Osos polares

1 / 41
Tender play

1 / 41

Tender play

Fue a principios de marzo y Steve vio a esta madre oso polar y sus dos cachorros después de 10 días sin verlos. Recientemente habían salido de su guarida de parto en el Parque Nacional Wapusk, en Canadá, para comenzar el largo viaje hacia el hielo marino para que su madre pudiera alimentarse. Después de una siesta, los cachorros estaban de buen humor.

Foto: Steve Leviv / Wildlife Photographer of the Year 2019

Ursus maritimus

2 / 41

Ursus maritimus

Foto: IStock

3 / 41

Océano Ártico

Foto: iStock

4 / 41

Boneyard Waltz

Fotografía ganadora en la categoría: Terrestrial Wildlife

Kaktovic, Alaska

Un trío de osos polares -Ursus maritimus- camina junto a un montón de huesos de ballena a lo largo de la costa de la isla de Barter, en el norte de Alaska. Sus narices manchadas de sangre insinúan una comida reciente y fresca. Como los principales depredadores, los osos polares gobiernan el ecosistema ártico y suelen ser cazadores solitarios, excepto cuando aprenden de sus madres, como los dos hermanos que se muestran aquí. El algún momento de sus vidas los cachorros se aventurarán por su cuenta para patrullar el cercano Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, un área silvestre que abarca cerca de 50.000 kilómetros cuadrados. Pero estas ancestrales zonas de caza para los osos pueden no permanecer prístinas para siempre: la región alberga aproximadamente 7.700 millones de barriles de petróleo. Además, el cambio climático está obligando a los osos a viajar distancias mucho más largas en busca de alimento. Para este trío, sin embargo, hay una amenaza más inminente. El más pequeño del trío se da vuelta para echar un vistazo a un gran macho que sigue al grupo.

Foto: Daniel Dietrich/ BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

5 / 41

Aserejé, ja deje dejebe tude jebere Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí

Foto: Barry Chapman / Comedy Wildlife Photo Awards 2019

6 / 41

Ursus maritimus

Foto: AP

7 / 41

Zoológico de Gelsenkirchen, en Alemania

Foto: AP

8 / 41

Ursus maritimus

Foto: AP

9 / 41

Archipiélago de Svalbard, Noruega

10 / 41

¡Ey! ¿Te has traído eso?

Foto: Simon Gee / CWPA / Barcroft Images

11 / 41

¿Dónde están mis gafas de sol?

Foto: Qiusheng Hu / CWPA / Barcroft Images

12 / 41

La última y para ca...

Foto: Roie Galitz / CWPA / Barcroft Images

13 / 41

Un fotógrafo bestial

Foto: Roie Galitz / CWPA / Barcroft Images

14 / 41

Bailemos un vals

Foto: CWPA / Barcroft Images

15 / 41

"Above The Polar Bear"

Fotografía ganadora del gran premio

Esta imagen muestra el hábitat del oso polar durante el verano en el Área Marina Protegida de Lancaster Sound, mostrando al animal saltando entre pedazos de hielo. Los osos polares dependen del hielo marino como plataforma para cazar, y se enfrentan a una serie de amenazas que están afectando al futuro estado de sus poblaciones. Están entre los primeros refugiados del cambio climático. La observación más llamativa durante mi reportaje fue la obvia falta de hielo.

Aspiro a, mostrar una nueva perspectiva de la vida silvestre. Creo que estas imágenes nos permiten observar y documentar sus comportamientos desde un nuevo ángulo y enfoque, revelando los animales en su totalidad, así como en un hábitat y un paisaje más amplios. Me gustaría que mi foto ayude a la conservación y a crear más áreas de conservación marina.

Foto: Florian Ledoux / Drone Awards 2018

16 / 41

Osos polares

Escapando

Los osos polares dependen del hielo marino para atrapar su presa. Se abalanzan sobre las focas cuando emergen a través de sus respiraderos y las acechan mientras toman el sol al aire libre, pero el hielo se está derritiendo a medida que nuestro clima se calienta. En los trece inviernos que siguen al año 2003 se produjeron las trece extensiones de hielo más pequeñas registradas por los satélites. Las temporadas de caza son cada vez más cortas, y por cada semana de hielo que se pierde en los inviernos del Ártico, los osos polares pierden alrededor 7 kg de grasa.

Foto: Tim Flach

17 / 41

¿Imaginas el polo Norte sin hielo?

Puede que un día lleguemos a ver un verano sin hielo en el polo Norte. El hielo refleja la radiación solar, y si desaparece, las nuevas aguas al descubierto del mar absorberán más calor y el calentamiento global se acelerará en todo el planeta.

Osos polares en peligro: sobre el frágil hielo

Foto: Tim Flach

18 / 41

Oso polar

Calentamiento global

En 2015, se firmó el Acuerdo de París para limitar el calentamiento antropogénico a un máximo de 2 ° C. Si sus signatarios lo ratifican y respetan, podría ayudar en gran medida a proteger tanto a los osos polares como a los humanos del derretimiento del hielo y el aumento del nivel del mar.

Foto: Tim Flach

19 / 41

Collares de alta tecnología

Una hembra adulta de oso polar sobre el hielo y portando un collar de alta tecnología: con cámara de vídeo y GPS. Estos collares han permitido comprender el movimiento, comportamiento y búsqueda de comida de estos animales en estado salvaje.

Foto: Anthony Pagano, USGS

20 / 41

A la espera de una foca

Algunos estudios previos han asumido que los osos minimizan su energía durante la caza porque se tumban silenciosamente junto a un agujero en el hielo a la espera de que salga una foca a respirar. La fotografía ha sido tomada en el hielo marino al sur del mar de Beaufort.

Foto: Mike Lockhart, USGS

21 / 41

Ursus maritimus

Foto: Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU / AP

22 / 41

Preciosos osos polares

23 / 41

Población de osos polares

Los animales grandes y carismáticos que se encuentran en la parte superior de la cadena alimentaria de un ecosistema amenazado a menudo representan la difícil situación de todos los animales que se encuentran en niveles tróficos inferiores.  En el Ártico, este papel es indudablemente jugado por los osos polares. Existen 19 subpoblaciones reconocidas de osos polares en el Ártico. Estas distintas poblaciones ocupan diferentes nichos ecológicos, por lo que algunas se verán afectadas por el cambio climático antes que otras. 

Por varias razones, la historia climática del oso polar es complicada, sin embargo este mapa muestra la situación de las poblaciones actuales.  En él se puede apreciar como cuatro de las subpoblaciones están disminuyendo, cinco son relativamente estables y sólo uno está creciendo. Para casi la mitad de las subpoblaciones, no hay suficientes datos para saber lo que está pasando.

Foto: NOAA

24 / 41

Úrsidos

Foto: Sean Kilpatrick/Gtres (izquierda), AP/Gtres (derecha)

25 / 41

Svalbard, Noruega

Foto: Wild Wonders

26 / 41

Bahía de Hudson, Canadá

Foto: Flip Nicklin

27 / 41

Vida y muerte

Fotografía ganadora en la categoría: Medio ambiente

Los restos de este oso polar han sido descubiertos en una de las islas del norte de Svalbard. No sabemos con certeza si el oso murió de hambre o envejecimiento, pero lo más probable si vemos el buen estado de los dientes es que muriera por la primera razón. Por desgracia hoy en día el motivo de encontrar estos restos se deben al gran impacto del calentamiento global y la fusión del hielo en las poblaciones de osos polares.

Foto: Vadim Balakin

28 / 41

Osos polares

29 / 41

Osos polares en un zoo

30 / 41

Arctic landscape

Algún lugar del Atlántico Norte.

Premio Carolyn Mitchum, segundo clasificado.

Foto: Dmitry-Arkhipov / Epson International Pano Awards 2016

31 / 41

Starving ("Muerto de hambre")

Primer premio en la categoría "Denuncia ecológica".

Un famélico oso polar (Ursus maritimus) en la isla de Karl XII. Cuando el hielo se derrite en verano, los osos polares quedan varados en las islas del Norte de Svalbard. Aquí no pueden acceder a ninguna fuente de alimento, por lo que tienen que sobrevivir con las reservas de grasa hasta el invierno, cuando el hielo marino comienza a formarse de nuevo. Desde que la temporada de hielo se hace más corta debido al cambio climático, muchos osos polares mueren de hambre antes de que el mar comience a congelarse de nuevo (lo que les permite cazar focas en el hielo).

Foto: Marco Gaiotti / MontPhoto

32 / 41

Osos polares, Zoo y Acuario de Columbus, Powell, Ohio

Las gemelas Aurora y Anana tienen espacio suficiente para efectuar piruetas en la exposición Polar Frontier, que muestra al espectador cómo afecta el deshielo a los osos polares en estado salvaje.

Ursus maritimus

Estado de conservación: vulnerable

http://photoark.com

Foto: Joel Sartore

33 / 41

Isla Wrangel

Una osa polar y sus dos cachorros buscan alguna presa. De la isla Wrangel se ha dicho que es la sala de maternidad mundial del oso polar. Hay años en los que cientos de osas pasan aquí todo el invierno con sus crías.

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

34 / 41

Isla Wrangel

 Durante la mayor parte del año los osos polares no suelen agruparse. Pero en verano, en la costa rocosa de esta colonia de aves marinas, comparten el festín con una facilidad sorprendente.

Gorshkov-photo.com

 

Foto: Sergey Gorshkov

35 / 41

Isla Wrangel

El deshielo estival proporciona abundante comida a los osos de la isla Wrangel, como esta morsa arrastrada por las olas hasta la playa. A pesar de los nuevos peligros inducidos por el cambio climático, los osos siguen «dominando esta soledad de hielo», como dijo John Muir.

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

36 / 41

Acechando a dos oseznos

El fotógrafo Florian Schulz vio cómo un macho de las Svalbard (al fondo) acechaba a una hembra con dos oseznos. 

Florian Schulz

37 / 41

Siempre atentas

Los machos pueden comerse a las crías, por lo que las madres están siempre vigilantes. 

Jenny E. Ross

38 / 41

Ataque a un charrán ártico

Un oso famélico ignora el ataque de un charrán ártico mientras busca huevos en la costa de la bahía de Hudson. El verano obliga a los osos a quedarse en tierra, donde el biólogo Ian Stirling ha visto una relación entre la reducción del hielo marino, la delgadez de los osos y las camadas más pequeñas.

Florian Schulz

39 / 41

Osamenta de ballena

En tierra, un macho olfatea una osamenta de ballena. Las reservas de grasa que acumulan los osos cazando focas anilladas y barbudas, y a veces morsas, tienen que durarles todo el verano.

Florian Schulz

40 / 41

Amamantando a sus crías

Una osa amamanta a sus crías sobre el hielo marino de finales de julio, frente a las costas de las Svalbard. 

Florian Schulz

41 / 41

Flotando a la deriva

En verano, un oso polar sobre una placa de hielo flota a la deriva en el archipiélago noruego de las Svalbard. El hielo marino es un hábitat fundamental para el gran depredador del Ártico, pero a causa del aumento de las temperaturas, cada vez son más largos los períodos sin hielo.

Florian Schulz