nunca se enfrían.

Foto: SEOBirdLife

Pasión Carnívora

12 / 320

Pasión Carnívora

En cuanto a su alimentación Ciconia ciconia es una especie relativamente oportunista basada en grandes artrópodos, principalmente, saltamontes y escarabajos. No obstante en su dieta aunque en su dieta se incluyen también, con desigual proporción según las regiones, una gran variedad de invertebrados, en particular, lombrices de tierra, y vertebrados, como roedores, culebras, lagartijas, ranas, peces y hasta pollos de otras aves.

Foto: AgePhotoStock

La vida en sociedad

13 / 320

La vida en sociedad

Se trata de una especie frecuentemente colonial, que suele reunirse en grandes congregaciones para criar. El nido se sitúa con frecuencia en todo tipo de construcciones humanas, desde iglesias y casonas hasta silos, depósitos de agua, chimeneas, torretas de electricidad y antenas, amén de transformadores eléctricos, casas de campo, ruinas y edificios monumentales, aunque un buen porcentaje se sitúa en árboles y, en menor medida, en rocas.

Foto: AgePhotoStock

30 días para nacer

14 / 320

30 días para nacer

Los huevos son de color blanco algo más grande que el de una gallina y necesitan 33 días de incubación constante para eclosionar

Foto: AgePhotoStock

¡Los pollos tienen dientes!

15 / 320

¡Los pollos tienen dientes!

Efectivamente, como la mayoría de reptiles y aves, los cigoñinos al nacer tienen un diente en el pico para romper la cáscara del huevo.

Foto: AgePhotoStock

Aves prolíficas

16 / 320

Aves prolíficas

Las puestas de las cigüeñas normalmente son de cuatro huevos, sin embargo se han registrado nidadas de hasta 7 polluelos en potencia.

Foto: AgePhotoStock

Similitudes morfológicas

17 / 320

Similitudes morfológicas

Las cigüeñas no presentan dimorfismo sexual, lo que significa que los machos y hembras son idénticos en forma, coloración o tamaño.

Foto: SEOBirdLife

Ichthyornis dispar

18 / 320

Ichthyornis dispar

Este ave se habría visto muy similar a las aves marinas de hoy, probablemente muy parecido a una gaviota o una golondrina de mar.

Foto: Foto: Yale University

Dinosaurio pajaro. El pico primordial

19 / 320

El pico primordial

Ichthyornis dispar nos muestra cómo fue el pico de un ave cuando apareció por primera vez en la naturaleza. En su origen, fue un mecanismo de agarre de precisión que servía como una mano sustituta cuando las manos se transformaron en alas. El resto de la mandíbula estaba llena de dientes.

Foto: Yale University

Anser albifrons

20 / 320

Anser albifrons

Foto: AP / The Yomiuri Shimbun

Haliaeetus pelagicus vs Haliaeetus albicilla

21 / 320

Haliaeetus pelagicus vs Haliaeetus albicilla

Foto: AgePhotoStock / Mint Images

Picapinos

22 / 320

Picapinos

Los pájaros carpinteros, como este pico picapinos, son aves fascinantes. Es increíble hasta donde les ha llevado la evolución y como han desarrollado hasta el extremo su coexistencia con el bosque. Cantabria alberga seis de las siete especies que se pueden encontrar en España.

Foto: Roberto González García

Visión trasera

23 / 320

Visión trasera

En esta fotografía tomada en la localidad de Astillero podemos observar a un chorlitejo chico, una de las pocas especies de limícolas que crían en Cantabria. Su hábitat natural de nidificación son las playas de guijarros, arenales secundarios y traseras de estuarios. Sin embargo estos lugares son prácticamente inexistentes en la actualidad en Cantabria, por lo que hoy en día usan los terrenos industriales abandonados o pendientes de construcción.

Foto: Roberto González García

Goteo

24 / 320

Goteo

Algunas especies de aves, como esta aguja colipinta, recorren más 11.000 kilómetros en sus rutas migratorias, en concreto la subespecie que se reproduce en Alaska e inverna en Australia y Nueva Zelanda. Esta especie puede volar ininterrumpidamente durante más de una semana sin tan siquiera parar a alimentarse o descansar. Sin duda, cuando veas una aguja colipinta en los estuarios de Cantabria estarás contemplando un tesoro de la selección natural. Las marismas de Santoña, la bahía de Santander y Oyambre son algunos de los mejores sitios para observarlas.

Foto: Roberto González García

Finales de verano

25 / 320

Finales de verano

La avoceta común aparece muy esporádicamente por los estuarios de Cantabria, y menos aún en grandes bandadas. Ocasionalmente, como en esta imagen, pueden observarse a su paso por Cantabria durante el transcurso de sus desplazamientos migratorios, especialmente a finales de verano.

Foto: Roberto González García

Desperezarse tras una fría noche

26 / 320

Desperezarse tras una fría noche

Durante los últimos inviernos, la Reserva Ornitológica de las Marismas Blancas -en Astillero- ha proporcionado refugio al dormidero más importante de garcillas bueyeras del norte peninsular. Hasta 4.000 ejemplares caían del cielo cada atardecer invernal buscando refugio entre los carrizos de las marismas. Por las mañanas, casi con una sincronización perfecta, las garcillas iban levantando el vuelo desapareciendo en el horizonte en dirección a los pastizales y prados de siega de la campiña cantábrica.

Foto: Roberto González García

Bahía de garcillas

27 / 320

Bahía de garcillas

"Durante dos años he fotografiado los espectaculares bandos de garcillas bueyeras en la Bahía de Santander. Después de visitar este lugar innumerables veces, finalmente encontré la composición que quería junto a los astilleros y en un entorno altamente humanizado"

Foto: Roberto González García

Acicalándose a refugio

28 / 320

Acicalándose a refugio

En esta fotografía tomada en la bahía de Santander, un correlimos común acicala su plumaje a la espera de la bajamar para alimentarse en los limos. Más de cuatro mil correlimos como este invernan en los humedales y costas de Cantabria. De hecho el Parque Natural de las Marismas de Santoña y la Bahía de Santander están entre los diez humedales más importantes para la invernada de esta especie en España. La transformación y destrucción sus hábitats, como los páramos y llanuras intermareales que utilizan para alimentarse y refugiarse, son algunas de las principales amenazas para la especie. 

 

Foto: Roberto González García

Descansando a refugio

29 / 320

Descansando a refugio

Algunas zonas de interés para la especie, como la bahía de Santander, han perdido ya más de la mitad de su superficie original y la mitad de sus márgenes naturales. Debido al relleno de playas o la construcción de diques, tan sólo el 15% de sus costas son más o menos naturales. Estos correlimos nos recuerdan que los retazos de vida salvaje que quedan hoy son vestigios del excepcional ecosistema que formaba antaño esta gran bahía. Esperemos que nuestras costas sigan ofreciendo protección a este pequeño ave limícola, que con menos de 60 gramos de peso es capaz de recorrer más de 3.000 kilómetros para refugiarse en nuestras costas.

Foto: Roberto González García

El tesoro Nacional

30 / 320

El tesoro Nacional

Las grullas de coronilla roja o grullas de Manchuria del noreste de Asia son muy conocidas por sus gráciles danzas de cortejo: arquean el cuello y luego saltan al aire, volviendo a posarse en el suelo con un golpe de alas para caer de puntillas alrededor de su compañero. Cazados por su espléndido plumaje, la población residente de la isla japonesa de Hokkaido cayó tan solo a treinta individuos durante la década de 1920, pero los agricultores locales intervinieron para salvarlos, y todavía los alimentan todas las mañanas hasta el día de hoy. Habiendo pasado por un cuello de botella en la población, estas grullas en peligro han visto muy notablemente reducida su diversidad genética, lo que les ha hecho en la actualidad tremendamente vulnerables a los brotes de muchas enfermedades. Mientras tanto, la pérdida y conversión de su hábitat de humedal en zonas de cultivo sigue siendo una amenaza universal. En el continente, las grullas de Manchuria todavía están en declive. El 92% de su hábitat en China se ha perdido en los últimos 30 años, y el que poco que queda está rodeado de ciudades, granjas y campos petroleros. Sus mejores posibilidades de supervivencia pueden estar en Japón, donde la comunidad nacional las valora más.

Foto: Tim Flach

Ritos funerarios

31 / 320

Ritos funerarios

En la mayor parte del mundo, la muerte de un animal grande se ve rápidamente marcada por un círculo de buitres. Estos animales se alertan unos a otros sobre la localización de un nuevo cadáver y luego se reúnen en grupos de cientos antes de descender para alimentarse. Son iconos de la muerte en la cultura popular, pero en realidad son grandes símbolos de la vida. No solo evitan la propagación de enfermedades en innumerables comunidades y ecosistemas, sino que también protegen a los mamíferos en peligro al alertar a los guardias sobre la ubicación de la actuación de los cazadores furtivos. Desafortunadamente, los cazadores furtivos están tomando represalias y rociando a sus presas con cianuro, por lo que un elefante muerto puede acabar además con la vida de cientos de buitres adultos. De todas las especies de buitres del mundo, casi la mitad están ahora en peligro crítico de extinción.

Foto: Tim Flach

Una perspectiva diferente

32 / 320

Una perspectiva diferente

Los pico zapatos -Balaeniceps rex- son aves tranquilas y solitarias que viven y cazan en los pantanos del este de África. En los últimos años, el conflicto humano local ha multiplicado la propiedad de armas de fuego e intensificado la presión de la caza furtiva sobre la especie, pero es la pérdida de hábitat predominantemente lo que ha hecho vulnerables a la extinción a estas peculiares aves de extraño pico. Los humedales, incluso los que se encuentran en parques nacionales, en general se han descartado como tierras baldías, y las marismas a menudo se drenan para convertirlas en pastizales o incluso como enclaves para la eliminación de desechos. Esto no solo pone en peligro a una multitud de especies, sino que amenaza los asentamientos humanos que en última instancia dependen de la fuente de agua.

Para preservar su medio ambiente, los agricultores locales crían cada vez más cabras en lugar de vacas, ya que las cabras pueden coexistir con tierras pantanosas. También mantienen más abejas melíferas y cultivan más frutas, generando ingresos y al mismo tiempo fortaleciendo su entorno natural, lo que a su vez proporciona más oportunidades económicas. Esta práctica permite que la naturaleza y las tierras agrícolas se vuelvan mutuamente beneficiosas e igualmente prósperas.

Foto: Tim Flach

Alturas vertiginosas

33 / 320

Alturas vertiginosas

El majestuoso águila filipina es una de las rapaces más grandes del mundo. Con alas cortas y fuertes se abre camino a través del dosel de vegetación con velocidad y precisión, en la búsqueda de serpientes, lagartos, monos, ardillas o pájaros. El depredador, situado en el rango superior de su cadena alimenticia, también reside en la parte superior del bosque, construyendo sus nidos en los árboles más altos que se quedan en una familia por generaciones.

Foto: Tim Flach

Alturas vertiginosas

34 / 320

Alturas vertiginosas

Como depredadores superiores, las águilas de Filipinas son particularmente vulnerables a las toxinas de las granjas y canteras, ya que se acumulan en las especies que descienden en la cadena alimentaria. También son sensibles a la deforestación de su país de origen, ya que una pareja de cría necesita 103 kilómetros cuadrados para sobrevivir, y la mayoría de sus nidos permanecen en tierra desprotegida. Estas parejas monógamas crían una sola polluelo cada dos años, por lo que su población descendente tendrá problemas para recuperarse. Ahora son menos de mil en la naturaleza, y son quizá, las águilas en mayor peligro de extinción en el mundo.

Foto: Tim Flach

Perdido en la traducción

35 / 320

Perdido en la traducción

Los guacamayos militares tienen algunas de las voces más fuertes de los bosques de Sudamérica. No conocen sus llamadas de forma innata, sino que las aprenden de sus padres y compañeros, lo que da lugar a dialectos locales que distinguen a un grupo de otro. En la naturaleza, los guacamayos militares permanecen monógamos de por vida, y como mascotas son aves excepcionalmente leales. Su belleza y buena compañía los pone en gran demanda de la industria de mascotas, pero muchos comerciantes los toman de la naturaleza, en lugar de criarlos en cautiverio.

Foto: Tim Flach

Perdido en la tradicción

36 / 320

Perdido en la tradicción

La conexión que puedes sentir con un loro que te devuelve los saludos no es baladí, ya que significa que formas parte de su grupo. Los guacamayos imitan nuestras palabras, pero no pueden entenderlas. Si pudieran, podrían persuadirnos de que los dejemos en sus árboles, y de dejar esos árboles en el suelo.

Foto: Tim Flach

Cinnyris asiaticus

37 / 320

Cinnyris asiaticus

Foto: Kirsten Tucker / Yourshot

Anhinga anhinga

38 / 320

Anhinga anhinga

Foto: Jose Mirabal / Your Shot

pajaroprehistorico1. Huesos y microestructuras

39 / 320

Huesos y microestructuras

Los investigadores han utilizado la radiación sincrotrónica para poder observar el fósil con todos sus detalles: sus huesos y microestructuras.

Imagen: Fabien Knoll, University of Manchester

pajaroprehistorico2. Polluelo

40 / 320

Polluelo

Impresión artística de un polluelo del grupo de las enantiornitas, por Raúl Martín.

Ilustración: Raúl Martín

The fisherman

41 / 320

The fisherman

Osezaki , Japón

Fotografía ganadora en la categoría: Behavior

“En invierno, en la península de Izu, en la zona de Tokio, el cormorán asiático se detiene durante un par de meses antes de trasladarse a China. Este es el mejor momento para intentar disparar a este increíble pájaro marino durante el buceo y la pesca. Estuve en este área y pasé dos días en aguas poco profundas de 5 a 8 metros esperando el momento adecuado para obtener estas imagen. Afortunadamente, cuatro pájaros durante dos días se quedaron en este área en busca de sardinas y no les importó mi presencia durante su sesión de buceo”.

Foto: Filippo Borghi / Underwater Photographer of the Year 2018

Love Birds

42 / 320

Love Birds

Luss Pier, Lago Lomond, Escocia

Fotógrafo británico submarino del año 2018 y fotografía ganadora en la categoría: British Waters Wide Angle

“Siempre me ha fascinado la fotografía superpuesta que conecta el mundo terrestre cotidiano que todos conocemos con los secretos submarinos, menos familiares. Elegí Lago Lomond como la ubicación de esta toma debido a su paisaje idílico y el fácil acceso a varios cisnes amistosos. Mi idea inicial era enmarcar una toma dividida de un cisne que se alimentaba debajo de la superficie, pero cuando noté lo cómodos que estaban a mi alrededor estuve seguro que con algo de paciencia podría obtener esa foto mágica de los dos. Era mediodía, el sol estaba alto en el cielo, me metí lentamente en las aguas poco profundas permitiendo que los cisnes se sintieran cómodos con mi presencia. Cuando comenzaron a buscar comida debajo de la línea de agua, solo tuve que esperar ese momento perfecto.”

Foto: Grant Thomas / Underwater Photographer of the Year 2018

Dumpster Diver

43 / 320

Dumpster Diver

Fotografía ganadora en la categoría: Nature

Un águila calva se deleita con restos de carne en los contenedores de basura de un supermercado en Dutch Harbor, Alaska, EE.UU.

 

Foto: Corey Arnold / World Press Photo 2018

Attack of the Zombie Mouse

44 / 320

Attack of the Zombie Mouse

Fotografía finalista en la categoría: Environment

Un albatros juvenil de cabeza gris en la Isla Marion, Territorio Antártico Sudafricano, resulta lesionado después de un ataque de ratones de una especie invasora que comenzó a alimentarse de polluelos y juveniles de albatros vivos.

Foto: Thomas P. Peschak / World Press Photo 2018

Back in Time

45 / 320

Back in Time

Fotografía finalista en la categoría: Environment

Una fotografía histórica de una colonia de pingüinos africanos, tomada a fines de la década de 1890, es un marcado contraste con la disminución de los números vistos en 2017 en el mismo lugar, en la isla de Halifax, Namibia. La colonia una vez contó con más de 100,000 pingüinos.

Foto: Thomas P. Peschak / World Press Photo 2018

Malvinas2. Récord de velocidad

46 / 320

Récord de velocidad

El pingüino juanito ostenta el récord de velocidad natatoria jamás registrada en un ave: 35 kilómetros por hora. Se pasa el día entero cazando en el agua, normalmente cerca de la costa, e intentando no ser a su vez presa de orcas y de lobos y leones marinos. Las Malvinas albergan la mayoría de las parejas reproductoras de pingüino juanito del mundo.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas1. Una isla remota

47 / 320

Una isla remota

La isla Salvaje del Oeste, una de las más remotas, alberga la mayor colonia de albatros ojerosos. Antaño usada como pasto de cientos de cabezas de ganado ovino y bovino, actualmente es una reserva natural. En torno al 70 % de la población de albatros ojerosos anida en las Malvinas.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas6. Pingüinos rey

48 / 320

Pingüinos rey

Un grupo de pingüinos rey se pasea por la arena blanca de punta Voluntarios, en la isla Soledad. En la década de 1860 la población isleña era mínima, pero desde los años setenta empezó a aumentar de manera constante. Hoy frecuentan la playa, convertida en reserva privada hace 50 años, un millar de parejas reproductoras.

Foto: Paul Nicklen

pajaroenambar1. Vista ventrolateral

49 / 320

Vista ventrolateral

Vista ventrolateral de la sección coronal a través del cuerpo. La parte superior corresponde a la cabeza.

Imagen: Lida Xing

pajaroenambar2. Escaneado del fósil

50 / 320

Escaneado del fósil

Escaneado del fósil que muestra los huesos conservados y el tejido blando del ave prehistórica.

Imagen: Lida Xing

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?